Siglo Nuevo

Opinión

Navidad prohibida

No solo eliminó la celebración, sino que estableció por ley que el 25 de diciembre tenía que ser una fecha laborable.

Navidad prohibida

Navidad prohibida

SERGIO SARMIENTO

¿Sabía usted que la Navidad fue prohibida en Inglaterra y sus territorios de ultramar en 1647? En ese año el Parlamento, bajo el control de Oliver Cromwell y los puritanos, un grupo religioso protestante, tomó el control político del país e incluso ejecutó al rey Carlos I. Una de sus medidas fue prohibir la Navidad. No sólo eliminó la celebración, sino que estableció por ley que el 25 de diciembre tenía que ser una fecha laborable. También prohibió beber o comer en exceso en esa fecha bajo pena de cárcel.

Los puritanos consideraban que la Navidad no tenía ningún fundamento en las Sagradas Escrituras. Para ellos era una fiesta pagana, que procedía de las Saturnales y de las celebraciones del Sol Invicto que marcaban el solsticio de invierno en la Roma antigua. Afirmaban que la Navidad se había convertido en una conmemoración “papista” y cuestionaban la forma en que se celebraba, con fiestas y francachelas. Los puritanos sostenían que la única festividad religiosa debía ser la conmemoración de la muerte y resurrección de Jesús. Los festejos de la Navidad, sin embargo, se restablecieron en Inglaterra con la restauración monárquica de Carlos II, hijo de Carlos I, en 1660, dos años después de la muerte de Cromwell.

La población presionó mucho para la recuperación de la conmemoración. Si bien es cierto que la Navidad no es una fiesta original del cristianismo, se había convertido en una de las celebraciones más entrañables para el pueblo. Al contrario de la Semana Santa, que los fieles vivían con el dolor de la Pasión y un sentido de duelo por la muerte de Jesús, la Natividad había sido siempre alegre y tocada por un sentido familiar.

Varios países musulmanes también prohibieron los festejos de Navidad a lo largo de los siglos. En algunos aún persiste la prohibición formal, aunque no se toman medidas contra quienes la celebran de manera privada. También en los países comunistas hubo intentos por impedir las fiestas navideñas, pero las prohibiciones se desmoronaban por el deseo irrefrenable de la gente de festejar la fecha.

Los cristianos originales no celebraban la Navidad, pero no porque hubiera alguna prohibición. Ni los Evangelios ni ninguna otra fuente original señalaban la fecha del nacimiento de Jesús. Por otra parte, muchos cristianos consideraban que celebrar el nacimiento de una persona, como hacían los romanos con los cumpleaños, no era adecuado para la nueva religión. Registraban y celebraban la muerte de Jesús, y de los santos o de los beatos, por considerar que con el fallecimiento se lograba el verdadero acercamiento a Dios.

Los cristianos empezaron después a celebrar la Navidad el 6 de enero, fecha que aún mantienen los ortodoxos, pero entre el año 325 y el 353, el papa Julio I fijó la “solemnidad” el 25 de diciembre, con el claro intento de hacerla coincidir con la fiesta pagana del Sol Invicto. El papa León Magno decretó en 440 una conmemoración formal en la misma fecha. En 529 el emperador Justiniano declaró la Navidad una celebración oficial del Imperio Romano.

Hoy a nadie se le ocurriría prohibir la Navidad, aunque una directiva de la Unión Europea en 2022 pedía a los funcionarios no ofrecer felicitaciones de Navidad, sino deseos de “Felices fiestas”. La idea era no incomodar a quienes no fuesen cristianos. La directiva, sin embargo, generó un alud de críticas y finalmente fue retirada. No es la primera vez que la gente se opone a que los gobernantes borren la Navidad. 

Leer más de Siglo Nuevo / Siglo plus

Escrito en: Sergio Sarmiento protestantes prohibición de la Navidad Navidad musulmanes cristianos cristianismo celebración

Noticias relacionadas

Siglo Plus

+ Más leídas de Siglo Nuevo

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

Videos más vistos semana

Navidad prohibida

Clasificados

ID: 2263467

YouTube Facebook Twitter Instagram TikTok

elsiglo.mx