Siglo Nuevo

Nuestro Mundo

Las locuras del amor

No se ama a una persona porque sea atractiva o porque posea dones y características superiores. Se le ama simplemente por ser ella.

Las locuras del amor

Las locuras del amor

ANTONIO ÁLVAREZ MESTA

A pesar de su mente portentosa y de su lucidez sin par, Sor Juana Inés de la Cruz tuvo que reconocer que el amor la dejaba perpleja y sintiéndose impotente para explicar sus locos efectos: “Este amoroso tormento que en mi corazón se ve, sé que lo siento y no sé la causa porque lo siento”. Reconociendo la impotencia que experimentaba ante los efectos del amor, escribió:Yo no puedo tenerte ni dejarte, ni sé por qué, al dejarte o al tenerte, se encuentra un no sé qué para quererte y muchos si sé qué para olvidarte”.

De los delirantes efectos del amor dio cuenta así Félix Lope de Vega: “Creer que un cielo en un infierno cabe, dar la vida y el alma a un desengaño, esto es amor; quien lo probó, lo sabe”.

Fue Francisco de Quevedo y Villegas quien mejor ha descrito la naturaleza extravagante del amor, pues él enseña que el amor es hielo abrasador, es fuego helado, es herida que duele y no se siente, es un soñado bien, un mal presente, es un breve descanso muy cansado”. No vacila al afirmar que el amor “es un descuido que nos da cuidado, un cobarde con nombre de valiente, un andar solitario entre la gente, un amar solamente ser amado”. Otros grandes poetas también abordaron las sublimes contradicciones del amor. San Juan de la Cruz presenta al amor como “un cauterio suave y una regalada llaga que a vida eterna sabe”, mientras que para Joaquín Dicenta el amor es “purgatorio de goces y cielo de martirio”. Ésa es la gran paradoja del amor, pues a la vez que nos brinda la dicha más alta, nos hace conocer el sufrimiento más intenso. Amar implica exponerse tanto a lo negativo como a lo positivo, pero esa riesgosa apertura transforma la vida y permite una toma de conciencia que ni siquiera imaginábamos. La persona amada se convierte en el centro de nuestro universo y se torna imposible “hallar fuera del bien centro o reposo” como bien dijera Lope de Vega.

El amor es poderoso, tanto que puede cambiar al mundo. Octavio Paz en su poema “Piedra de Sol” aseveró: “…si dos se besan el mundo cambia, encarnan los deseos, el pensamiento encarna, brotan las alas en las espaldas del esclavo, el mundo es real y tangible, el vino es vino, el pan vuelve a saber, el agua es agua, amar es combatir, es abrir puertas, dejar de ser fantasma con un número a perpetua cadena condenado por un amo sin rostro; el mundo cambia si dos se miran y se reconocen”.

Si el amor puede cambiar al mundo de los amantes, modifica asimismo la fisiología de estos. El doctor Robert Winston del Instituto Smithsoniano asevera que durante el enamoramiento se incrementan los niveles de dopamina, serotonina y epinefrina, sustancias que estimulan el centro cerebral del placer, provocando intensas reacciones emotivas que alteran el ritmo cardiaco, los patrones de alimentación y los ciclos de vigilia y sueño. Winston advierte que en parejas que llevan más tiempo de relación, y que continúan queriéndose, las sustancias que aumentan de manera considerable son la oxitocina y la vasopresina. Por su parte, un equipo de la Universidad de Pavía, encabezado por Emanuele Pollit, descubrió que en todos los enamorados aumenta de manera significativa la molécula proteínica NGF (factor de crecimiento neuronal) que resulta indispensable para el desarrollo y mantenimiento de las neuronas.

Aunque el amor incluya atracción física y reconocimiento de cualidades, va mucho más allá del deseo o de la admiración. No se ama a una persona porque sea atractiva o porque posea dones y características superiores. Se le ama simplemente por ser ella. Rasgos inequívocos del amor genuino son anteponer el bienestar de la persona amada y sólo sentirse completos y vivos en su compañía. En suma, tuvo razón Quevedo al decir que el amor es “un andar solitario entre la gente”, pues el lugar de la persona amada nadie más lo puede ocupar y sin ella nos sentiremos solos en medio de multitudes.

Leer más de Siglo Nuevo

Escrito en: Amor locura

Noticias relacionadas

Siglo Plus

+ Más leídas de Siglo Nuevo

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

Videos más vistos semana

Las locuras del amor

Clasificados

ID: 2284144

YouTube Facebook Twitter Instagram TikTok

elsiglo.mx