Cultura Día Internacional de la Mujer Exposiciones Premio Pritzker

Literatura

Juan Fernando Covarrubias, la ciudad como protagonista literaria

Juan Fernando retrata en su libro de cuentos la vida de los habitantes de Guadalajara, ciudad donde uno puede 'encontrarse a lo mejor y lo peor del mundo'

El escritor Juan Fernando Covarrubias. (CORTESÍA)

El escritor Juan Fernando Covarrubias. (CORTESÍA)

SAÚL RODRÍGUEZ

La zona metropolitana de Guadalajara es una urbe que concentra a más de 5.2 millones de personas. Cada uno de esos seres humanos carga una historia a cuestas, pero la ciudad también es un personaje en sí misma. Esa es la visión que el escritor Juan Fernando Covarrubias ha plasmado en su nuevo libro de cuentos ‘Loco por destruir’ (UANL, 2024), que recién presentó en la Feria Universitaria del Libro UANLeer, celebrada durante este mes en Monterrey.

La capital jalisciense se encuentra entre las seis ciudades de México donde sus habitantes perciben mayor inseguridad, según información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). No obstante, desde 2010 la población en Guadalajara creció 16.5 por ciento y hoy se ha convertido en un importante bastión de empresas tecnológicas, startups y centros de innovación, siendo conocida como “la Silicon Valley de México”.

“Este libro de relatos está enmarcado en Guadalajara. Todas las historias de este libro pasan ahí. En algún momento, en alguna reconfiguración de algunas partes de Guadalajara, hay un barrio muy céntrico que se llama San Juan de Dios. Es uno de los barrios más antiguos de la ciudad. Y en el cuento hay una propuesta de reconfigurarlo e incluso llamarlo de otra manera: el nuevo Bronx. Se decía que al caminar por Nueva York uno podría encontrarse a lo mejor y lo peor del mundo. Trasladé ese Bronx a Guadalajara porque pasa lo mismo”.

El cuento también es un territorio. El autor ha encontrado en él un modo de decir cosas que de otro modo no podría expresarlas. También ha explorado el ensayo, pero en este caso sólo podía desarrollar su narrativa por medio del relato donde la ciudad cobra vida, para lograr ese debate que sólo es capaz de hacer la literatura al conversar con la realidad y la ficción.

“La ciudad, de alguna manera, moldea a las personas que la habitan. Al recorrer sus lugares, a interactuar con los personajes que se mueven en la ciudad, al denominarlos incluso parte importante, ya llevan una carga que la ciudad les transmite. Se tienen que mover y comportarse en cierto sentido, comportarse de una manera. Yo creo que la ciudad tiene una carga importante en el devenir de los personajes de este libro”.

Un total de 16 relatos componen a ‘Loco por destruir’. En ellos se muestra la calidez de la gente, pero también el otro rostro de la ciudad invadido por el hampa. Los personajes transitan en la rutina tapatía, suben al tren ligero, caminan por el mercado de San Juan de Dios, comen en puestos callejeros. Destaca la presencia de Lino Waleski, en lo que parece ser un alter ego del autor.

“Estos entornos me interesan porque hay mucha autenticidad en las personas que los habitan, pero también hay una lucha encarnizada por la vida. Muchos de ellos no entienden la vida más que a través de un ejercicio de violencia, de transgredir la ley. Además son cinturones de pobreza, donde quizá la única manera que ven para trascender sea iniciarse por medio del robo o una apropiación de cosas”.

Juan Fernando Covarrubias está interesado en el fenómeno de estas manifestaciones, donde la conducta de las personas puede ser moldeada hasta niveles espeluznantes. El peligro es un ritmo latente entre sus palabras. Su libro es una especie de ciudad y cada capítulo puede ser observado como una de sus manzanas.

“Claro, puede tener esa lectura. De hecho me gusta esa lectura que haces. Todo conforma una especie de conglomerado, donde cada uno de los cuentos forma una parte importante del engranaje de esta ciudad que es Guadalajara”.

Cabe señalar que Guadalajara jamás es mencionada textualmente en la publicación. El autor otorga referencias, señales y símbolos, pero se reserva el nombre de la urbe. La realidad le agrada como punto de partida para contar sus historias.

Una de las cosas que más me gustan del narrador argentino Ricardo Piglia es que la realidad contamina a la literatura, que muchos cuentos y novelas pueden tener su origen y pueden partir de la realidad, peor al momento de descubrirlos se vuelven ficción”.

Leer más de Cultura

Escrito en: Literatura Juan Fernando Covarrubias

Noticias relacionadas

Siglo Plus

+ Más leídas de Cultura

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

Videos más vistos semana

El escritor Juan Fernando Covarrubias. (CORTESÍA)

Clasificados

ID: 2284398

YouTube Facebook Twitter Instagram TikTok

elsiglo.mx