Columnas la Laguna

Armando Fuentes Aguirre (Catón)

Mirador

HISTORIAS DE LA CREACIÓN DEL MUNDO

ARMANDO FUENTES AGUIRRE (CATÓN)

El Dios del Antiguo Testamento era una divinidad cruel, a la manera de los dioses de las primeras teogonías. Hacía caer sobre los hombres castigos espantosos; les enviaba terribles plagas; les quemaba sus ciudades; les asolaba sus cultivos con largas sequías o nubes de langostas; convertía en sangra el agua de sus ríos; mandaba a un ángel a matarles a sus hijos, o les pedía que ellos mismos los degollaran. La torre de Babel, el diluvio universal, la destrucción de Sodoma y Gomorra no son sino algunos ejemplos de esa ferocidad.

El Dios del Nuevo Testamento, en cambio, es amoroso. Su doctrina es de misericordia, de paz y de perdón.

Eso se explica.

El Dios del Antiguo Testamento no tuvo madre.

El del Nuevo Testamento sí.

Leer más de Columnas la Laguna

Escrito en: Armando Fuentes Aguirre (Catón)

Comentar esta noticia -

Noticias relacionadas

Siglo Plus

+ Más leídas de Columnas la Laguna

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

Videos más vistos semana

Clasificados

ID: 2170347

YouTube Facebook Twitter Instagram TikTok

elsiglo.mx