EDITORIAL

Yo Río Libre

Oaxaca: Proyectos energéticos violan derechos de los pueblos

JULIO CÉSAR RAMÍREZ

El 22 de marzo, Día Mundial del Agua, el Consejo de Pueblos Unidos por la Defensa del Río Verde (Copudever), Servicios para una Educación Alternativa A.C. (EDUCA), el Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (MAPDER) y la Caravana Mesoamericana del Agua, presentaron en Oaxaca capital el "Segundo Informe Río Verde. Violaciones a los derechos de los pueblos en el marco de proyectos energéticos", que identifica cuando menos 11 derechos violados o que estarían en proceso de vulneración en las etapas de planeación, construcción y operación de los proyectos de las presas hidroeléctricas "Paso de la Reina", de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y "Río Verde", de la empresa Generación Enersi S.A. de C.V., frenados por el rechazo de los pueblos y de los que piden al Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, firme la cancelación definitiva.

El río Verde, con una de las cuencas más extensas de Oaxaca, recoge las aguas de los valles centrales, la sierra sur y la costa. Además de sustentar una variada biodiversidad, que incluye especies pesqueras, sus aguas son usadas para consumo humano y para cultivar café y otros productos.

Desde 1961 la CFE viene realizando estudios para explotar su potencial hidroeléctrico. Resultado de estos trabajos es el proyecto denominado "Paso de la Reina".

De realizarse este proyecto, que consiste en la construcción de una presa de gran magnitud, se afectaría gravemente a más de 40 comunidades costeñas, 17 mil afectados directos y 97 mil indirectos de los pueblos indígenas chatinos y mixtecos, así como pueblos afro-oaxaqueños y mestizos.

Frente a esta amenaza, las comunidades se han organizado desde el 2007 en el Consejo de Pueblos Unidos por la Defensa del Río Verde, Copudever, cuyo objetivo es la defensa del territorio y de sus bienes comunes.

El proyecto se encuentra detenido en proceso de estudios de factibilidad desde el 2006, pero latente.

Sin embargo, con la entrada de empresas privadas a la generación de energía se dio a conocer un nuevo proyecto hidroeléctrico, el "Río Verde" de la empresa Generación Enersi S.A. de C.V., sobre el mismo río.

La Manifestación de Impacto Ambiental del proyecto Río Verde ha sido presentada en dos ocasiones ante Semarnat; la primera el 20 de junio del 2019, rechazada su aprobación el 29 de noviembre del mismo año, y la segunda el 27 de febrero del 2020.

El informe de 119 páginas dado a conocer el 22 de marzo en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca, hace un recuento de casi 15 años de conflicto socio-ambiental y enlista 11 derechos violentados o en proceso de vulneración con estos proyectos energéticos: Derecho a la libre determinación, derecho a la tierra y el territorio, derecho a la información y participación, derecho al consentimiento libre e informado, derecho al agua y al saneamiento, derecho al desarrollo, derecho a un ambiente sano, derecho a la alimentación, derecho a la salud, derecho a la vivienda y derecho al trabajo.

Sobre la lista, el documento confirma que existe aún en México un patrón de violación de derechos por la implementación de proyectos de desarrollo e infraestructura, en específico por proyectos hidroeléctricos, además de que la violación de derechos humanos se profundiza en un contexto de impunidad, violencia y de simulación jurídica.

El informe comprueba que la empresa Generación Enersi S.A. de C.V., ha tenido el mismo esquema de trabajo de la CFE, en el sentido de que ha vertido información falsa en la Manifestación de Impacto Ambiental.

Estamos evidentemente ante una asimetría en la relación empresa-Estado-pueblos y comunidades, dejando a estos últimos sin mecanismo de defensa de sus derechos y donde el Estado mexicano abandona progresivamente la responsabilidad de protección de esos derechos, subraya el informe.

El Segundo Informe Río Verde -disponible en www. educaoaxaca.org- fue comentado por Francisco López Bárcenas, investigador y asesor de comunidades indígenas; Ignacio Decerega, historiador y director de Cuadrante Films; Eloy Cruz Gregorio, integrante del Copudever; y Ana María García, de EDUCA.

El tener sistematizada la violación de derechos en la primera etapa del proyecto Paso de la Reina ayudó al Copudever a interponer y ganar un amparo -dijo Angélica Castro, de EDUCA. "El río Verde está amparado; no puede construirse en él ningún tipo de proyecto hidroeléctrico o ningún tipo de proyecto extractivo".

Ahora es un río de resistencia, dijo López Bárcenas. "Hay que construir muchísimos ríos de resistencia. Hay que hacer como hace la naturaleza con los ríos: pequeños hilitos de agua que se van juntando con otros pequeños hilitos de agua, y cuando vemos ya es un río grande, y cuando vemos ya llegó al mar. Eso hagamos. Hagamos de este movimiento un gran mar que sea capaz de detener estas afectaciones a los ríos. Porque creo que de esa manera nos estaremos salvando a nosotros mismos".

@kardenche

Escrito en: Yo Río Libre editoriales editorial Yo Río Libre Editorial Julio César Ramírez derecho, derechos, proyecto, pueblos

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de EDITORIAL

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas