Nosotros

Salud

La importancia del desayuno en el día

Es bueno cenar temprano para aumentar el periodo de ayuno.

(ESPECIAL)

(ESPECIAL)

EL SIGLO DE TORREÓN.-

Mientras que para algunos profesionales de la salud practicar ayuno puede ser una estrategia útil en personas con complicaciones cardiometabólicas como dislipidemias, resistencia a la insulina o prediabetes, para otros, el desayuno es la comida más importante del día. El exceso de "opiniones" en el tema puede generarnos confusión, ¿debemos o no desayunar, qué dice la ciencia?

AYUNAR NO NECESARIAMENTE SIGNIFICA DEJAR DE COMER

Existe mucha confusión entre "ayunar" y reducir la ventana de tiempo de alimentación. Los expertos recomiendan consumir los alimentos durante las primeras horas del día, justo como las abuelas nos decían: "Desayuna como rey, come como príncipe y cena como mendigo". Por tanto, la recomendación para lograr mejoras metabólicas y digestivas sería cenar más temprano de lo acostumbrado y no necesariamente pasar toda la mañana sin comer.

El ayuno intermitente refiere la abstinencia total o parcial de alimentos entre 12 y 48 horas, mientras que el ayuno prolongado refiere más de dos días sin comer. Este último tiene evidencia limitada y puede perjudicar la salud por lo que no es recomendado.

Desayunar está asociado en diversos estudios con buenos hábitos de alimentación, mayor control del apetito y la saciedad, así como con una mejor composición corporal a largo plazo.

Brincarse el desayuno sin una planeación nutricional adecuada no es una estrategia eficaz para la pérdida de peso en la mayoría de las personas.

El ayuno intermitente por sí solo no favorece la pérdida de peso. Para ello, es necesario disminuir la cantidad de calorías y cuidar la calidad de los alimentos que incluimos en la dieta.

CONSEJOS

Cenar más temprano para lograr un ayuno de entre 12 y 16 horas. Reducir el tamaño de las porciones. Evitar el consumo de alimentos ultraprocesados. Disminuir el consumo de azúcares añadidos y jugos. Consumir 30 distintos alimentos vegetales por semana (verduras, frutas, leguminosas, semillas, cereales de grano entero). Incluir alimentos fermentados. Realizar actividad física constante, es decir, evitar estar sentado por más de dos horas consecutivas. Realizar ejercicios de fuerza.

LOS MEJORES ALIMENTOS PARA INCLUIR EN EL DESAYUNO:

Verduras y frutas de temporada. Proteínas vegetales: frijoles, soya, habas, chícharos. Proteínas animales: huevo, yogur, kéfir, jocoque, quesos bajos en grasa y pescado. Grasas saludables: semillas en general, nueces, almendras, cacahuates, pepitas, aguacate, aceite de oliva. Cereales y tubérculos: avena, tortilla de maíz, tostadas horneadas, amaranto, quinoa, pan de granos enteros, camote y papa.

Escrito en: nosotros desayuno alimentos, ayuno, desayuno, pérdida

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Nosotros

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

(ESPECIAL)