EDITORIAL

Yo Río Libre

Exigen desmantelamiento total de la fábrica de cianuro Chemours en La Laguna

JULIO CÉSAR RAMÍREZ

Horas antes de la jornada electoral del 5 de junio en Gómez Palacio, Durango, se detuvo el desmantelamiento de la fábrica de cianuro Chemours Company, proveedora de la minería a cielo abierto, propiedad de la corporación checa Draslovka Holding en La Laguna, centro norte de México. Al pie de la Sierra del Sarnoso, inmediaciones de Dinamita, Pueblo Nuevo El Siete, Las Américas y veinte comunidades más, la empresa encargada del desarme reportaba un avance de poco más de 85 tráileres extrayendo equipo, estructuras y material pesado a partir del 4 de abril. No obstante, a punto de la fecha de votación, todo se paralizó. Pobladores que resisten afuera del predio informaron el 3 de junio que la multinacional no autorizó el desmantelamiento de la torre principal. Así que el día 6 amaneció con las puertas clausuradas de nuevo, por decisión colectiva, y con habitantes de la zona exigiendo, como hasta ahora, el desmantelamiento total.

The Chemours perdió prácticamente todos los juicios legales en México. Finalmente, se consolidó el fallo del Tribunal Federal de Justicia Administrativa que declaró nulo el proyecto de fábrica de cianuro en La Laguna.

Corre el rumor en esta comarca de que la Chemours buscaría, aun así, instalarse nuevamente, a contrapelo de la ley, aprovechando los cambios de gobierno PRI-AN que se anuncian aquí para septiembre.

-Mientras nosotros permanezcamos afuera [en los campamentos de resistencia], no vamos a permitir de vuelta el acceso de esos equipos para adentro de la planta -declara Nino Ochoa, poblador de Dinamita e integrante del Frente Unido de Pueblos de La Laguna en Defensa de la Vida, el Territorio y el Agua.

Por separado, habitantes de Pueblo Nuevo El Siete y trabajadores reportan que personal de la empresa sigue entrando al predio clausurado y que el equipo, estructuras y material producto del desmantelamiento, no ha salido de México, ni de La Laguna, sino que es "resguardado" en predios de Torreón, Coahuila.

El caso transcurre en opacidad.

La nueva situación se definió el 3 de junio, cuando pobladores en campamento reunidos con el encargado del desmantelamiento, supieron que Chemours-Draslovka no autorizó el desarme de la torre principal.

La torre principal se convirtió desde diciembre del 2021 en objetivo fundamental de la resistencia comunitaria a la fábrica de cianuro. Sabe que ahí radicaría el corazón del proyecto, enorme estructura vertical de acero donde se montarían todos los equipos cardinales para la producción de cianuro de sodio: vasos, filtros, vaporizadores, compresores, etc.

El 14 de diciembre del 2021, The Chemours Company informó que la empresa checa Draslovka compró por 520 millones de dólares su división de Soluciones Mineras, puntal del proyecto de fábrica de cianuro en La Laguna, y que sus equipos serían reubicados de esta comarca.

En un comunicado dijo: "Draslovka realizó un análisis detallado de su cartera de activos para evaluar las formas más eficientes de integrar los activos de Soluciones Mineras con su cadena de suministro y el negocio de cianuro de sodio que mantiene alrededor del mundo. Tras considerar la inversión pendiente y la incertidumbre procesal que hacen que la producción del proyecto en La Laguna sea poco probable en el corto plazo, la empresa ha tomado la decisión estratégica de reubicar los equipos instalados actualmente en el sitio del proyecto en Gómez Palacio".

Dos días después, 17 de diciembre, el gobierno de Durango confirmó, en el marco de primeras conversaciones con el Frente Unido de Pueblos de La Laguna en Defensa de la Vida, el Territorio y el Agua: "La empresa Chemours será desmantelada; no se instalará en Dinamita ni en ninguna parte de México".

Entonces, la resistencia accedió a facilitar el desmantelamiento; pero sufrió el incumplimiento de funcionarios.

Fue hasta el 4 de abril de este año que empezó a ver los primeros tres tráileres a la semana durante tres semanas, extrayendo equipo, estructuras y material pesado; y el 29 de ese mes llevaban 14.

El 12 de mayo eran 32 tráileres sacando equipo pesado de la fábrica de cianuro.

Así, el 1 de junio se contabilizaron 85 camiones. Al día siguiente, el encargado del desmantelamiento volaría a la Ciudad de México, a una entrevista con Claudia Márquez, gerente de Chemours-Draslovka; le llevaría fotos y videos del avance, para decidir el siguiente paso: el desarme de la torre principal.

El día 3, horas antes de la jornada electoral del 5 de junio, en reunión con representantes de la resistencia, el encargado del desmantelamiento informó que la empresa no autorizó el desmantelamiento de la torre principal. Todo se paralizó.

El 6 de junio amaneció con las puertas cerradas nuevamente por la resistencia y con la exigencia elevada hasta el día de hoy: Desmantelamiento total de la fábrica de cianuro Chemours-Draslovka en La Laguna.

Este conflicto socio-ambiental cumplió 5 años el 1 de julio.

@kardenche

Escrito en: Yo Río Libre editoriales editorial Yo Río Libre Editorial Julio César Ramírez fábrica, desmantelamiento, cianuro, empresa

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de EDITORIAL

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas