EDITORIAL

Yo Río Libre

Cómo va el desmantelamiento de la fábrica de cianuro Chemours en La Laguna

JULIO CÉSAR RAMÍREZ

El 26 de julio, un equipo de técnicos estadounidenses contratado por la multinacional Draslovka Holding, propietaria de lo que fue Soluciones Mineras de The Chemours Company, llegó al predio donde se construía la fábrica de cianuro en La Laguna, centro norte de México, para determinar la realización de un estudio experto que indicará la ruta a seguir en el desmantelamiento de la torre principal de la planta que, según el plan inicial del 2017, frenado por pobladores, produciría 65,000 toneladas de cianuro de sodio para la minería a cielo abierto. Eso fue durante la mañana, con la presencia de dos integrantes de la resistencia comunitaria y funcionarios de gobierno. En otro ángulo de esta lucha, en horas de la tarde-noche, habitantes de Dinamita, misma zona de Durango, norte de Gómez Palacio, pusieron ultimátum a un ganadero invasor para que a más tardar el 1 de agosto desmantele la cerca que impuso en el área natural protegida Sierra del Sarnoso-territorio del pueblo.

Esa mañana, los técnicos estadounidenses acudieron encabezados por los empleados de Chemours-Draslovka Julio Reyes Sáenz, Guillermo García Hernández y Uwe Fisher.

Por el gobierno estatal de Durango asistió Oswaldo Santibáñez. Por el municipal de Gómez Palacio, Francisco Sida y Raúl Albarrán.

La resistencia estuvo representada por Nino Ochoa y Álvaro Ortiz.

El equipo técnico tiene plazo de un mes, acordado con la resistencia, para dar pruebas del inicio del desmantelamiento de la torre principal.

Dicho lapso de tiempo inició hace ya varios días.

Esta segunda fase de desmantelamiento comenzó luego de un mes, todo junio, en que las obras estuvieron detenidas.

El 3 de junio, como se recordará, todo se detuvo cuando el constructor encargado, Mario Munguía, de Grupo Murech, informó a la resistencia que la multinacional no autorizó el desmantelamiento de la torre principal.

Llevaban contabilizados, hasta esa fecha y a partir del 4 de abril, 89 tráileres sacando equipo pesado, materiales y estructuras de lo que se frustró como fábrica de cianuro.

La resistencia determinó entonces volver a clausurar las puertas del predio -situación que se mantuvo en junio- en exigencia de desmantelamiento total, hasta que reiniciaron los contactos con los gobiernos y la multinacional.

Habitantes de la zona cumplieron dos años en campamento afuera del predio el pasado 23 de julio; inmediación de 22 comunidades al norte de Gómez Palacio, al pie de la Sierra del Sarnoso.

Una minuta firmada por representantes de la empresa, gobiernos y resistencia, fija los compromisos, bitácora, procedimientos y tiempos del desmantelamiento.

Como antecedente, la primera fase comenzó el 14 de diciembre del 2021 cuando Chemours Company informó que la empresa checa Draslovka Holding compró por 520 millones de dólares su división de Soluciones Mineras, soporte del proyecto de fábrica de cianuro que construía en La Laguna, y que sus equipos serían reubicados de esta comarca.

En un comunicado, la multinacional dijo: "Draslovka realizó un análisis detallado de su cartera de activos para evaluar las formas más eficientes de integrar los activos de Soluciones Mineras con su cadena de suministro y el negocio de cianuro de sodio que mantiene alrededor del mundo. Tras considerar la inversión pendiente y la incertidumbre procesal que hacen que la producción del proyecto en La Laguna sea poco probable en el corto plazo, la empresa ha tomado la decisión estratégica de reubicar los equipos instalados actualmente en el sitio del proyecto en Gómez Palacio".

El 17 de diciembre, en el marco de primeras conversaciones con el Frente Unido de Pueblos de La Laguna en Defensa de la Vida, el Territorio y el Agua, el gobierno de Durango confirmó: "La empresa Chemours será desmantelada, no se instalará en Dinamita ni en ninguna parte de México".

La resistencia accedió entonces a facilitar el desmantelamiento, pero sufrió el incumplimiento de funcionarios.

Hasta el 4 de abril empezó a ver los primeros tráileres extrayendo equipos pesados, estructuras y materiales. El 3 de junio contabilizaban 89 tráileres, cuando todo se detuvo.

Ahora, el estudio del equipo de técnicos estadounidenses determinará la ruta a seguir en el desmantelamiento de la torre principal.

La torre principal fue identificada por la resistencia como objetivo principal del desmantelamiento desde el 17 de diciembre, ya que en ella radicaría el corazón del proyecto, consistente en una estructura vertical de acero, enorme, donde se montaban los equipos cardinales para la producción de 65,000 toneladas de cianuro por año: vasos, filtros, vaporizadores, compresores, etc.

Es la fase que sigue.

De culminarse el desmantelamiento, sería la tercera vez que este proyecto sale de regiones mexicanas, luego que en 2016 fue rechazado en Salamanca y en 2017 en San Luis de la Paz, Guanajuato.

En 2022 está en proceso de desmantelamiento en La Laguna.

Pero falta lo que falta.

@kardenche

Escrito en: Yo Río Libre Julio César Ramírez Editorial Julio César Ramírez desmantelamiento, cianuro, resistencia, torre

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de EDITORIAL

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas