Columnas la Laguna

PANORAMA

PANORAMA

Un libro que debe leerse

RAÚL MUÑOZ DE LEÓN 22 de enero de 2021

Que un personaje de la talla y categoría de Julio Bracho, se exprese en tales términos refiriéndose al libro “Herencia Viva de Lázaro Cárdenas. ¡Justicia al Instituto “18 de Marzo”, representa un aliciente para los autores de esta pieza literaria y para los duranguenses de La Laguna.

Para enriquecer el anecdotario, relato lo que sigue. En la pantalla del móvil aparece en modo de escultura una efigie humana y un libro a la altura de su cabeza, con la siguiente leyenda: “El gran cineasta Julio Bracho, nacido en Durango, recomienda el Libro “Justicia al Instituto “18 de Marzo”. Herencia viva de Lázaro Cárdenas”- Lo compró en la red librería Ochoa y se puso a leerlo en Las alamedas. Julio es hermano de Andrea Palma y papá de Diana Bracho. Un libro que deben leer los gomezpalatinos radicados en Durango; sus hijos y sus nietos. Un bello libro”. 

Por nada caigo en la trampa y me voy en la finta. Pero Lupita, mi esposa, que está conmigo revisando el WhatsApp compartido, me alerta. Hacemos reflexiones, y le digo: “Si es hermano de Andrea Palma, el señor, si vive, debe tener más de 90 años, porque la actriz duranguense es de la época de Dolores del Río, María Félix y Elsa Aguirre, entre otras”. Lupita consulta en internet y me dice “Julio Bracho murió en 1978”; ¿entonces, como pudo comprar el libro, leerlo, y así recomendarlo?”

Todo es un truco muy bien montado que hace creer que en realidad se trata del famoso personaje. Es el ingenio de Enrique Torres Cabral el que nos hace caer en la duda y confusión. Pero siguiendo su tónica aceptemos que es real; así visto, cabe el siguiente comentario:

Productor, director y guionista del cine mexicano y la televisión, Julio Bracho recomienda además que “el Libro debe ser leído por los gomezpalatinos; cerrando su comentario crítico con la frase: “Es un bello libro”. 

Originario de la Ciudad de Durango, el cineasta; tan pronto tuvo en sus manos el Libro, se sentó en una de las bancas del paseo Las Alamedas para leerlo, y terminada su lectura, quedó satisfecho con el tema que trata y su contenido, según lo aprecia José Enrique Torres Cabral, abogado, poeta y orador distinguido.

El Libro es el resultado de un esfuerzo colectivo de más de 30 exalumnos, distinguidos laguneros pertenecientes a varias y diversas generaciones del Instituto, de los cuales once son exdirectores sobrevivientes que, a iniciativa de Jorge Torres Castillo, a quien Raúl Muñoz de León acompañó en la coordinación editorial de esta obra, además de la participación de otras personas invitadas, plasman en sus 470 páginas con un Memorial gráfico compuesto de 147 fotografías relativas a diferentes momentos históricos a lo largo de los 80 años de existencia del Instituto que cumplió el pasado mes de junio de 2020, y un documento suscrito por los mismos, dirigido al gobernador del Estado de Durango, José Rosas Aispuro Torres, en el que presentan de manera formal la petición de elevar el Instituto al rango de Universidad y exponen de modo claro y preciso la justificación de su propuesta. 

No se equivoca el cineasta duranguense al calificarlo de un bello libro que debe ser leído, porque contiene la relatoría de los eventos y circunstancias que le han atribuido al Instituto el adjetivo de glorioso y su legítima aspiración de convertirse en Universidad. En la reunión con los exdirectores, Aispuro Torres, simpatizó con el proyecto y contrajo públicamente el compromiso de hacerlo realidad. Así será. ¡Hay que leer el Libro!

Noticias relacionadas

TENDENCIA

+ LEÍDAS

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Columnas la Laguna

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES