Salud

Zarzamoras, potentes antioxidantes

EL UNIVERSAL 25 de noviembre de 2006

Las zarzamoras son especialmente ricas en vitamina C y betacarotenos que, una vez ingeridos se convierten en vitamina A.

MÉXICO, D.F.- Originarias de Europa, Asia y América, las zarzamoras se han utilizado desde hace más de 2 mil años como alimento y medicamento. Hoy en día son un suculento manjar.

Estados Unidos inició su cultivo de forma comercial en 1920; al cual en México se le dio poca importancia.

Sin embargo, en 1992 comenzó a llamar poderosamente la atención de los productores nacionales, al grado de que se registró un crecimiento de 390% de esa fecha a 1995.

En la actualidad, en el país es uno de los cultivos de consumo nacional más importantes, pero también de exportación.

Buena para la salud

Las zarzamoras son una fuente importante de vitamina E y C, es decir que son potentes antioxidantes; además, son buenas aliadas en el tratamiento y prevención de enfermedades circulatorias. Otro de sus principales componentes es la pectina, sustancia considerada como fibra soluble, la cual ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre.

Las hojas y los tallos jóvenes de las zarzamoras constituyen uno d elos mejores vulnerarios porque sirven para remediar las llagas y las heridas de la piel.

Entre los principales componentes vulnerarios de la zarza tenemos el ácido ascórbico, el ácido clorogénico y el ácido neo-clorogénico.

Por sus propiedades astringentes, las zarzamoras tienen además la capacidad de eliminar el exceso de líquidos en las heridas y ayudan a secarlas. Sus propiedades inflamatorias ayudan a dismiunuir la hncazón que se produce en muchas de las heridas.

Las moras contienen una cantidad muy elevada en fibra, que puede ser muy intersante en la prevención del estreñimiento y como ayuda para prevenir la obesidad. Comer este fruto ayudará a

aumentar el nivel de orina expulsado.


Las variedades que aquí se siembran son:

 Shawnee: Son de fruto grande (aproximadamente siete gramos cada una) y de excelente sabor para el consumo fresco.

 Cheyenne: Es de fruto firme y se caracteriza por su dulce sabor.

 Cherokee: De fruto firme y baja acidez. Es la más chica de las variedades, pues sólo pesa cinco gramos cada una.

Todas se pueden encontrar de octubre a mayo.

Cuáles comprar

Esta fruta es muy delicada, ya que su cáscara es sumamente delgada.

Por lo general, se venden en canastillas de plástico, por lo que antes de comprarlas se debe observar que no estén maltratadas y que su olor sea agradable.

Una vez que se adquirieron, es conveniente comerlas de inmediato, aunque se pueden conservar unos tres o cuatro días más en el refrigerador.

Al igual que las fresas, antes de consumirlas, se deben lavar y desinfectar.

Sabías que...

 En la antigüedad se usaban como elemento de ornato en los jardines.

Noticias relacionadas

TENDENCIA

+ LEÍDAS

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Salud

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES