¿Cómo nos quitamos el cordón umbilical?, El Siglo de Torreón
03 de agosto de 2021. notifications
menu desktop_windows
Columnas Social

¿Cómo nos quitamos el cordón umbilical?

Ensayo sobre la cultura

JOSÉ LUIS HERRERA ARCE
TORREÓN, COAHUILA, lunes 21 de junio 2021, actualizada 9:51 am


Enlace copiado

La independencia tiente antecedentes. La inmediata, es la ilustración y la revolución Francesa; antes, la independencia de los Estados Unidos y la de Haití. En el caso del último país, los negros esclavos fueron la clave en su realización. Comienzan a proliferar las ideas de igualdad y libertad para todo. Se proclaman las cartas de los derechos del ciudadano y del hombre.

Los reyes se vuelven absolutistas aunque algunos presumen de ilustrados. Pretenden modernizar a sus países con un control férreo que no comparten con nadie. Por eso la expulsión de los jesuitas que es una orden que se contrapone a su poder. Se cultiva el ideal libertario de los países coloniales que lucharán en contra de sus opresores.

Estados Unidos se deslinda de Inglaterra; Haití de Francia. Surge la imagen del líder o del héroe; el más notable: Napoleón que después desilusiona: pero en cierta manera es el imaginario que guía a los líderes de la independencia hispano americana. El caso de Brasil, es otro: Los reyes huyen de Portugal para establecerse en su colonia como capital de su imperio.

En México, hay varios intentos de independencia y el que prosperó fue enteramente desorganizado con dos visiones que nunca se pusieron de acuerdo: Allende, el Orden; Hidalgo, la pasión que se desborda y se convierte en asonada sin control, sin una idea precisa de lo que a fin de cuentas se busca. Los grandes errores: La matanza de la alhóndiga de granaditas y la indecisión de tomar la ciudad de México una vez que se hubo triunfado en el cerro de las cruces. La derrota de puente Calderón marcó el punto sin retorno, la huida y la aprensión en Acatita de Baján.

Morelos tiene más idea de lo que debería de ser la independencia. No se habla lo suficiente de los sentimientos de la nación. Es el soldado fiel y eso es precisamente su perdición. Tiene que proteger a Rayón que supuestamente es el heredero de Hidalgo y al congreso. Su terquedad, el querer tomar Acapulco, cueste lo que cueste,le hace perder posiciones. Es derrotado.

Después de Morelos queda Guerrero en el sur y Guadalupe Victoria en Veracruz. Contra ella se manda a Iturbide, apoyado por el plan de la profesa. Traiciona a los realistas, insta a Guerrero a unírsele, proclama el plan de iguala, diseña la bandera de las tres garantías. Se va a encontrar con el último Virrey, Juan O´Donojú que acaba de llegar de España y pacta la independencia, en los tratados de Córdoba. Nos quitamos a Fernando VII, el peor de los peores reyes españoles, de encima.

Después vino el circo del primer imperio siguiendo las huellas napoleónicas sin tener las capacidades del Corso. Si a uno lo mandaron a Santa Elena al otro lo derrocaron, y al intentar volver al país, lo fusilaron y comienza un largo viacrucis que enfrenta a mexicanos en contra de mexicanos, que serán manejados hábilmente por las logias, y la embajada de los Estados Unidos: Poinsett. (Las semejanzas con la realidad, ¿Serán coincidencia?)

Conservadores contra liberales, Yorkinos contra Escoses, fue lo que causó la inestabilidad política desde 1821 hasta 1857. Ninguno de los bandos tenía la fuerza suficiente para oponerse al otro. Las tierras del norte aún no estaban enteramente conquistadas y en realidad eran de nadie: los Estadounidenses fueron quienes adivinaron tierras de promisión y se comenzaron a meter, pidiendo permiso, para después independizar tejas y anexarla a nuestros vecinos del norte. Como no hay verdaderos héroes, estos son reemplazados por exhibicionistas traidores que cambiaban de partido cuando se les antojaba, obtenía el poder para dejárselo a otro y después se levantaba contra él. Estoy hablando del fatídico López de Santa Ana.

Hizo morir a muchos en el combate por Texas. Perdió una pierna y la enterró con bombo y platillo. Estados Unidos nos declaró la Guerra que perdimos y con ella la tercera parte de nuestro territorio.

No aprendemos de la historia; nos quieren volver a desunir entre ricos y pobres. Nos utilizan como carne de cañón. Nos conforman con migajas: 1,250.00 pesos mensuales no dan de comer a nadie. Una doméstica fácil puede ganar: 6,000.00 al mes.

No entiendo en qué nos quieren transformar: en país africano donde lo único que prospera es la hambruna, donde todos están contra todos, se matan entre sí, se roban, se violan; hacia el fin de la humanidad.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA

» Inicia sesión para comentar

EN TENDENCIA
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...