14 de agosto de 2020. notifications
menu desktop_windows
Columnas la Laguna

AMVEB LAGUNA

ESTRÉS CALORICO EN LAS VACAS LECHERAS EN GESTACIÓN PERJUDICA A LAS GENERACIONES FUTURAS

MVZ EBAP FERNANDO E. ZATARAIN HDZ.
domingo 02 de agosto 2020, actualizada 9:44 am


Enlace copiado

Las investigaciones sobre las consecuencias y repercusiones del estrés calórico, es un tema que afecta severamente en el bienestar animal, amén de las mermas enormemente significativas respecto a la productividad, salud y reproducción, esto ha intensificado los estudios de investigación sobre este fenómeno tan preocupante. Comparto el presente artículo de reciente publicación (mayo de 2020), que aporta información novedosa al respecto.

El estrés por calor en vacas preñadas perjudica la productividad y la salud de sus crías hembras.

Se estima que, en los Estados Unidos, el estrés por calor ambiental en las vacas le cuesta a la industria láctea más de $ 1.5 mil millones anuales debido a la disminución de la producción de leche, el rendimiento reproductivo deteriorado, el aumento de las tasas de enfermedad y la vida útil más corta. Pero, ¿qué efectos tiene el estrés por calor en las vacas preñadas en la productividad y la salud de sus crías en el futuro, y cuánto podría afectar esto los costos de los productores de lácteos?

En un artículo reciente publicado en el Journal of Dairy Science , científicos de la Universidad de Florida y la Universidad de California, Davis investigaron el rendimiento y la rentabilidad de dos generaciones futuras de vacas nacidas de madres expuestas al estrés por calor durante la preñez. Según la autora principal Jimena Laporta, PhD, del Departamento de Ciencias Animales de la Universidad de Florida. Investigaciones anteriores han encontrado que las vaquillas nacidas de vacas que sufren estrés por calor durante la gestación tardía crecen para ser más pequeñas y producen en promedio cinco kilogramos por día menos leche en su primera lactancia, en comparación con las novillas nacidas de madres que se enfriaron durante los días más calurosos del año.

“Esto sugiere un efecto permanente del ambiente fetal en la expresión genética en la edad adulta”.

“Presumimos que la exposición de vacas preñadas al estrés por calor durante la gestación tardía perjudicará el desempeño de por vida de las hijas y nietas”.

El primer objetivo de los autores fue medir los efectos de arrastre de la exposición materna al estrés por calor durante la gestación tardía en la producción de leche, el rendimiento reproductivo y las tasas de supervivencia de hijas y nietas. El segundo fue estimar las pérdidas económicas relacionadas con esos resultados en los Estados Unidos. En el estudio de investigación se agruparon y analizaron datos recopilados durante un período de 10 años sobre el desempeño de las vacas Holstein en Florida, el estado con la mayor cantidad de días de estrés por calor por año. Esto les proporcionó información sobre la esperanza de vida, la productividad y el rendimiento reproductivo de dos generaciones sucesivas de vacas nacidas de madres expuestas al estrés por calor durante la preñez y aquellas nacidas de madres que recibieron enfriamiento activo durante los períodos de estrés por calor.

Los autores encontraron que, como se esperaba, las hijas y nietas de vacas estresadas por el calor mostraron efectos negativos en las tasas de supervivencia desde el nacimiento hasta el primer parto, la duración de la vida productiva y el rendimiento de la leche, incluidos los rendimientos de leche y el contenido de nutrientes durante las primeras tres lactaciones. El equipo calculó que estas deficiencias se traducen en costos anuales considerables para los productores de lácteos en los Estados Unidos, con pérdidas a nivel nacional, basadas en el precio promedio de la leche de los Estados Unidos de 2010 a 2015, de hasta $ 595 millones anuales.

Se señala que las vacas lactantes tienden a ser el foco de las estrategias de reducción de calor, posiblemente porque los efectos del sobrecalentamiento son más evidentes entre ellas que entre las vacas preñadas no lactantes, para las cuales el daño puede ser aparente solo más tarde, cuando reanudan el ordeño. Pero teniendo en cuenta los costos ocultos que se trasladan a las futuras generaciones de vacas y la probabilidad de un mayor estrés por calor debido al cambio climático continuo, los investigadores consideran que las técnicas de enfriamiento para las vacas secas, como el uso de ventiladores y sistemas de rociadores, son cruciales para continuar éxito de la industria láctea de los Estados Unidos.

Sobre este tema se hablará ampliamente en “Ciclo virtual de conferencias de especialistas en bovinos” que en el marco del día del veterinario AMVEB – LAGUNA organizará en la semana del veterinario del 18 al 21 de agosto. En el transcurso de la próxima semana se publicará en nuestras redes sociales el programa de ponencias y ponentes que participaran en este evento virtual, así como las los mecanismos de registro. Recomendamos al gremio de colegas dedicados a la producción lechera estén atentos y consideren registrarse cuanto antes. Al momento hemos tenido una excelente respuesta de interés por este evento. Implementaremos una dinámica estratégica de participación en rifas consistentes en paquetes de regalos que nuestros patrocinadores han donado para festejar a los MVZ y que serán rifados al final del evento. Apreciamos y agradecemos la colaboración generosa de las empresas patrocinadoras sumadas a este evento que AMVEB ofrece con mucho gusto.

Comentarios: [email protected]

[email protected]

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...