29 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Columnas la Laguna

VIDA CAMPIRANA

LA FOGATA

MVZ MARTHA LOURDES ROBLES ARELLANO
domingo 08 de diciembre 2019, actualizada 9:11 am


Enlace copiado

El hombre es un ser sociable, gregario por naturaleza, casi por lo general es más exitoso aquél que ama a su prójimo, por tal razón me dirijo a usted si es usted productor, profesionista, estudiante, empresario, ama de casa, burócrata, empleado privado… en fin, cualquiera que sea la actividad que usted realice, muy claro debemos de tomar en cuenta que nuestra actividad se verá fortalecida y ¿Por qué no? Hasta reconocida en un medio afín a lo que realizamos pudiendo ser una asociación, sindicato, unión, colegio de profesionistas, etc. Pues bien, yo le invito a mostrar esa inquietud, talento y grandeza que cada uno llevamos dentro y aportar esas ideas en este tipo de agrupaciones.

Hace pocos días, un grupo de amigos realizamos un viaje a varias comunidades rurales, era de mañana y hacía frío, hicimos un alto en el camino para almorzar, para lo cual hicimos una fogata, la cual aprovechamos para darnos calor en ese paraje campirano, al arrimar más leña, más luz y calor daba nuestra fogata, separé deliberadamente un trozo de leña de la fogata y observe cómo ésta tenía un esplendor propio, pero el cual poco a poco fue debilitándose hasta que se apagó, así, al igual que ese trozo de leña somos nosotros, todos podemos brillar con luz propia, pero ese trozo de leña puede ser débil y apagarse por múltiples razones externas que aplicándolo en nosotros, como pueden ser las críticas y la falta de perseverancia como dice un viejo refrán "la unión hace la fuerza".

Amigo lector, si es usted de los que piensan que no necesitan de nadie, lamento decirle cuán equivocado está, porque en este mundo en pequeña o gran medida todos necesitamos de todos y más si queremos tener logros, si hasta los animales se hacen fuertes en grupos, ya sea para defenderse, cazar y hasta para guarecerse ante las inclemencias del tiempo, más deberíamos de ser unidos y fuertes los humanos por ser seres pensantes.

Yo le invito a que viva en unión y armonía cobijado en una agrupación afín a su actividad no permitamos que toda la luz, calor y fuerza que cada uno llevamos dentro se apague por estar aislados, es muy importante compartir con otros nuestra alegrías, proyectos e inquietudes y siempre, siempre, siempre dar lo mejor de nosotros mismo en bien de la sociedad en la que vivimos, no importa si no comparten otros nuestros ideales no permitamos que alguien frene nuestros sueños siempre hay que desear lo mejor para todos porque en la vida todo se regresa, propongámonos que nuestra existencia sea esa luz para el entorno en que vivimos y seamos parte de esa fogata de luz y calor que es la vida misma.

A Propósito con lo anterior deseo compartir esta otra reflexión de autor anónimo que nos da un bello mensaje de superación.

Tú eres la Luz! (El Fósforo y la Vela)

Cierto día, el fósforo le dijo a la vela:

_ Hoy te encenderé.

_ ¡Oh no!, dijo la vela. Tú no te das cuenta que, si me enciendes, mis días estarán contados?; no me hagas una maldad de ésas.

_Entonces tú quieres permanecer así toda tu vida? Dura, fría y sin haber brillado nunca?, preguntó el fósforo.

_Pero tienes que quemarme? Eso duele y además consume todas mis fuerzas. Murmuró la vela.

Entonces, respondió el fósforo:

_ Tienes toda la razón! pero ésa es nuestra misión. Tú y yo fuimos hechos para ser luz y lo que yo, como fósforo puedo hacer, es muy poco, mi llama es pequeña y corta; pero si te paso mi llama, cumpliré con el sentido de mi vida. Yo fui hecho justamente para eso. Para comenzar el fuego. Ahora, tú eres una vela y tu misión es brillar. Todo tu dolor y energía se transformarán en luz y calor por un buen tiempo.

Oyendo éso, la vela miró al fósforo que ya estaba en el final de su llama y le dijo:

_ ¡Por favor, enciéndeme!

Y produjo una linda llama.

Así como la vela, a veces es necesario pasar por experiencias duras, experimentar el dolor y sufrimiento, para que lo mejor que tenemos sea compartido y podamos ser luz.

Entonces, si tuvieras que pasar por la experiencia de la vela, recuerda que compartir el amor y las experiencias es el combustible que nos mantiene vivos.

Todos nosotros somos la luz del mundo….Hagamos brillar nuestra luz delante de todos.

Querido amigo lector tengamos presente que todos venimos a este mundo dotados de grandes y bellos talentos los cuales son únicos en cada uno de nosotros; sin embargo estos talentos deben ser descubiertos y ponerlos al servicio de los demás, los cuales serán tu fortaleza, tu identidad y forma de vida, así si tu talento es cantar, escribir, diseñar, bailar, etc. Todo ello es nuestra misión que tiene un costo para poder brillar, que es un esfuerzo al principio y después es cumplir con alegría una función con la que hemos nacido, no desistamos todos somos únicos, maravillosos y con dotes de gran talento, hagámoslo brillar y saquemos con luz ese radiante ser que llevamos dentro llamado "Yo".

Finalmente quiero invitarlos a recibir esta navidad con alegría y conservando nuestras lindas tradiciones mexicanas, dispongamos un rinconcito del hogar para poner un lindo nacimiento, que nos hará recordar la llegada de nuestro redentor, y que mejor regalo podemos ofrecer para esta navidad que un corazón lleno de amor…. Y vivamos Felices fiestas Navideñas.

COMUNICAR ES SERVIR

[email protected]

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...