25 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Columnas la Laguna

PARADIGMAS DEL AGUA

EL SUMINISTRO INEFICIENTE DE AGUA POR TANDEOS EN LAS CIUDADES

RAÚL CUÉLLAR CHÁVEZ
viernes 20 de septiembre 2019, actualizada 8:12 am


Enlace copiado

Se conoce como tandeo al suministro intermitente de agua durante ciertos días y únicamente un determinado número de horas. Esta forma de operar es muy ineficiente y provoca efectos secundarios al despresurizarse la red. Cabe aclarar que en ocasiones es necesario que el servicio sea por tandeos debido a fallas en los pozos o en las conducciones, las cuales se requieren reparar, pero estos eventos deben ser eventuales por un corto tiempo y no permanentemente.

Desde hace mucho tiempo, en algunas zonas urbanas de la Comarca Lagunera se opera por tandeos, interrumpiendo el suministro de agua durante la mayor parte del día y toda la noche. Esta práctica de operación es indeseable, ya que provoca que la red se vacíe (despresurice) y se vuelva a llenar en la mañana (presurice) tardando el flujo en llegar a todas las tuberías de la red de distribución.

En algunos sitios y ocasiones al vaciarse la red, se induce la entrada de aire que queda atrapado, provocando tapones hidráulicos (bolsas de aire) que obstaculizan el flujo en las tuberías y en consecuencia se producen pérdidas de presión, que a su vez limitan el abasto de agua en algunas zonas.

El suministro de agua en las ciudades varía con la época del año, con el día de la semana y durante las 24 horas, según la demanda de los usuarios. Por lo tanto, los sistemas de abastecimiento deben regular esas variaciones manteniendo un suministro continuo, suficiente y con presión adecuada.

Todavía hay pozos que descargan directamente a la red, lo cual es muy ineficiente, ya que el abasto a la población debe ser regulado en tanques durante las horas de máxima y mínima demanda y desde los tanques enviar el agua a la red con bombas de mucho menor capacidad que las que se utilizan en los pozos. Durante la noche, los tanques se deben llenar completamente para amanecer a toda su capacidad y durante el día a las horas de mayor demanda descargar a la red con un caudal mucho mayor que el flujo que pueden proporcionar los pozos. Este esquema es muy similar al de los tinacos en los domicilios.

Lo que no se mide no se puede mejorar, por lo que se deben establecer indicadores de eficiencias en los procesos que intervienen en el desempeño de los organismos operadores. Para evaluar un sistema se requiere analizar por separado cada uno de los componentes del servicio proporcionado, mediante la evaluación de las eficiencias en la producción y distribución del agua, comercialización del servicio y desarrollo institucional.

Está claro que la situación por la que atraviesan los sistemas de agua potable en la Comarca Lagunera, no la van a resolver el gobierno federal y los gobiernos estatales sólo con la aportación de recursos económicos. Se requiere más que eso, es necesario que los organismos operadores se tecnifiquen en su funcionamiento administrativo y operativo para incrementar y controlar las eficiencias de sus procesos.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...