21 de enero de 2019 notifications search
menu
Columnas la Laguna

PARADIGMAS DEL AGUA

TIPOS DE FILTROS PARA POTABILIZAR EL AGUA

RAÚL CUÉLLAR CHÁVEZ
viernes 09 de febrero 2018, actualizada 8:59 am


Existen muchos tipos de filtros para remover una gran variedad de impurezas o contaminantes en el agua (arenas, bacterias, arsénico), que van desde las grandes plantas potabilizadoras municipales hasta los pequeños filtros domésticos. Su selección depende de la cantidad de agua a tratar, los elementos a quitar y los costos de inversión y operación.

Las tecnologías para el tratamiento del agua con arsénico han sido clasificadas por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) en Estados Unidos en: (a) Procesos de Adsorción, (b) Procesos con Membranas, (c) Procesos de Precipitación-Filtración y (d) Procesos Electroquímicos. Dichas tecnologías tienen numerosas variantes con distintas eficiencias y limitaciones, presentando ventajas y desventajas en sus costos, interferencias de otros contaminantes, atención requerida y residuos producidos.

El Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA) realizó en el 2010 pruebas específicas con el agua del valle de la Comarca Lagunera con varias tecnologías, tales como coprecipitación-filtración o filtración directa, adsorción en medios específicos, coagulación convencional, electrocoagulación, microfiltración y nanofiltración. El IMTA concluyó que el proceso de coprecipitación-filtración en los pozos es la mejor opción para las ciudades del valle porque presenta mayores ventajas.

En estas pruebas experimentales los costos de inversión de las plantas oscilaron entre 3.0 a 8.0 millones de pesos y los costos de operación estuvieron entre $0.91 a $3.25 pesos por metro cúbico, siendo la filtración directa la mejor opción, por lo que fue seleccionada para su aplicación en los sistemas de Torreón, Gómez Palacio, Francisco I. Madero, San Pedro y Matamoros.

Si bien los procesos de tratamiento pueden estar diseñados para remover bacterias, sales disueltas, partículas en suspensión, grasas y aceites, sabores, olores y otros, la mayoría de los filtros comerciales para domicilios contienen arena, carbón activado o cartuchos de algodón o fibras sintéticas, que sirven para eliminar bacterias, partículas, grasas, sabores y otros, pero no retienen las sales disueltas como el arsénico.

Cabe mencionar que cuando se han instalado filtros caseros para obtener agua para beber, si se descuidan y no se les da mantenimiento, al cabo de un tiempo se producen colonias bacterianas en el interior de los aparatos que contaminan el agua producida.

Las tecnologías con membranas, como la ósmosis inversa, son muy eficientes para remover las sales disueltas, pero son de muy alto costo y requieren atención continua especializada. Algunas ciudades las están empleando para aplicaciones muy específicas como Tijuana, B.C. y El Paso, Texas.

En el caso de las tecnologías de adsorción existen varios medios granulares con diferentes capacidades de adsorción y durabilidad antes de agotarse, como el "greensand", dióxido de manganeso, óxido férrico, óxido de titanio y otros. En general sus costos de inversión y de operación son muy altos y algunos requieren de retrolavados o regeneración o sustitución periódica del medio filtrante.

Antes de tomar una decisión sobre el tipo de filtro a seleccionar, es muy importante conocer sus características, eficiencias y costos, con el fin de hacer una adquisición asertiva.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...