20 de marzo de 2019 notifications search
menu
Columnas la Laguna

ALTERIDAD: CRISOL DE CIUDADANÍA

DR. LUIS ALBERTO VÁZQUEZ ÁLVAREZ PH.D.
domingo 03 de abril 2016, actualizada 9:02 am


"El otro como un rostro que nos sacude éticamente"

— Emmanuel Lévinas

Y se le apareció el Ángel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza; y él miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía.

Entonces Moisés dijo: Iré yo ahora y veré esta grande visión, por qué causa la zarza no se quema.

Viendo Jehová que él iba a ver, lo llamó Dios de en medio de la zarza, y dijo: ¡Moisés, Moisés! Y él respondió: Heme aquí.

Y dijo Jehová: No te acerques; quita el calzado de tus pies, porque el lugar en que tú estás, tierra santa es. Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abraham, Dios de Isaac, y Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tuvo miedo de mirar a Dios.

Este pasaje del éxodo, donde se inicia el ministerio de Moisés como liberador del pueblo judío en Egipto, lo que destaca y hay que rescatar es la actitud de Jehová que lo llama por su nombre; Moisés; lo interpela directamente, "cara a cara" respeta su identidad, dicho de otra manera: Dios mismo entra en alteridad con un ser humano común; irá a ser el gran Moisés, pero ahora que lo llama, es un simple pastor que cuida las ovejas de su suegro, ni siquiera las suyas propias y aun así, lo respeta y le brinda un valor insuperable en su dignidad; lo acepta como otro" y él mismo actúa como "otro" en esa otredad tan significativa.

Esta semana visitó la Comarca Lagunera Enrique Peña Nieto y expresó que: "...lo que mujeres, hombres y jóvenes están haciendo, quienes dejan la pasividad para convertirse en actores protagónicos..." Algo por lo que muchos laguneros hemos estado luchando y exigiendo desde hace muchos años, el respeto a las organizaciones ciudadanas y a sus acciones. Quisiera creer que esta manifestación del presidente de la república es un compromiso con la población que necesita y exige respeto a su identidad, y digo que me gustaría mucho creer en ella porque lo que a él le ha distinguido es su pronta presencia social y humanitaria en el extranjero; fue uno de los primeros jefes de estado que envió condolencias a Francia, a Pakistán y a Bruselas por los atentados sufridos; correcto, bien hecho. Pero para las matanzas de Ayotzinapa, de Tlatlaya y de Apatzingán, pasaron varios días para que él brindara algún comentario.

Una Reforma que nunca realizarán nuestros políticos es la revolución de la identidad; la construcción de la ciudadanía desde la alteridad y la diversidad; desde el respeto por el otro como un yo, como un "sí mismo".

Aquí mismo del Presidente escuchamos una segunda gran verdad al asegurar que "...su gobierno ha venido impulsando que la propia sociedad, se convierta en actor fundamental y parte de esa transformación" y es correcto, ahora sentimos, vivimos la impostergable necesidad del actuar ciudadano ante el ineficiente y corrupto actuar del gobierno; porque ante la indiferencia gubernamental contra la otredad; permitiendo al mexicano vivir en su miseria y necesidades sin impactarse ni sentir dolor o pensar en respuestas humanas, es el ciudadano de a pie, quien debe actuar, por solidaridad, por compromiso y hasta por la hipoteca social que todos tenemos ante la comunidad.

La más grave pobreza en la alteridad es la invisibilidad del ciudadano ante el gobierno; y con ella el desprecio de su ser como inexistente; en ese aspecto, en Torreón la actitud del alcalde es altamente representativa; llamarle "Show mediático" a la acción de un grupo de torreonenses que buscan rescatar la Morelos y ante la desesperación por el retraso permanente de las obras, deciden "inaugurar" una sección de las misma. Esa respuesta es muestra inconfundible de menosprecio, porque mejor no decir la verdad: que la megadeuda no permite sacar adelante las obras indispensables de la ciudad o que ya están juntando los cien millones que faltan para el teleférico.

Estas actitudes se sitúan en la gran diferencia de la visión del rey y la visión del pueblo sobre la realidad sensible; ambas son divergentes, incluso, apuntan en sentidos contrarios. La democracia es alteridad; la dictadura de cualquier tipo es egoísmo; es negación del ser "las cosas son como son y no se acepta réplica"; El otro como inferior según el gobernante. Vivimos en un mundo culturalmente dividido; no se acepta y no se quiere entender que los seres humanos somos únicos, irrepetibles y trascendentes; que todos buscamos nuestra identidad, pero aceptamos la diferencia como alteridad; miramos al otro que existe como yo; y que si Yo soy, es porque somos nosotros; porque lo diverso se hace único y familiar, conocemos a todos los seres humanos siendo cada uno diferente, pero con los mismos valores esenciales. Nos concebimos en una pretenciosa diversidad.

Los gobiernos mexicanos no aceptan ningún tipo de crítica; no consideran que existan mexicanos que valgan tanto como para cuestionarlos; trátese lo mismo de organizaciones nacionales que de internacionales; si no coinciden con su visión de su realidad, es por falta de talento. Ejemplo de ello es el añejo pleito con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos; a la que buscan demandar jurídicamente en la persona de su secretario general; una más son las limitaciones impuestas a las organizaciones de la sociedad civil para ofrecer diversas asistencias a los migrantes y la negativa permanente a la creciente criminalidad en todos los campos. Las burlas gubernativas a la alteridad pueden tener varios tenores: colocar a personas ineficientes al frente de acciones trascendentes como la economía, la seguridad pública, los programas sociales o la misma educación, denota un negar a la personas del mexicano, considerarlo inferior y nadificarlo; es decir, negarlo en su capacidad como alguien valioso a quien se debe cuidar con la finalidad de realzarlo en su trascendencia histórica.

Solo se puede construir ciudadanía desde la alteridad y la diversidad; desde el respeto por el otro como un yo, como un "sí mismo". Para nuestros políticos el otro es él mismo; niegan suficiencia a todos los demás; no propone una educación en la diversidad para entender las diferentes etnias, buscan culturizar a todos según su propia visión egoísta anti alteridad.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...