Cultura
DOMINGO DERAS Martes 1 de mar 2016, 8:28am ... Anterior 2 de 3 Siguiente ...

Santa Isabel, una gesta heroica

Combatientes. Zuavos, es el nombre que se le dio a ciertos regimientos de infantería en el ejército francés en la década de 1830.

TORREÓN, COAHUILA
La batalla de Santa Isabel, en Parras Coahuila, en su 150 aniversario

Precisamente hoy, 1 de marzo de 2016, se cumplen 150 años de la histórica Batalla de Santa Isabel que tuvo lugar en las cercanías de Parras de la Fuente, Coahuila. Las tropas mexicanas al mando del general Andrés S. Viesca, vencieron en 1866 al ejército invasor francés, calificado entonces como la fuerza militar mejor equipada del planeta.

El épico triunfo del ejército juarista marcó el declive de la presencia militar de las tropas napoleónicas en el norte de México. Entre los republicanos que defendieron a la patria, se encontraban muchos coahuilenses, algunos de ellos habían custodiado a Benito Juárez durante su tránsito por Coahuila rumbo a Paso del Norte, en el verano de 1864. Andrés Saturnino Viesca Bagües (1827-1908), reconocido en la historia de México como el Héroe de la Batalla de Santa Isabel, era nativo de Parras.

Viesca Bagües, ostentaba el cargo de Gobernador y Comandante Militar de Coahuila. En las postrimerías de 1865, había dirigido una carta al general Mariano Escobedo, Jefe del Ejército del Norte, donde le propuso tomar las ciudades de Saltillo y Monterrey que estaban en manos del enemigo. Le solicitó el apoyo de las fuerzas comandadas por los generales Jerónimo Treviño y Francisco Naranjo; Escobedo, aprobó el proyecto.

Los coroneles Treviño y Naranjo, recibieron órdenes superiores de encontrarse con Andrés S. Viesca procedente de Monclova, en la hacienda El Anhelo cercana a Saltillo, el 1 de febrero de 1866. Al llegar con su Brigada de Coahuila a la citada hacienda, Viesca recibió un correo en donde se le avisaba el cambio de criterio de Escobedo, quien ordenó se suspendiera el plan acordado en vista de que los franceses eran superiores en recursos humanos y armamento.

Escobedo sugería que Viesca se replegara de nuevo a Monclova. El Héroe de la Batalla de Santa Isabel, rehusó regresar a dicha población, para no desalentar a sus habitantes y a los miembros de sus tropas de que le habían cancelado su estrategia militar. Planeaba que una vez tomadas las ciudades de Saltillo y Monterrey, apoyaría a los habitantes de La Laguna quienes habían sido víctimas de abusos y asesinatos por parte de los franceses, los traidores Máximo Campos y Toribio Regalado.

LA ACCIÓN MILITAR DE PARRAS

Andrés S. Viesca, enfiló con con sus oficiales y la soldadesca a Parras, lugar al que arribó sin disparar un tiro el 11 de febrero de 1866. El siguiente día 12, los imperialistas jefaturados por los coroneles Juan Fierro, Francisco Treviño y Máximo Campos, en número de 800 atacaron la población.

Las fuerzas de La Laguna maniobradas por Jesús González Herrera, salieron a repeler la agresión de la caballería enemiga a la que hicieron huir, pero los traidores regresaron con mayores refuerzos y Herrera y sus hombres tuvieron que replegarse a Parras. (Monografía de Parras de la Fuente. Autor: Juan Contreras. Impreso por Editorial Olimpo. México. 1948).

El general Viesca ordenó que el Primer Cuerpo de Parras enfrentara la acción de los imperialistas. La lucha fue cuerpo a cuerpo en algunas calles de la población, las cuatro veces que el enemigo atacó a los republicanos no tuvieron éxito, el bizarro contraataque de los soldados juaristas los obligó a retirarse a la vinícola hacienda de San Lorenzo. Finalmente, ante la llegada de los bravíos Carabineros de Monclova al mando de Anacleto Falcón, los traidores se replegaron a La Laguna.

El historiador parrense, Gildardo Contreras Palacios, anotó que durante la refriega perdieron sus vidas los hermanos Agustín y Manuel Villanueva de 18 y 15 años de edad, quienes pelearon con valentía y eran oriundos de esta comunidad. Agregó que también falleció el pagador de los soldados de La Laguna, Claudio Jiménez.

El general Viesca, salió con su ejército de Parras hacia La Laguna, deseaba aniquilar a Máximo Campos y sus hombres. Pernoctó en la hacienda El Burro (hoy ejido Tacubaya), muy cercana a la actual población de San Pedro de las Colonias, latifundio que durante el Porfiriato adquirió el inversionista inglés Guillermo Purcell. En este lugar, recibió comunicación de los coroneles Jerónimo Treviño y francisco Naranjo, quienes le avisaban se encontraban en camino hacia Parras con sus brigadas de caballería.

LA BATALLA DE SANTA ISABEL

Andrés S. Viesca, tomó la decisión de regresar a Parras para reunirse con Treviño y Naranjo, planeaba conjuntar con ellos nuevas estrategias bélicas contra los imperialistas.

El Conde de Brián, al frente del ejército francés y los traidores mexicanos adictos al Imperio de Maximiliano, salieron de Parras rumbo a la hacienda de Santa Isabel durante la noche del 28 de febrero de 1866.

Avanzadas las horas nocturnas del último día de febrero, Viesca y su ejército conformado por dos columnas llegaron a la casa grande de la hacienda de Santa Isabel, próxima a Parras. Poco después de iniciada la madrugada del 1 de marzo de 1866, se escuchó un toque de corneta del ejército francés que llamaba "al ataque", las atronadoras descargas de fusilería hicieron blanco en las filas de los republicanos; así dio inicio la Batalla de Santa Isabel, el reloj marcaba las tres horas de la madrugada. (Coahuila 1854-1867. La Reforma, La Intervención y El Imperio. Autor: Oscar Flores Tapia. Ediciones Recinto de Juárez. Saltillo. 1980).

El sorpresivo asalto del ejército imperialista, fue contestado con agallas de coraje por los soldados juaristas, su apasionada defensa impidió que los enemigos de la república tomaran el Cerro de la Cruz aledaño a la casona de Santa Isabel. En la primera línea defensiva se apostaron los regimientos de Carabineros de Monclova y de Saltillo, dirigidos por los coroneles Anacleto Falcón y Victoriano Cepeda Camacho.

La batalla arreció entre las tinieblas de la madrugada. Uno de los momentos más dramáticos y sangrientos de la lucha, ocurrió durante los enfrentamientos cuerpo a cuerpo, el sable cobró muchas vidas en ambos bandos. La ferocidad republicana cobró fuerza y empujó a las tropas galas hacia una barranca, allí cayeron al vacío decenas de zuavos que apedreados encontraron la muerte y quedaron semisepultados; desde entonces, al sitio se le denominó La Barranca de los Franceses.

Cerca de las 8 de la mañana, concluyó la Batalla de Santa Isabel donde los republicanos derrotaron a los imperialistas, el lugar presentaba un panorama macabro por las decenas de muertos y heridos que dejó la refriega; la tierra coahuilense se empapó de sangre, el Conde de Brián perdió la vida.

Partida

Cuando concluyó su período de senador por Coahuila, Andrés Saturnino Viesca Bagües se retiró a la vida privada en Parras, solía pasar las tardes sentado en una banca de la Plaza Hidalgo. Fue un anciano carismático entre los niños, se acercaban a él para escuchar fascinados sus amenas charlas enriquecidas por fantásticos cuentos que narraba con creativo ingenio, así lo recordaban los parrenses de aquella época.

Años después, se mudó a Torreón, vivió en una modesta casa que se localizaba en una de las esquinas de la avenida Matamoros y calle Zaragoza. La antigua finca lucía una placa alusiva al histórico personaje que la habitó, fue demolida, la placa no fue reinstalada sobre la fachada de la nueva construcción.

Llevando una vida sencilla y rodeado de su familia, el Héroe de la Batalla de Santa Isabel falleció en su casa de Torreón, el 5 de marzo de 1908. Su cadáver fue sepultado en una cripta del Panteón Municipal, fue exhumado décadas después para ser trasladado a la Rotonda de los Coahuilenses Distinguidos en el Panteón de Santiago, en Saltillo.

Santa Isabel, una gesta heroica

General. Félix Gustave Saussier, en su carácter de Gobernador

Militar de París, ofreció en 1884 un homenaje al general coahuilense Andrés S. Viesca.

Santa Isabel, una gesta heroica

Protagonista. GeneralAndrés Saturnino Viesca, venció las tropas francesas en la Batalla de Santa Isabel el 1 de marzo de 1866.

Santa Isabel, una gesta heroica

Combatientes. Zuavos, es el nombre que se le dio a ciertos regimientos de infantería en el ejército francés en la década de 1830.

Santa Isabel, una gesta heroica

General. Félix Charles Douay, elogió la grandiosa nobleza de

Andrés S.Viesca al indultar a los prisioneros de guerra franceses después de la Batalla de Santa Isabel, en 1866.


Etiquetas: Batalla de Santa IsabelParras de la Fuente

Más de Cultura

... Anterior Siguiente ...


0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT