Se ganan la vida en la calle

La Laguna EL SIGLO DE TORREÓN

A lo largo y ancho de la ciudad, en distintos semáforos pero sobre todo en importantes cruceros viales pueden encontrarse trabajadores ambulantes, quienes a cambio (por lo general) de unas monedas ofrecen algún producto, servicio o incluso espectáculo a los automovilistas.
Es común hallarse con personas que sacuden el polvo o tierra de los vehículos, así como con aquellos que limpian los parabrisas a cambio de “lo que guste cooperar”.
Sin embargo, tampoco se quedan atrás quienes tienen a la venta artículos de novedad como porta gafetes, mangas para cubrirse del sol o incluso juguetes.
La vendimia también se hace presente con frutas de temporada y aguas que permitan refrescarse de las altas temperaturas de la región.
Al mismo tiempo, aquellos que ofrecen algún espectáculo como payasos, malabaristas o músicos. Algunos de ellos a continuación.

La venta de artículos de novedad es recurrente en diferentes vialidades; este es el caso de Obed, que vende en su mayoría porta gafetes.Uno de los más comunes son las personas que limpian parabrisas.Algunos optan por brindar espectáculo. Las personas se caracterizan para dar “show”, tal como Rebotin, quien se expone malabareando con fuego.Para hacerse notar, se montan sobre botes y un silbato que permita atrapar la atención.Dependiendo de la temporada, la fruta es otro de los negocios usuales en las vialidades; en la actualidad los mangos son los que más fácilmente se encuentran, pero también pueden ser melones, sandías o ciruelas pasas.En diferentes cruces de la ciudad, distintas personas se las ingenian para vender u ofrecer un servicio a cambio de unas monedas.

Se ganan la vida en la calle

6 fotos, A lo largo y ancho de la ciudad, en distintos semáforos pero sobre todo en importantes cruceros viales pueden encontrarse trabajadores ambulantes, quienes a cambio (por lo general) de unas monedas ofrecen algún producto, servicio o incluso espectáculo a los automovilistas.
Es común hallarse con personas que sacuden el polvo o tierra de los vehículos, así como con aquellos que limpian los parabrisas a cambio de “lo que guste cooperar”.
Sin embargo, tampoco se quedan atrás quienes tienen a la venta artículos de novedad como porta gafetes, mangas para cubrirse del sol o incluso juguetes.
La vendimia también se hace presente con frutas de temporada y aguas que permitan refrescarse de las altas temperaturas de la región.
Al mismo tiempo, aquellos que ofrecen algún espectáculo como payasos, malabaristas o músicos. Algunos de ellos a continuación. »


crónica urbana,especiales locales,historias locales

La venta de artículos de novedad es recurrente en diferentes vialidades; este es el caso de Obed, que vende en su mayoría porta gafetes.

Uno de los más comunes son las personas que limpian parabrisas.

Algunos optan por brindar espectáculo. Las personas se caracterizan para dar “show”, tal como Rebotin, quien se expone malabareando con fuego.

Para hacerse notar, se montan sobre botes y un silbato que permita atrapar la atención.

Dependiendo de la temporada, la fruta es otro de los negocios usuales en las vialidades; en la actualidad los mangos son los que más fácilmente se encuentran, pero también pueden ser melones, sandías o ciruelas pasas.

En diferentes cruces de la ciudad, distintas personas se las ingenian para vender u ofrecer un servicio a cambio de unas monedas.

Comentarios

Fotos más vistas