VIDA CAMPIRANA

Columnas la Laguna MVZ MARTHA LOURDES ROBLES ARELLANO

El tema de hoy es de mucho interés considerando los múltiples incendios que en los últimos días se han estado registrando como el devastador incendio en la Sierra de Arteaga municipio de Arteaga, Coahuila, el cual inició el pasado 16 de marzo con una cuantiosa perdida de hectáreas de árboles, lo cual fue ocasionado por la irresponsabilidad humana, el cuál por cierto ya fue sofocado.

Cada año desafortunadamente el mundo pierde una considerable cantidad de hectáreas de árboles a causa de los incendios forestales. Estos incendios son una problemática ambiental y se definen como el fuego que se extiende de manera incontrolada en una zona arbórea.

Los incendios forestales se originan por causas naturales y en mayor medida por el hombre de manera intencional o por descuido.

Las principales causas de pérdida de árboles son: cambio en el uso de suelo, tala clandestina, plagas e incendios forestales; en este último nuestra bella Región Lagunera está en una zona de alto riesgo debido a las escasas lluvias lo cual aunado a las tolvaneras son propicias para que los incendios se presenten.

Se conocen tres tipos de incendios determinados por la naturaleza de los combustibles presentes: 1) Los incendios superficiales, son los más comunes en México, en el cual el fuego se propaga en forma horizontal sobre la superficie del terreno, afectando combustibles vivos y muertos, como pastizales, ramas, arbustos o pequeños árboles, troncos, humus, entre otros que se encuentran desde la superficie del suelo y hasta 1.5 metros de altura. 2) los incendios de copa o aéreos, ( menos del 8%) consumen la totalidad de la vegetación, son peligrosos y muy difíciles de controlar, 3) Los incendios subterráneos, inician de forma superficial, bajo el suelo mineral debido a la acumulación y compactación de los combustibles, por lo general, no producen llama y emiten poco humo, aunque no son muy comunes (menos del 2%), cuando se presentan son peligrosos y difíciles de controlar.

La Comisión Nacional Forestal (Conafor) tiene la gran responsabilidad de preservar la riqueza forestal de nuestro país, en primer término previniéndolos y en caso que se llegasen a presentar estos incendios los combate de manera efectiva a través de los recursos y la tecnología para estos casos, pero principalmente a través de sus brigadistas que en esta ardua labor estos hombres muestran actos verdaderamente heroicos al arriesgar su propia vida en estas importantes faenas por salvar nuestros bosques.

EVITEMOS LOS INCENDIOS FORESTALES DE LAS SIGUIENTES FORMAS:

No hacer fogatas, ni encender cigarrillos, evitar quemas agrícolas, y en caso de haber hecho una fogata, apáguela de manera responsable de tal manera que no exista la posibilidad de que este fuego vuelva a aparecer, con los consecuentes daños.

Amigo lector… si ve un incendio forestal repórtelo inmediatamente al teléfono 800 4623 63 46 del departamento de incendios forestales tempranos de la Conafor, o bien al teléfono de emergencias 911.

Con respecto al Cañón de Fernández, uno de los más importantes lugares naturales con que cuenta la Región Lagunera por su riqueza forestal y el cual se localiza en el municipio de Lerdo, Durango, en el que las autoridades competentes han determinado cerrarlo al público temporalmente para evitar incendios considerando que las condiciones como la falta de lluvia, vegetación seca y acumulación de hojarasca aunado a la irresponsabilidad del hombre a obligado a evitar el acceso a este precioso lugar hasta nuevo aviso y no correr el riesgo de sufrir incendios forestales.

Desde el inicio del 2021, la Conafor había advertido sobre una temporada crítica de incendios debido a la sequía y al fenómeno meteorológico conocido como La Niña; sin embargo y muy lamentablemente la Conafor sufrió un recorte presupuestal de 8.6 % anual para el presente año: bueno sería rectificar el camino y apoyar ampliamente a todas las cuestiones ambientales porque las consecuencias suelen ser más costosas.

Recuerde que nuestros árboles son fuente de vida, nos proporcionan oxígeno, son refugio para los animales silvestres, mitigan los efectos del cambio climático, retienen el agua de lluvia y muchos beneficios más por lo cual, es tarea de todos conservar nuestra riqueza forestal que además nos proporcionan recursos económicos, alimentos, embellecen también nuestro paisaje, los árboles son los pulmones de la naturaleza y es nuestro compromiso cuidarlos, por los grandes beneficios que nos dan.

Y como siempre al finalizar un pensamiento para reflexionar:

"Una sola chispa puede prenderle fuego a un bosque"

-Charles Bukowski (1920-1994) escritor y poeta alemán

A partir del día de hoy da inicio el horario de verano, el cual habrá de concluir el 31 de octubre. Por cierto… ¿YA ADELANTÓ SU RELOJ UNA HORA?

¡FELICES PASCUAS! "COMUNICAR ES SERVIR" martharobles59@hotmail.com
Lea la noticia completa aquí

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA