'El Padrino' y general Cienfuegos, su socio ejecutado, el 'H-2', y el almirante Soberón…

EDITORIAL JUAN PABLO BECERRA-ACOSTA

Asumamos, para efectos de esta columna, que el general Salvador Cienfuegos Zepeda, secretario de la Defensa durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, fue un funcionario corrupto, aliado de criminales. Un narco con cuatro estrellas y uniforme verde olivo. Asumamos que, al menos entre 2015 y 2017, estaba al servicio de lo que el Departamento de Justicia de Estados Unidos llama hoy el cártel "H-2", que en realidad era una derivación, en Nayarit y el sur de Sinaloa, del cártel encabezado por los hermanos Beltrán Leyva.


Asumamos que el general Cienfuegos, también conocido en el mundo criminal como "El Padrino", según lo asentado en el expediente en su contra, es un ser codicioso, como se lee en la acusación, y asumamos que por dinero, y no por miedo, se alió con el crimen organizado.

Por tanto, las primeras preguntas que tengo, son estas:

-¿No sabía el presidente Peña Nieto que el hombre que comandaba al Ejército y a la Fuerza Aérea era corrupto? ¿De verdad no sabía nada? Si no sabía, qué mal, qué miedo que un presidente de México no sepa que el narco está enquistado en la cúpula militar. Y si sabía, peor, porque entonces fue cómplice, al menos por omisión.

-¿No sabía nada el almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, secretario de Marina en el sexenio pasado? ¿O más bien sí sabía, cómo me aseguran fuentes de la Marina, y por eso un grupo de élite de marinos abatió en la colonia Lindavista de Tepic, la noche del jueves 9 de febrero de 2017, al capo conocido como "El H-2", a Juan Francisco Patrón Sánchez, que encabezaba en Nayarit una célula de los Beltrán Leyva, y que justamente usaba en la plaza su insignia, retomada ahora por el Departamento de Justicia: "H-2"?

- Entonces, ¿sabía el almirante de las actividades criminales de Cienfuegos, guardó silencio, y actuó? ¿O se lo informó al Presidente y Peña Nieto le dio luz verde para acabar con el "H-2"? ¿O le informó al Presidente y éste le dijo que no hiciera nada, pero de todas maneras él operó? ¿O aliado con Cienfuegos, que estaba harto de exigencias del "H-2", aceptó ejecutarlo?

Tiene mucho que informar el ex secretario Soberón, pero también el almirante José Rafael Ojeda Durán, actual secretario de Marina. ¿O tampoco sabía nada, a pesar de que las labores de inteligencia suelen ser muy eficientes en la Marina?

Cabe recordar aquí que Cienfuegos, como General de División, fue comandante de la Quinta Región Militar asentada en Jalisco, la cual incluye a Colima, Zacatecas, Aguascalientes… y Nayarit. Sí, el Nayarit del "H-2". Eran los tiempos, fíjese bien, de Felipe Calderón. De Calderón y… exacto, de Genaro García Luna. Ni más, ni menos.

-Y el actual secretario de la Defensa, el general Luis Cresencio Sandoval González, ¿tampoco sabía nada? Mal que no estuviera enterado. ¿O sí supo y calló, en acatamiento de la lealtad y disciplina militares? Si fue así, mucho peor…

Como sea, estamos jodidos: nos han dejado en ridículo a los mexicanos que siempre hemos valorado y defendido a las Fuerzas Armadas (mi bisabuelo, Luciano Becerra, fue militar y como cadete peleó en el Castillo de Chapultepec contra los gringos). Carajo…

jp.becerra.acosta.m@gmail.com

Twitter: @jpbecerraacosta

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA