IBERO TRANSFORMA

Columnas la Laguna CLAUDIA GUERRERO S.

Ante la necesidad de contar se crearon distintos sistemas de numeración en los que forzosamente se adoptaron nombres únicos para cada uno de los elementos del conjunto numérico; el que utilizamos, conocido como arábigo, aunque de origen hindú, tiene como base el número diez en correspondencia con los cinco dedos de las dos manos.


Otro de ellos el duodecimal (base doce) cuenta con el dedo pulgar las tres falanges de los otros cuatro dedos y así enumera con la falange superior el 1,2,3 y 4, con la falange media el 5, 6, 7 y 8 y con la inferior el 9,10, 11 y 12.

Los pueblos mesoamericanos contaron con un sistema base 20, y aunque suele decirse que para completar la cuenta utilizaron también los dedos de los pies, el arqueólogo Alfredo Chavero, en el estudio arqueológico titulado "La Piedra del Sol" en la publicación de 1882 de los Anales del Museo Nacional, se propuso demostrar que los veinte números se cuentan con una sola mano, rechazó la idea de que se utilizan los dedos de los pies porque a nadie se nos ocurre tocarlos para hacer una cuenta y lo hizo a partir de la traducción de los nombres de los números basados en el número cuatro que es el número con el que contaron su combinación cronológica de 4 años, su semana de 4 días y su mes de 5X4 días.

Los nombres de los primeros veinte números son 1, ce, el dedo más chico; 2, ome, el mayor que el primero; 3, yei, el mayor de todos; 4, nahui, el regular y 5, macuilli para el que toma la mano de otro. Después el prefijo chicu que significa doblar, 6, chicuace; 7, chicome; 8, chicuei; 9, chicuanahui y 10, matlactli, para el que hace la mitad de la mano. Luego el prefijo matlactli para separarlos de la media mano, 11, matlactlionce; 12, matlactliomome; 13, matlactliomei; 14, matlactlionnahui y el 15, caxtolli para el que afloja los dedos doblados. Finalmente, los dedos se juntan en la yema de los dedos 16, caxtollionce; 17, caxtolliome; 18, caxtolliomei; 19, caxtollionnahui y el dedo 20, cempohualli, el que los junta. Sin duda una ingeniosa manera de contar hasta veinte con una sola mano.

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA