Nosotros
Gildardo Contreras Palacios. Domingo 5 de ene 2014, 8:27am ... Anterior 5 de 12 Siguiente ...

Breve semblanza de la Vida y Obra del Historiador Padre Agustín C. Churruca Peláez, S.J.

El P. Churruca en una de sus múltiples intervenciones en la presentación de un libro.

SIGLOS DE HISTORIA

(Primera parte)

Agustín Celedonio Churruca Peláez, nació en la ciudad de Puebla de los Ángeles, el 25 de junio de 1938, fue el segundo hijo del matrimonio formado por Francisco Churruca Sobrado y de Victoria Peláez Encinas. Su padre, fue un inmigrante español, nacido en Bilbao, España y su madre fue hija de padres asturianos. Sus hermanos fueron, por orden de edad, Blanca, (Agustín), Ma. del Pilar, Francisco Miguel, Guadalupe y Ma. de los Gozos; de quienes únicamente sobrevive esta última y que actualmente radica en esta ciudad de Torreón. De ninguno de ellos hubo descendencia, solo de Ma. de los Gozos, quien tuvo dos hijos, Ana del Carmen y José Antonio. (Churruca Ma de los… Notas)

El P. Agustín, fue bautizado en la Iglesia de Santo Domingo en su natal Puebla, en donde también recibió el Sacramento de la Primera Comunión. Sus estudios primarios los realizó en el Colegio Benavente de Puebla, bajo la dirección de los Hermanos Lasallistas. Sobre esta etapa de su vida de niñez y comienzo de su juventud, la Sra. Ma. de los Gozos Churruca, hermana del Padre y a quien agradecemos mucho la información que nos proporcionó y que aquí se incluye, nos comentó: "…de niño fue tranquilo, callado, estudioso, inteligente, muy serio, difícilmente se le oía alguna risa, carcajada jamás. Sentía una verdadera pasión por leer, guardar silencio, meditar, aprender y si tenía algún dinero extra lo empleaba en adquirir libros, especialmente de historia…" (Churruca Ma de los… Notas).

Posteriormente en compañía de su hermano Francisco, que por cierto era dos años menor que él, pasó a la tierra de sus ancestros Bilbao, España, en donde cursó estudios por tres años en el Colegio Santiago Apóstol, con los Hermanos de las Escuelas Cristianas. En esta etapa de su vida, el alto grado de aprovechamiento que logró alcanzar en sus estudios, quedó demostrado con algunos reconocimientos que recibió de las instituciones mencionadas. Posterior a ello, retornó a Puebla, en donde continuó con sus estudios de secundaria con los Padres Jesuitas en el Instituto Oriente. Al terminar la preparatoria, el P. Agustín ingresó a la Universidad Autónoma de Puebla (ahora BUAP), en el año de 1956. (Churruca Ma de los… Notas).

El año de la decisión del P. Churruca, se presentó al año siguiente en 1957, cuando decidió ingresar al noviciado de la Compañía de Jesús en San Cayetano en el Estado de México en donde a los dos años realizó sus primeros votos. De esta etapa, su hermana Ma. de los Gozos, nos comentó que "… antes de entrar al noviciado se obligaba a los aspirantes a pasar por el noviazgo, así que Agustín tenía una novia allí mismo en Puebla, era de su edad más menos, de quien, después de 6 meses se despidió diciéndole: mi vocación es el sacerdocio…". Su madre a decir de Ma. de los Gozos, "…fue muy feliz de tener un hijo sacerdote y además jesuita…". (Churruca Ma de los… Notas).

Posterior a ello, ya dentro de la Compañía se dirigió a Dublín, Irlanda en donde continuó con sus estudios teológicos, combinados con el aprendizaje del idioma inglés. En seguida se dirigió de nueva cuenta a la tierra natal de su padre, e ingresó a la Universidad de Deusto en Bilbao, España, esto fue entre los años de 1962-1964. Terminados sus estudios, regresó a la Ciudad de México, en donde concluyó su instrucción eclesiástica y se ordenó como sacerdote jesuita el 31 de agosto de 1968, en la iglesia de los P.P. jesuitas en San Ángel, D.F. Ofició su Primera Misa en la Iglesia de la Compañía de Jesús en Puebla el 1 de septiembre de 1968. Posterior a su ordenación, impartió clases en la IBERO, y al mismo tiempo estudió una licenciatura y maestría en Historia de México. Sus estudios y preparación fueron más allá y obtuvo el título de Doctor en Filosofía y Letras por la UNAM, en el año de 1978. (Churruca Ma de los… Notas).

En ese año de 1978, el padre Churruca, comenzó a publicar algunos artículos en el periódico "La Prensa" y en la revista "Chistus", de edición jesuita, sobre temas que muchas veces tocaban terminales muy sensibles de la sociedad sobre aspectos que no a todos agradaban en cuestiones sociales principalmente.

Durante algún tiempo ejerció su ministerio sacerdotal e impartió clases en la ciudad de Tula, Hidalgo. Posterior a ello fue asignado por la dirigencia jesuita a pasar a la añosa y señorial ciudad de Parras, Coahuila, a donde llegó el 1 de marzo de 1982. Al llegar nunca imaginó que había llegado a un campo muy fértil para el desarrollo de sus aficiones históricas, por la riqueza de su archivo eclesiástico que estaban depositados en una sección de la iglesia de San Ignacio de Parras. Las noticias que tenía sobre el lugar al que había llegado, no eran muchas; tal vez a Parras sólo la conocía por simple referencia, como otros muchos lugares de nuestra Patria que habían sido fundados por sus antecesores de Orden. El campo encontrado fue demasiado benigno para sus dones de sacerdote y de investigador histórico, sin embargo había que hacer labor para que aquello diera frutos y en aquella mies de frutos impensables logró levantar el P. Churruca, una gran cosecha.

Una vez instalado en Parras, el P. Churruca, fue destinado a la iglesia del Sagrado Corazón, iglesia situada en la calle 5 de Mayo de Parras. Realizaba entre los días de la semana, viajes a los más olvidados, lejanos y paupérrimos ejidos y poblados del municipio de Parras, llevando a sus habitantes alguna ayuda material traducidos en alimentos, ropa y medicamentos que pudiese aliviar un poco su precaria situación de hambre, miseria y enfermedad y además trataba de proporcionarles alguna ayuda espiritual con la prédica del evangelio. Trataba de inculcar a los campesinos la forma de resolver ellos mismos sus problemas y de ser autosuficientes. Los necesitados, fueron una de sus grandes preocupaciones de este México tan desigual.

A pesar de aquella dura tarea, supo aprovechar parte de su tiempo en la práctica de su afición por la investigación histórica, y muy pronto con los antecedentes ya logrados en este campo, con la publicación de algunas obras, se pudo relacionar con gente de Saltillo, interesados en este tipo de cuestiones. Entre ellos se encontraba el Lic. Roberto Orozco Melo, parrense, periodista y escritor quien al respecto nos comentó lo siguiente: "…Mera coincidencia, un par de meses antes yo había adquirido… su acucioso trabajo "Primeras Fundaciones Jesuitas en la Nueva España", ignorando que el autor radicaba en mi tierra… Por aquellos días andaban metidos en la brega de formar la Sociedad Histórica de Coahuila, el historiador Álvaro Canales, Armando Fuentes Aguirre (Catón), Javier Villarreal Lozano, Ricardo Dávila, Rufino Rodríguez y otros… En uno de esos condumios, en los cuales el tema dominante era la historia, conocí al padre Churruca. En esa ocasión resultó inevitable que saliera a la luz mi origen parrense; luego que yo lamentara en voz alta el incendio del valioso archivo histórico municipal por una turbamulta revolucionaria en 1911 y después que varios le preguntáramos… si ya se había sumergido en los documentos del archivo eclesiástico del Colegio de San Ignacio, hasta entonces inaccesible para los historiadores. "Claro que sí, contestó, y creo que son muy importantes". Lástima, dije, que no se puedan estudiar, ni organizar debidamente. Los padres nunca los permitieron, excepto a un investigador estadounidense y al entrañable historiador local, Juan Contreras Cárdenas. ¿Alguna vez podrían ser curioseados?...".

En lo personal me permito decir que en algunas ocasiones, con motivo de una temporada de vacaciones laborales, entre los años de 1976-1977, acompañé a mi padre don Juan Contreras al citado archivo del Colegio en sus labores de investigación, y fue la primera vez que tuve contacto con los añosos libros de registro de los sacramentos religiosos, que en el archivo se guardaba. Debo decir que a los documentos de asuntos diversos, no los conocí en ese tiempo y realmente no tuve acceso a ellos. Pero continuemos con el tema.

Sigue diciendo el Lic. Orozco, "Churruca ofreció consultar con el Superior de la Orden, obtuvo su anuencia y las cosas se pusieron a modo para que en pocas semanas, don Agustín pudiera trabajar en el rescate del repositorio parroquial". De esa manera el P. Churruca encontró la colaboración de algunos parrenses en las personas de Héctor Barraza Arévalo, Manuel Sakanassi, Jesús Gutiérrez y de Patricio Borja".

Bajo un plan perfectamente trazado por el P. Churruca, el grupo empezó su trabajo de clasificación de los muchos documentos que allí se encontraban, mediante la lectura, si no, de todo el contenido del documento, si de alguna parte de ellos para poder saber el tema de que se ocupaban. Seguimos…

Fuentes:

*.- Notas personales de la señora Ma. de los Gozos Churruca Peláez.

*.- Lic. Roberto Orozco Melo. Hora Cero. Columna periodística. El Siglo de Torreón. Diciembre de 2000.

gilparras47@yahoo.com.mx

Si tiene comentarios, escríbanos a: yromo@elsiglodetorreon.com.mx

Breve semblanza de la Vida y Obra del Historiador Padre Agustín C. Churruca Peláez, S.J.

El P. Churruca en una de sus múltiples intervenciones en la presentación de un libro.


Más de Nosotros

... Anterior Siguiente ...


0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
COMENTA ESTA NOTICIA

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada
Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT