Promotor de la ética, El Siglo de Torreón
26 de febrero de 2021. notifications
menu desktop_windows
Nacional

Promotor de la ética

YOHAN URIBE JIMÉNEZ / EL SIGLO DE TORREÓN / TORREÓN
martes 19 de marzo 2013, actualizada 8:26 am

play_circle_outline
Enlace copiado

Paciente, amable, simpático y con el humor que lo catracteriza, Fernando Savater habla de filosofía y ética con una naturalidad que contagía.

Conversa lo mismo con jóvenes de escuela, que con grandes intelectuales. Sus opiniones son tomadas en cuenta por políticos, académicos y líderes de casi todos los países de habla hispana.

Durante su visita a La Laguna impartió una conferencia en el Teatro Nazas ante más de mil personas, recibió de la Universidad La Salle Laguna, la presea “La Salle”, al mérito académico, firmó libros a todos sus lectores que se lo pidieron, y se tomó un tiempo para platicar con El Siglo de Torreón, sobre uno de los temas que más le gusta, la ética. 

¿Qué lo motivo veinte años después a regresar al discurso de la ética?

Me ofrecí a hacer un diálogo, una charla con jóvenes con adolescentes en España que hubieran leído “Ética para Amador” para preguntarles cuáles son los temas, los problemas políticos, cuáles son las urgencias de valores, de problemas de convivencia que más les preocupa en este mundo. Con ese fin hice un una visita a varios centros educativos españoles y bueno en realidad me dejé llevar por lo que decían los jóvenes, no es un libro escrito por mi, es un libro hablado por mi, porque lo he hablado, son ellos los coautores del libro. 

¿Cuál fue el mensaje más urgente de la juventud que escuchó?

No, mensaje ninguno, yo creo que los jóvenes están preocupados por cuestiones morales, éticas, políticas, con razón. En este momento además en España hay una crisis social muy fuerte, una crisis económica, una crisis política. Los jóvenes actuales no tienen un futuro ni mucho menos, tan garantizado como los jóvenes de hace 20 años. 

¿Qué los diferencia?

Ahora se han introducido elementos que han cambiado nuestra vida cotidiana de una manera muy seria como por ejemplo Internet, la gran novedad de cuando escribí Ética para Amador, hace 20 años, y Ética de urgencia, es la aparición de Internet. Con todo su mundo de posibilidades, comunicación, creatividad, conocimiento y por supuesto ese componente de peligros de amenaza a la creación intelectual, a la propiedad intelectual, a la intimidad, etcétera. Todo eso es un mundo que introduce no principios morales nuevos, la ética no está cambiando naturalmente de un día para otro, sino que los temas, las cuestiones sobre las que la perspectiva ética se preocupa varían. 

Las redes sociales qué papel juegan. Cioran, filósofo contemporáneo que usted introdujo en Hispanoamérica tiene cuenta de twiter con más de 40 mil seguidores, ¿es positivo?

Eso habría que preguntárselo a Cioran, a ver qué le parece (ja ja ja). Yo creo que efectivamente, por ejemplo en twitter hay expresiones mucho más vulgares, más triviales, de gente sin interés, pero también las inquietudes intelectuales de muchos grandes. Por ejemplo Cioran era un autor que le gustaba escribir de una manera muy sintética, los aforismos, decía que el aforismo y el epitafio eran los dos estilos literarios que más le gustaban, curiosamente es un precursor de la idea de comprimir en 140 caracteres un pensamiento, lo condensó, es curioso que él, como otros autores que han manejado ese estilo, hayan encajado casi proféticamente en lo que va a ser luego Internet, y bueno creo que desde luego no es uno de los peores usos de twitter (ja ja ja). 

Una sociedad como la mexicana, golpeada por la corrupción, el narcotráfico y la violencia, ¿hay pérdida del concepto de la ética?

No. Yo creo que la ética es más una reflexión sobre la libertad que los seres humanos tenemos que hacer en todas las épocas. La ética no son unas tablas de la Ley, es una reflexión sobre las motivaciones, sobre la orientación que vamos a dar a nuestra libertad, porque no estamos determinados por la naturaleza como los animales u otros seres, sino que tenemos esa obligación de elegir. 

¿Estamos confundidos?

Lo que pasa es que nuestra sociedad es muy compleja, hoy nuestro mundo es violento sin duda, pero probablemente mucho menos violento de lo que era hace 200 años, es verdad que quizás nuestro progreso tecnológico está muy descabalado respecto a nuestro privitivismo, es inmoral y sentimental. Todavía estamos muy cerca de orígenes satánicos en lo anímico, mientras que en cambio hemos desarrollado unas capacidades extraordinarias en lo tecnológico y ese contraste es lo que probablemente hace que vivamos un poco con sorpresa. 

¿Nos olvidamos de la ética?

Yo no creo que la ética sea algo que se olvida, la ética es algo que está ahí, de hecho hoy lo que se olvida es la función de la buena política, todo quiere resolverse con ética y predicando ética cuando la política tiene sus valores también y es tan imprescindible como la ética. La ética no cambia, lo que cambian son las supersticiones, lo que es ético en el fondo no varía, por supuesto hay cosas, cómo hay que tratar a los adultos, la longitud de la falda, o algunas otras cosas de ese tipo que varían de una época a otra, pero porque no se refieren a la ética, sino a las supersticiones, a las costumbres, a los caprichos de la época.  ¿Si la ética es un llamado, a quién le concierne más acercarse al verdadero significado de la ética? La ética nos concierne a todos los seres humanos libres, todos los seres humanos tenemos que saber que lo que estamos haciendo no está condicionado por la biología o la evolución, sino que tenemos margen de opciones muy importante, que decidimos si queremos o no queremos, si apoyamos a los demás o no, si buscamos la conciliación o el enfrentamiento, eso es una cosa que concierne a todos los seres humanos. 

¿Cómo ve la relación entre educación y ética?

Yo creo que la educación efectivamente está ligada a la práctica democrática, la democracia griega y la paideia griega son cosas que van de la mano, en ese sentido la educación no puede ser simplemente educar para adquirir destrezas laborales o para tener una preparación para ganarse la vida de la mejor manera posible, sino que es una formación integral del ciudadano. En esa formación los valores éticos forman una parte importante, es decir la ética no es una cosa espontánea que surge sin más del ser humano, sino que es algo que tenemos que empujar, que razonar que tenemos que adiestrar, la importancia de los hábitos, la importancia de la práctica continuada de ciertos valores en la formación del carácter humano es una cosa que está ya en Aristóteles. 

¿Qué lo seduce más la literatura o la filosofía?

En mi caso particular yo siempre me he inclinado más por la literatura, mi vocación era literaria, yo lo que quería era haber cursado una carrera relacionada con la literatura, lo que pasa es que cuando yo en esa época jurásica en la que estudie la universidad (ja ja ja) no existía todavía en España la carrera de literatura. Elegí la filosofía porque era un poco lo más parecido a lo que me gustaba, y no me he arrepentido, me ha interesado en sí misma mucho, yo he leído muchísimos más libros de literatura que de filosofía a lo largo de mi vida y la etapa ensayística ya la considero, para bien o para mal y valga lo que valga, clausurada, ahora me gustaría el tiempo que me queda dedicarme a escribir más ficción, teatro, etcétera.  Usa la bondad de la literatura para desenredar el discurso filosófico. En todos los conocimientos tiene que haber niveles, es decir nadie empieza a aprender matemáticas por la trigonometría, hay unos pasos previos que son los que nos preparan para llegar después a conocimientos muy sofisticados en una materia. A veces en la filosofía hay que intentar un poco, como se dice en español, la casa por el tejado, desde lo más alto no puede ser porque la gente se retrae, se retira, mientras que si empiezas de una forma accesible, fusionando la filosofía con las preocupaciones éticas de cada cual, es muy factible, he tratado de escribir filosofía sin asustar, de hecho uno de mis libros se llama Filosofía sin temor ni temblor, para que la gente no se asuste. 

¿Savater considera a México su segunda patria, cómo la ve actualmente?

México un país muy especial para mi, es el primer país de América que conocí, al que mas he venido en más de treinta años, con el cual he guardado muchos vínculos amistosos, intelectuales de todos. Yo ahora sigo con preocupación que voy a decir, yo he conocido un México en el cual la violencia nunca ha estado ausente por supuesto, pero no había esta especie de presión de hoy, gangsteril, de bandas, esa violencia desatada, eso me preocupa. Hay que intentar colaborar, por medio de la educación, por medio de una legislación adecuada, para resolver esa cuestión. Claro México es un país con una importancia no sólo intrínseca, sino también en toda América Latina, cuando México se resfría toda América se estornuda, lo que pasa aquí no es una cuestión sólo global 

¿Pero ve un México con más urgencia de ética?

Bueno esa urgencia yo la veo en todo el mundo. No es que crea que la ética hace falta más aquí que en España o en Suecia, yo creo que la ética es algo que viene bien en todas partes, pero también viene bien una política adecuada, vienen bien unas instituciones que puedan romper las desigualdades que son las que descabalan los países y enfrentan a los ciudadanos unos con otros, esas son cuestionen que hacen falta en todas partes, que además cuando se extienden a lo largo del mundo, así sea en un lugar muy remoto, ayudan también.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...