18 de febrero de 2019 notifications search
menu
Nacional

Urge ONU a combatir desigualdad en urbes

INCLUYEN A CIUDAD DE MéXICO Y GUADALAJARA CON NIVEL ALTO DE PROSPERIDAD

AGENCIA REFORMA/ MÉXICO, DF.
jueves 27 de septiembre 2012, actualizada 8:22 am

La desigualdad en las ciudades y la falta de una estrategia a nivel nacional para combatirla es el elemento más preocupante que encontró el programa ONU-Hábitat en su medición de prosperidad.

En el informe "Estado de las ciudades del mundo 2012-2013", el programa de Naciones Unidas incluyó la Ciudad de México y Guadalajara, que salieron evaluadas con un nivel alto de prosperidad por cuatro indicadores: productividad, infraestructura, calidad de vida y sustentabilidad ambiental.

Sin embargo, en el quinto indicador, desigualdad, todavía no se alcanzan niveles óptimos.

En el DF hubo mejoría entre 2005 y 2010, por lo que ya superó el nivel promedio de las ciudades del País, y en Guadalajara aunque empeoró ligeramente en esos 5 años, siempre se ha mantenido mejor que el promedio.

El coordinador del estudio, Eduardo López Moreno, señaló que el problema, aunque se mida en lo local, debe atenderse desde el nivel federal.

"No podemos reclamar que ciudades prósperas mexicanas se inserten en la agenda de la prosperidad sin la agenda nacional. Entonces hay que pensar porque México ha insistido mucho en políticas de pobreza, pero ¿existe una política de desigualdad como tal, y en qué se traduciría?", comentó.

El especialista consideró que es necesario redefinir el concepto de prosperidad, porque en muchas ocasiones sólo se toma en cuenta lo económico o la expansión de la urbe, que en el fondo se da por intereses inmobiliarios.

Pero se dejan de lado aspectos como la calidad de vida, la posibilidad de la ciudad de generar bienes públicos para sus habitantes, que van desde las fuentes de empleo hasta los espacios públicos.

En ese aspecto es en donde más afecta la violencia que se está viviendo en muchas de las ciudades de México, pues si bien, desde una óptica económica, la inseguridad incide en el Producto Interno Bruto (PIB), se ha demostrado que no hay una correlación entre la pobreza y la violencia, por lo que el problema debe verse desde un enfoque social.

"La inseguridad castiga en diferentes dimensiones: la calidad de vida, los espacios públicos no son visitados, el transporte público no es utilizado, distancias hacen que mucha gente no salga de sus casas ", indicó López Moreno.

Derivado del análisis mundial, la ONU lanza recomendaciones específicas que cualquier país debería poner en práctica para mejorar las condiciones de sus urbes, entorno en el que vive el 80 por ciento de la población mundial: crear una política nacional de lucha contra la desigualdad, no sólo de contención de la pobreza; lograr una coordinación real de autoridades de los diferentes niveles.

Asimismo, incluir a las ciudades en las estrategias nacionales de desarrollo, que más bien suelen enfocarse en las comunidades; articular la investigación y el desarrollo de políticas urbanas, que en México es casi nula la vinculación que se da entre estos elementos; y rescatar la planeación urbana fuera de lo técnico para darle un enfoque más político, pensado en la calidad de vida de la población.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...