21 de mayo de 2019 notifications
menu
EDITORIAL

Verdades y Rumores

EL AGENTE 007
sábado 01 de septiembre 2012, actualizada 7:57 am


Los observadores y analistas de café que siguen la grilla coahuilense y se han interesado en la dinámica entre el gober Rubén Moreira y su fraterno antecesor Humberto Moreira comentan que se avizora un nuevo conflicto entre los grupos políticos de ambos, de cara al gobierno de Enrique Peña Nieto. La bronca que se anticipa es en torno a la delegación de la Secretaría de Desarrollo Social, pues su manejo implica la posibilidad de una operación electorera que permitiría al PRI ganar el terreno perdido el 1 de julio y regresar a las glorias del “carro completo” que no se consiguió por la maltrecha situación financiera que don Humberto heredó a don Rubén. La delegación de Sedesol significa una inyección de dinero fresco a la estrategia electoral del tricolor para poder extender sus redes clientelares.

Como se sabe, esa delegación hasta ahora es controlada por el grupo del exsenador y ya diputado, pero siempre primer compadre, Guillermo Anaya, aunque en tres meses su equipo será mandado a las filas del desempleo. Nuestros subagentes comentan que el gober Moreira buscaría esa posición para un operador cercano al flamante secretario de Desarrollo Social, Miguel Ángel Riquelme, para que se conjunten las operaciones federal y estatal. Por su parte, el exgober Moreira ha dejado sentir que tiene las “palancas” necesarias en el equipo de Peña Nieto para quedarse con esa posición y dársela a uno de los suyos, lo cual se antoja improbable pues en el cuartel del presidente electo no tienen la intención de fortalecer la mano de don Humberto por los dolores de cabeza que les ha dado. Se dice que un candidato de compromiso sería el alcalde de la Urbe de Adobe, Jericó Abramo Masso, quien supuestamente ya busca la puerta de salida a otra chamba. Aunque se le percibe como cercano al exgober Moreira, don Jericó anda haciendo méritos con el actual gober Moreira al hacerle segunda en temas como la regulación de alcoholes y antros pero también en el hábito de agarrarla contra los medios para culparlos de sus problemas políticos. Lo que se espera es una dura batalla entre las diferentes facciones del moreirismo por el jugoso premio de la Sedesol, aunque en una de ésas si la bronca se agudiza, la designación se haría directamente desde la capirucha del esmog y todos se quedarían como el chinito, “nomás milando”.

***

El alcalde Eduardo Olmos anda buscando dinero debajo de las piedras por aquello de que el desorden en las finanzas municipales lo ha dejado muy apretado para terminar obras y arrancar programas y tener algo que presumir en las elecciones del próximo año. Don Lalo ha emprendido medidas que debió tomar desde hace mucho (desde que entró a la alcaldía, para ser precisos), como un recorte de nómina y una “limpia” de aviadores, pero durante dos años y medio ha optado por poner las consideraciones políticas encima de las financieras. Anunciado ya el recorte de personal, nuestros subagentes reportan que la semana que entra se daría otro anuncio que va a ser un duro golpe a los regidores, pues se cancelaría su facultad de condonar multas. El problema financiero que significa este “privilegio” no es nuevo, pues desde hace años se ha exhibido el abuso de esta prebenda. Pero como don Lalo necesitaba apapachar a los regidores nunca se hizo nada al respecto. Ahora, la Tesorería que según esto maneja Pablo Chávez Rossique calcula que la generosidad de los ediles le cuesta al erario 30 millones de pesillos cada año, dinero que sería mejor empleado en resolver alguno de los innumerables problemas de la ciudad en servicios e infraestructura. Los subagentes comentan que el alcalde hará el anuncio la próxima semana, a ver si no se le alebrestan los regidores. Hace un par de años, cuando se consideró esta medida, los ediles del tricolor se trepaban por las paredes y el entonces primer regidor y hoy curuleco, Rodrigo Fuentes, logró parar la cancelación del privilegio. Ya veremos quién brinca ahora.

***

Nuestros subagentes que estuvieron en el informe de la alcaldesa de Gómez Palacio, Rocío Rebollo, el jueves pasado comentan detalles interesantes que sugieren un cambio de tono en la grilla al otro lado del Nazas. Lo más notorio fue que el gober de Durango, Jorge Herrera Caldera, se deshizo en elogios a la alcaldesa, y hasta llegó más o menos puntual a la ceremonia. Al parecer, don Jorge ha logrado un acomodo con el clan Rebollo luego de dos años de conflicto y esto le ha dado oxígeno al grupo del ya excuruleco Ricardo Rebollo, quien a partir de hoy está desempleado y en busca de chamba. De ahí que llamó la atención cuando doña Rocío dijo que “los Rebollo jamás abandonaremos a Gómez Palacio”. Más que un desafío al gober Herrera, que tendrá que decidir la candidatura del PRI a la alcaldía el próximo año, la frase podría confirmar una negociación quizá para que la presidencia municipal pueda heredarse fraternalmente otra vez y don Ricardo regrese a la chamba que dejó cuando se fue de diputado, como ya se especula. Dicen los subagentes que doña Rocío intentó mostrar músculo político con el acarreo (perdón, invitación) de más de 10 mil personas en el Auditorio Centenario. Sólo que hubo un pequeño detalle y fue que muchos asistentes abandonaron el recinto cuando el gober Herrera tomó el micrófono para tirarse un “rollo” lo cual, seguramente, no estaba en el “script” de la noche. A ver si no se enoja el gober.

***

Al flamante senador panista por Coahuila, Luis Fernando Salazar, se le vio muy pegado al coordinador de su fracción, Ernesto Cordero, durante la instalación del Senado el miércoles. Nuestros subagentes comentan que ambos harán alianza en el tema de la investigación de la deuda de Coahuila, pues se sabe que don Ernesto trae esa espina clavada desde sus tiempos como secretario de Hacienda, cuando esa dependencia fue burlada por el exzar financiero de Coahuila, Javier Villarreal, a la hora de autorizar créditos con documentos falsos. Se comenta que la investigación de la deuda será un complemento a la iniciativa que prepara el PAN para poner controles a los gobiernos estatales en la adquisición de créditos y que usarán como moneda de cambio en negociaciones con Enrique Peña Nieto. Sin embargo, el problema para don Luis en este asunto es que los priistas le tienen preparado un expediente sobre su gestión como delegado de Desarrollo Social en Coahuila durante casi cinco años, que podría hacerse más grande una vez que el tricolor regrese a controlar esa dependencia y saquen más trapitos al sol. ¿Será?

***

Aunque su cargo formal es contralor del Simas, Mario Cepeda Villarreal ha resultado ser un funcionario versátil cuyas habilidades van desde la operación electoral hasta el manejo de los contratistas en la empresa. Pero lo único que no hace es su chamba que implica revisar la deteriorada situación financiera y técnica del sistema de agua. Sin embargo, este trabajo implica distraer a don Mario de otras ocupaciones más importantes que tienen que ver con su posición política. Mientras que en las oficinas del Simas don Mario a veces se aparece, el funcionario no pierde oportunidad de codearse con el gober Rubén Moreira cuando tiene eventos en Torreón. Ahí sí está en primera fila y dispuesto a lo que se ofrezca.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...
Cargando más noticias...