Amor menor, El Siglo de Torreón
27 de enero de 2021. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Amor menor

Jaque Mate

SERGIO SARMIENTO
viernes 02 de octubre 2009, actualizada 4:25 am


Enlace copiado

"El amor normal no es interesante.

Les aseguro que es increíblemente aburrido."

Roman Polansky

La pregunta no es si Roman Polanski debe recibir un trato especial por ser un cineasta aclamado sino si las leyes sexuales de Estados Unidos son justas. Polanski, uno de los grandes maestros de la cinematografía, se encuentra en una cárcel de Zurich, Suiza, esperando el resultado de una petición de extradición a Estados Unidos por haber tenido relaciones sexuales con una menor en 1977.

Polanski, quien hoy cuenta con 76 años, tuvo sexo a los 44 con una adolescente de 13 llamada Samantha Geiley. Fue detenido y acusado originalmente de violación; pero después de un acuerdo extrajudicial con la familia de la chica y el fiscal, el cargo fue reemplazado por el de "sexo ilícito con un menor", el estupro de la legislación mexicana. El cineasta huyó de los Estados Unidos en 1978 cuando aparentemente el juez se preparaba a dictar una pena severa de cárcel en lugar de la libertad condicional que sus abogados habían acordado con el fiscal.

La chica declaró haber sido presionada a tener sexo, aunque no objeto de violencia, por lo que se sintió obligada a ceder. Polanski sostuvo que el sexo fue consensual. Hoy en día Samantha, de 45 años, casada y madre de tres hijos, quien utiliza el apellido Geimer de su esposo, ha pedido que se deje en paz a Polanski. Afirma que el hecho de que el caso sea revivido cada determinado tiempo por los medios le ha hecho más daño que el que originalmente le causó el director de cine.

No creo que nadie, por muy distinguido que sea, deba tener un trato de preferencia ante la Ley. Estoy convencido también que las leyes deben castigar de manera severa una violación y que la penalidad debe ser especialmente severa cuando se comente contra un menor. Aun cuando uno no esté de acuerdo con la pena de muerte, un caso como el de Joe Medellín, el mexicano ejecutado en Texas en 2008 por la violación tumultuaria, tortura y homicidio de dos chicas de 14 y 16 años, requería un castigo ejemplar. Sin embargo, estoy convencido de que las leyes que prohíben las relaciones sexuales consensuadas de menores, ya sea con otros menores o con adultos, son simple reflejo de una actitud moralista.

El semanario británico

Señalaba el 6 de agosto que las leyes sexuales en Estados Unidos son "injustas e ineficaces". Miles de hombres y mujeres han vivido durante años o décadas bajo una persecución brutal del sistema de justicia por haber tenido relaciones consensuadas con menores por amor o por gusto. Sus nombres son colocados en listas de "criminales sexuales" y sus fotografías y direcciones se divulgan por Internet. Ellos y sus familias son objeto de hostigamiento. Una mujer, Wendy Whitaker, tuvo que pasar un año en la cárcel por haber realizado un acto de sexo oral, cuando tenía 17 años, con un compañero de escuela de 16. Si bien el hecho tuvo lugar hace más de una década, su nombre sigue apareciendo en las listas de criminales sexuales. Como se le prohíbe vivir cerca de una escuela, fue obligada a dejar su casa.

Una tercera parte de los menores en Estados Unidos -en México la cifra no debe estar muy lejos- tienen relaciones sexuales. La enorme mayoría lo hacen porque quieren, ya sea con otros menores o con adultos. Castigarlos a ellos o a sus parejas por hacer lo que los adolescentes han hecho siempre es un absurdo legal y moral. No podemos aceptar una Ley que habría metido en la cárcel a Romeo y Julieta.

El presidente chino Hu Jintao abandonó su habitual traje oscuro, impecable camisa blanca y corbata para presidir con traje Mao las celebraciones por el 60 aniversario del triunfo comunista en su país. El gesto, sin embargo, no puede ocultar el hecho de que el régimen de Mao Zedong empobreció al país y causó la muerte por hambre de decenas de millones. Han sido las reformas capitalistas aplicadas a partir de 1977, tras la muerte de Mao, las que han dado a China la pujanza económica que hoy tiene.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...