EDITORIAL Caricatura Editorial Columnas editoriales

Reflexión tranquila para hoy

Julio Faesler

El INE tiene dudas respecto a varios aspectos del proceso electoral que organiza. Es el caso de la exactitud de la lista nominal que rebasa los 95 millones de inscritos. Eso, al igual que los nombramientos pendientes en los órganos cruciales m como el INAI y el Tribunal electoral, integran un conjunto de detalles cuyas fallas de personal y de presupuesto, llegarán a plantear problemas cruciales cuando llegue el momento de registrar, evaluar y anunciar los resultados para miles de puestos de elección popular que regirán la vida política del país.

Por su parte, con la obsesión del presidente de la República, de que su sucesora prolongue su extenso programa transformador del llamado segundo piso de la 4T, López Obrador ha abandonado la atención de aspectos críticos de la vida nacional como es el crecimiento de la violencia, la falta de agua en todo el país y desde luego, el destino de apoyos financieros a las pequeñas y medianas industrias. Y al no hacer nada al respecto, cínicamente dice que sus propias fallas son mentiras de los conservadores y de sus adversarios. La desatención humanitaria de los cientos y miles de migrantes que llegan en tránsito y vagan sin rumbo por todo el país, denotan la falta de una política migratoria, que no sea el simple espejo de las decisiones que se toman en Washington. En lo internacional, el desaliño y la crudeza con que ha apoyado a regímenes autocráticos latinoamericanos y la abierta simpatía al régimen de Putin, demuestran la completa falta de orientación que nuestras relaciones internacionales han padecido en estos últimos cinco años y medio. Pero los frutos recogidos hasta la fecha en todo el país no están debidamente instrumentados y no convence el apoyo publicitario que el gobierno derrama en cada uno de sus programas. Por otra parte, la insistencia por utilizar combustibles fósiles en lugar de propiciar el desarrollo de energías limpias, demuestran la desfasada mentalidad de la política energética de México, apartándonos de los lineamientos internacionales.

La oposición a las políticas centralistas de AMLO se expresa con argumentos cada vez más definidos y vehementes y hay peligro de que el ciudadano pierda toda posibilidad de participar en el gobierno por vías de la democracia. Ya no es el caso como en los tiempos del viejo PRI cuando la arbitrariedad se resumía en un fraude generalizado. Hoy el daño es mayor porque las deficiencias de los servicios oficiales generan decepciones aún mayores que las de antes.

Sustituir autoridades legítimamente electas con comités o consejos populares liderados por Morena sería una irresponsabilidad y un retroceso. El general fastidio de la democracia es porque ésta no ha remediado los problemas económicos más básicos además de la convivencia pacífica y, en las más de las veces, los ha empeorado. En efecto, el prestigio de los regímenes democráticamente electos ha decaído.

El remedio no es rápido. La corrupción y la violencia vienen de antaño. No intentar resolverlas es dejar libre a los que arruinan el buen ambiente que se necesita para el desarrollo económico y social. No hay que engañarnos. Hemos dejado crecer la corrupción y la violencia convirtiéndolos en una plaga por las negligencias que hay que corregir y tomar la vía correcta en vez de descarrilar el rumbo como un pobre Tren Maya como el que tristemente se descarriló.

El problema que nos ocupa tiene otra dimensión: falta la cara recíproca de los tan cantados derechos humanos que son las obligaciones humanas que esperan ser asociados. El silencio respecto a los deberes explica la soltura con que se callan. El inseparable binomio queda truncado y el crimen y la impunidad en plena marcha.

El INE está preocupado y con razón. Se ha insistido en los derechos políticos sin exigir el cumplimiento de las obligaciones políticas. Se habla con facilidad del comportamiento de las autoridades sin enfatizar que esto sólo es posible acoplado a la obligación cívica de exigir y así activar el balance indispensable. El 2 de junio veremos hasta qué grado realmente lo quiera el electorado.

[email protected]

Leer más de EDITORIAL

Escrito en: salidas restaurantes

Noticias relacionadas

Siglo Plus

+ Más leídas de EDITORIAL

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

Videos más vistos semana

Clasificados

ID: 2284740

YouTube Facebook Twitter Instagram TikTok

elsiglo.mx