Columnas Social

Columnas

Las palabras tienen la palabra

Ya le comparto esta palabra

JUAN RECAREDO.-

Frases hay muchas y aquí le he compartido un buen número de ellas. Y ya. "¿Cómo que 'y ya'? ¿A poco ya terminó su comentario? No, espéreme. Me refiero a la palabra "ya", que es un adverbio de tiempo usado un montón de veces para crear de estas frases o refranes.

"Ya apareció el peine". ¿Cuál peine? Ninguno. Así decimos cuando aparece el verdadero motivo o causa de una cosa, de algún asunto o conflicto: "ya apareció el peine".

"Ya comimos, ya bebimos, ahí nos vimos", dice uno cuando llega a un festejo, termina de comer y "ya se las pela" por irse, y así dice "ya comimos, ya bebimos, ahí nos vimos" haciéndose el chistoso para que no lo critiquen o que no le digan "este está como los indios de Comitán, que nomás comen y se van".

"¡Ya cásate!" Le decimos a una tía solterona porque parece que la falta de pareja a esa edad le está agriando el carácter o de plano ya se lo agrió al máximo. Y luego le lanzamos la misma incitación al matrimonio a alguna persona, hombre o mujer de esas que se enojan por cualquier cosa. "¡Ya cásate!", aunque sepamos que el sujeto o "la sujeta" ya esté casado y recasado por las tres leyes: por la iglesia, por civil y por la otra.

"Ya anda a medios chiles" significa que la persona a la que nos estamos refiriendo ya anda medio gris, o sea que anda algo tomado, aunque aún no se puede decir que anda totalmente ebrio. "Ya anda a medios chiles" es como el caso de mi compadre al que le dicen "el robalito" quesque porque siempre anda "a media agua".

"Ya Chole…" es una indicación de que "ya me tienes hasta el gorro" o sea que mejor "ya párale a tu carro". ¿Y quién es la Chole a la que se alude? Pues quién sabe. Tal vez haya alguna referencia por ahí, pero el dicho completo es "Ya Chole vendió su casa, con pepita y calabaza", que puede acortarse simplemente con decir: "ya estuvo suave, ¿no?", que viene a significar lo mismo. Otra forma similar es: "ya me llenaste el buche de piedritas" o bien: "ya me colmaste el plato".

"Ya me está llegando la lumbre a los aparejos" significa traigo un problema que está llegando a niveles verdaderamente insostenibles, mientras que "Ya llegó por quién llorabas" es indicación de que ya hay una solución al problema que te aqueja, o sencillamente que se hizo presente una persona a la que quieres mucho, y el que llega tal vez presuma diciendo como en la canción "Ya llegó el que andaba ausente…"

Si digo que "Ya me daban las doce" quiero decir que el apuro estaba llegando a su nivel máximo y yo no encontraba una solución razonable, así que cuando la encontré digo: "Pues sí, ya resolví el problema, pero 'ya me daban las doce'".

Si estoy en un lugar donde no se me aprecia, tal vez diga que "ya me voy con mi música a otra parte" y alguien que anda muy ansioso, por ejemplo, una muchacha que encontró novio, pero tardó mucho en lograrlo, las vecinas dirán que "ya se le estaban quemando las habas".

Y ya acabamos por hoy, ahora sí.

Soy Don Juan Recaredo… compártame sus dudas y comentarios.

[email protected] Twitter: @donjuanrecaredo

ME PREGUNTA Esmeralda Arriaga: ¿Cómo se dice, el calor o la calor?

LE RESPONDO: Lo correcto es el calor. Calor es un sustantivo masculino.

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA: La persona prudente no se vale jamás de la palabra para el sarcasmo ni para la difamación.

Leer más de Columnas Social

Escrito en: Las palabras tienen la palabra

Noticias relacionadas

Siglo Plus

+ Más leídas de Columnas Social

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

Videos más vistos semana

Clasificados

ID: 2273121

YouTube Facebook Twitter Instagram TikTok

elsiglo.mx