Torreón Elecciones 2024 Feminicidios Protección Civil Elecciones Coahuila Alcaldías Coahuila

La Laguna

'Aparte del sazón, le pongo amor a la comida'

Doña Angélica y su hija Gaby aman su trabajo y eso las ha mantenido en el gusto de clientes

GUADALUPE MIRANDA

Doña Angélica Contreras, tiene 71 años de edad, de los cuales más de 55 los ha dedicado a la venta de comida. Aunque su pasión es cocinar, de tener la posibilidad de regresar el tiempo, no le hubiera gustado ser chef o tener un gran restaurante sino estar en casa y estar pendiente única y exclusivamente de sus siete hijos.

Desde su estanquillo ubicado en la esquina de calle Blanco y avenida Morelos en el Centro de Torreón, doña Angélica compartió que durante 40 años trabajó en un puesto de comida al interior del Mercado Juárez y desde hace diez, lo hace desde su propio local.

Aunque su platillo favorito, tanto para cocinarlo como para degustarlo es el caldo de pollo, en su estaquillo de nombre "La Morelos", ofrece una gran variedad de preparaciones y en esta temporada de Cuaresma se adapta para retirar aquellos que llevan carne cada viernes.

Por ejemplo, los lunes es de caldo de pollo y chiles rellenos; los martes es guisado de puerco en salsa roja y tortas de papa; los miércoles son de albóndigas y chiles rellenos; el jueves es de espinazo de puerco y tortas de papa, filete de pescado y milanesa de puerco y para el viernes es de caldo de pollo, mole y guisado verde. Todos los días se ofrecen enchiladas rojas y tacos dorados, que son de los "consentidos" para sus clientes.

Pero también se ofrecen desayunos, que consisten en chilaquiles y huevos al gusto.

Y porque su puesto nunca cierra, a menos que suceda algo extraordinario o simplemente doña Angélica se quiera tomar unas vacaciones, los sábados son de tacos, enchiladas y chicharrón de pella, y los domingos es solo menudo para los desvelados o para quienes tienen antojo.

Su hija Margarita es la que siempre la acompaña, mientras que Gabriela les apoya solo los viernes de Cuaresma, mientras que doña Angélica se encarga de preparar la capirotada y de los nopales así como de cobrar a sus clientes.

En el estanquillo La Morelos no se sirve carne en viernes de Cuaresma, por lo que pide a quienes pudieran atreverse a pedirlo, a que no lo haga.

El pipián, las torrejas y la capirotada, son de las más pedidas en este tiempo.

Aunque doña Angélica aseguró que no existe un ingrediente secreto para el sabor y la demanda que tienen sus platillos, su hija Gaby dijo que el amor que se le pone a cada platillo así como el trato que se le da a la gente, es lo que las ha mantenido en el gusto de sus clientes.

"Es que a parte de que le pongas el gran sazón a la comida, le pones cariño, le pones amor a la comida. Si haces una comida nomás por hacer no te va a salir buena, tienes que tener empeño, amor, cariño a lo que estás haciendo". Pero también dice que hay que tener actitud hacia los clientes "aquí vienen y me ponen la música y me pongo a cantar, canto como la Chimoltrufia pero es la actitud con la que atiendas a la gente", dijo Gaby.

Gracias a todo eso, doña Angélica y sus hijas, se han mantenido en el gusto de los laguneros. Y aunque esos 55 años de trabajo en los que en ocasiones los días parecían interminables, los agradece la mujer de ahora 71 años de edad pues gracias a su sacrificio y dedicación, le puso dar todo lo necesario a cada uno de sus hijos, pero reconoce que si pudiera regresar el tiempo, le gustaría sólo ser ama de casa y dedicarse totalmente al cuidado de sus hijos.

"Si volviera el tiempo, yo creo que me caería mejor dedicarme a los hijos porque pierde uno mucho, pierde uno el cariño de los hijos al estar uno trabajando. Yo quisiera que en ese tiempo hubiera un apoyo que me hubieran ayudado con mis hijos, pero no hubo, por eso me metí a trabajar porque no hubo quien me diera para sacar a mis hijos adelante", dijo entre lágrimas.

Pero ahora son sus hijas quienes le apoyan en todo momento y le dan la posibilidad de quedarse en casa a descansar, mientras ellas atienden su local familiar.

Es por eso que ni Gabriela ni Margarita, perdieron la oportunidad de invitar a las familias laguneras a disfrutar de sus diferentes platillos no sólo ahora en Cuaresma sino cualquier día del año.

El amor que se le pone a cada platillo así como el trato que se le da a la gente, es lo que las ha mantenido en el gusto de sus clientes.
El amor que se le pone a cada platillo así como el trato que se le da a la gente, es lo que las ha mantenido en el gusto de sus clientes.

Doña Angélica ha dedicado más de 50 años de su vida a cocinar y en esta Cuaresma ofrece deliciosos platillos de vigilia.

Doña Angélica ha dedicado más de 50 años de su vida a cocinar y en esta Cuaresma ofrece deliciosos platillos de vigilia.

Leer más de Torreón

Escrito en: La Laguna Gastronomía

Comentar esta noticia -

Noticias relacionadas

Siglo Plus

+ Más leídas de Torreón

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

Videos más vistos semana

Doña Angélica ha dedicado más de 50 años de su vida a cocinar y en esta Cuaresma ofrece deliciosos platillos de vigilia.

Clasificados

ID: 2281985

YouTube Facebook Twitter Instagram TikTok

elsiglo.mx