EDITORIAL Columnas editoriales Caricatura Editorial

Astillero

Xóchitl y Samuel, en problemas

MURAT, RUVALCABA, SANDRA

Murat, Ruvalcaba, Sandra

Nuevo León, ¿quién gobierna?

Milei y seguridad social del IMSS

Llegado el momento de su mayor soltura como aspirantes presidenciales, los dos opositores al obradorismo lo hacen en condiciones muy indicativas de sus desajustes y limitaciones internas: Xóchitl Gálvez, tocada por las divisiones en los partidos que la apoyan y con una carta muy impugnable en la Ciudad de México; Samuel García con el riesgo de crear una crisis en Nuevo León, donde se supone tiene su principal fuerza, a causa del nombramiento de su sustituto interino.

Se le han descompuesto las alianzas a la panista indocumentada (toda su carrera política la ha hecho al amparo de Acción Nacional, pero no ha gestionado su registro oficial: usa una especie de blue card en la frontera partidista). El alcalde de Cuajimalpa, Adrián Ruvalcaba, ha renunciado al Partido Revolucionario Institucional en rechazo a la imposición de Santiago Taboada como precandidato único a la jefatura del gobierno capitalino.

Ruvalcaba solo necesitaba un pretexto para acomodarse al servicio de la llamada 4T. Unas horas después de dejar la militancia tricolor ya estaba tundiendo al panista Taboada, remarcando la condición delincuencial derivada de las operaciones de lo que se ha denominado el cártel inmobiliario. También con notable rapidez procesó el presunto apoyo de diputados priistas que, dice, le son solidarios, para aprobar la entrampada reelección de Ernestina Godoy como fiscal capitalina. El batidillo que armó Ruvalcaba terminó embarrando a Gálvez, acusada de ser quien impulsó a Taboada, aunque la hidalguense lo ha negado.

Por si fuera poco, en ruta hacia su nuevo destino morenizado, Ruvalcaba podría abrir paso a la alcaldesa de Cuauhtémoc, Sandra Cuevas, con quien sostiene una relación política evidente y una cercanía afectiva que no se sabe si es real o propagandística. Es tal la ingrata apertura del claudismo a especímenes del oportunismo y el camaleonismo electorales que, con candidatura concedida a algún cargo, parece viable incorporar a quien sea.

El exgobernador Alejandro Murat (su padre, José, lo había sido en otro periodo) también renunció al PRI. Su historial político relevante inició en el Estado de México, en equipo con Enrique Peña Nieto; su rendimiento más notable a favor del morenismo se dio en Oaxaca, convertido en uno de los mandatarios estatales más visitados por el presidente López Obrador y una pieza calculadamente apacible en lo electoral para dar paso a Salomón Jara, sucesor en el gobierno.

Murat no optó por un pago en especie diplomática sino que buscó mantenerse en el plano político nacional: hizo como que pretendía ser candidato presidencial opositor, en medio de la fundada desconfianza de los frentistas que lo veían como lo que era, una pieza al servicio del obradorismo. Ahora deja el PRI en busca de un pago legislativo: una senaduría, (tal vez a través del Verde) para "ayudar" a Sheinbaum.

El esposo de la reincidente propagandista de internet, Mariana Rodríguez, enfrenta a su vez las consecuencias de un primer error de cálculo político, al pretender dejar a su secretario general de gobierno como relevo durante seis meses (pues Samuel García estima que en medio año estará de regreso en Monterrey). Sus adversarios, que tienen mayoría en el Congreso, se opusieron a tal nombramiento e hicieron el propio, en la persona del presidente del tribunal neoleonés de justicia.

La autoridad judicial federal desechó a los dos sedicentes gobernadores interinos y ordenó que el Congreso, con mayoría de PRI y PAN, nombre a otro, lo cual sería un rudo golpe al citado García, que demostraría incapacidad para procesar políticamente un problema que él mismo creó en su terruño a la par que se dice preparado para presidir a la nación.

Y, mientras Milei designa como "cerebro" de su política de seguridad social a Juan Manuel Verón, de Principal Financial Group, quien, dijo, tuvo una participación activa en la reforma de la Ley del Seguro Social en México, que se aprobó en diciembre de 2020 y comenzó a implementarse en enero de 2021, ¡hasta mañana!

Leer más de EDITORIAL

Escrito en: Julio Hernández López Editorial Julio Hernández López Astillero

Comentar esta noticia -

Noticias relacionadas

Siglo Plus

+ Más leídas de EDITORIAL

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

Videos más vistos semana

Clasificados

ID: 2251662

YouTube Facebook Twitter Instagram TikTok

elsiglo.mx