Columnas Deportes

Columnas

Voz de Palco

El infierno de Dante

EDUARDO SEPÚLVEDA.-

Qué importante es, en nuestros días, no equivocarse; la reacción en redes sociales suele ser lapidaria. Dante Elizalde cometió un error (quizá muchos, pero el más reciente nos ocupa) y con una sola frase armó una revolución: "A los verdaderos aficionados". 

Al presidente del Santos Laguna se le ocurrió decir esas cuatro "simples palabras" cuando se refirió a quienes van dirigidos los beneficios que ofrece el club, básicamente los limitó a los abonados. ¡Vaya ofensa para el que no cuenta con un abono! De por sí el "presi" no es muy mediático. 

Se trata de un grito desesperado en un torneo que ha arrancado mal. La llegada de Cecilio Domínguez es un grito desesperado ante las salidas intempestivas de Brian Lozano, Jordan Carrillo y el otro… Govea. Me suena a "tráete al que esté disponible para que no nos digan nada", pero de todas formas les dicen. 

Poner a Carlos Acevedo en taquilla para vender abonos pudo haber sido una buena puntada en un mejor torneo; hoy, es un grito desesperado por llamar la atención de quienes se han alejado de la tribuna. Llamarle por teléfono a los abonados que no renovaron para este torneo es un grito de desesperación total, disfrazado de mercadotecnia, que en un mejor torneo, hubiera sido tomado como mucha alegría. Hoy, no es más que un grito desesperado en un estadio que no se ha visto más solo porque los equipos visitantes también han jalado asistentes. 

Pero, efectivamente, el equipo no está solo; siempre hay aficionados "en las buenas y en las malas", son a los que seguramente Dante califica como "verdaderos". Los que todavía tienen para gastar en un abono, pese a que en el torneo pasado abundaron los partidos aburridos. Irarragorri podría pensar: "No puedo dejar un rato solo a este porque hace un des…", refiriéndose a su presidente en Torreón, pero prefiere compartir un tuit de Salinas Pliego con una imagen que tiene la siguiente leyenda: "Hagas lo que hagas te van a criticar, así que haz lo que te dé la gana".

Sin embargo, al presidente del Grupo Orlegi sí le importa lo que se diga de él y las empresas que maneja. Por eso invita a David Faitelson a humillarlo en vivo y orillarlo a que ofrezca disculpas. Por eso lanza indirectas en Twitter. Por eso arma un foro con aficionados que no están preparados para confrontarlo. Por eso trata de "calmar las aguas". Hoy, el mar está revuelto y la frase célebre de Dante que, sin saberlo, encendió su propio infierno, no ayuda para apaciguarlo. 

Queda de manifiesto (y no lo olvidemos, porque tampoco es la primera vez que lo decimos) que el futbol es un negocio. Dicen que en México solo hay dos que ganan: Grupo Pachuca y Grupo Orlegi. ¡Qué bueno!, pero ni con eso deben olvidar que el aficionado es su cliente, su consumidor, quien le da valor a su marca. No es solo el ingreso al estadio y el consumo, es comprar una playera, seguir la transmisión por TV (cada vez más difícil, debido a tanta aplicación).  

El aficionado santista se siente lacerado. No ve alegrías por ninguna parte. Ni en el campo, ni en la tribuna, ni en la banca, ni en la directiva. Casi ni por la tele (aunque diga Marc Crosas que está fácil: bajar app, pagar y ver partido). El futuro no luce tan prometedor. 

Que el modelo es exitoso está bien, pero no olviden ni maltraten a quien hizo la marca: la afición. Todo tiene un límite y la postura del club está quedando por demás de manifiesto: mero interés económico y ahí los únicos que ganan son ellos, no el que paga su boleto. Diferente sería si, como quiso decir Dante, hubiera espectáculo. De hecho, casi podría asegurar que lo que el presidente santista quiso de decir fue otra cosa, pero sería bueno que al menos saliera a aclararlo.

Yo digo que apenas es la jornada 4; ellos (aficionados) dicen que son 4 de ahora y 11 del torneo anterior. Yo digo que ganarán mañana; ellos dicen que viene Atlas (con dos derrotas seguidas) y es hora de "levantar muertos". Dante dice que los beneficios son para los verdaderos aficionados, Irarragorri dice que hagas lo que te dé tu gana y Fentanes no sabe lo que dijo su presidente (al menos eso dijo ayer en rueda de prensa). Ya que cada quien saque conclusiones. Hoy, no hay ni "Fentaneta" ni Liga Orlegi MX. Hoy, es el infierno de Dante.

¿Le seguimos? Soy @Foko_54 en Twitter. También respondo en @Champs_MX.

Escrito en: voz de palco presidente, grito, Dante, solo

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Columnas Deportes

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas