Columnas Social

Columnas

Vibremos positivo

Feedback

ALESSANDRA AMADO.-

¿Ha pasado su tiempo?

Y sí, voy a volver a hablar de los dilemas de fin de trimestre y de mitad de año... cuando muchas empresas se preparan para lanzar evaluaciones parciales.

El proceso de evaluación y retroalimentación aún es temido en muchas empresas, o ignorado en otras. ¿Cómo es para usted?

Es común ver líderes viendo la evaluación del profesional en el momento del feedback, adoptando un discurso genérico para hablar de fortalezas y puntos de desarrollo, o realizando una reunión de feedback durante horas y horas, para poder hablar de todo el semestre. Ninguno de los casos es realmente constructivo para los profesionales de su equipo.

El riesgo de generar malestar en los profesionales por no hablar de puntos específicos, de trabajar con comparaciones amplias, o cualquier tipo de comparación es alta, si la conversación se inclina hacia un discurso de carrera y desarrollo entonces puede ser aún más complicado mantener una visión más generalista.

La evaluación es un proceso que debe formalizar la gestión del día a día de los profesionales y alinear los objetivos empresariales y profesionales, pero pocas empresas realizan esta aplicación de manera efectiva. Una de las razones es porque el proceso se ha vuelto formal y por lo general la única ocurrencia de conversación estructurada entre el líder y el equipo. Otra razón es porque los profesionales se sorprenden con el contenido traído, ya sea negativo o positivo, o porque es el proceso que fundamenta decisiones de reconocimiento o sanción y despidos, o incluso porque es un proceso realizado sólo para cumplir con una norma, llenar un sistema, pero no ofrece ninguna acción objetiva y significativa para la organización y las personas.

Evaluar el desempeño de un profesional es también evaluar si la estrategia de gestión de ese profesional fue efectiva, si las acciones de seguimiento, involucramiento y delegación surtieron el efecto deseado, es mirar cuánto absorbió el profesional de su liderazgo y se desarrolló a partir de él. Por supuesto, hay profesionales que se desarrollan menos de lo esperado y si, en este caso, se enterará de esto en el momento de la retroalimentación formal, lamento informarle que usted, mi querido líder, está contribuyendo a la ineficacia del proceso.

Sorprender a tu equipo con feedback es asumir que tu liderazgo está ausente, disperso y poco enfocado en el individuo y entonces te invito a reflexionar si realmente lideras a este equipo con estrategia o simplemente vives el día a día y tratas de bailar al son de la música.

Escuché de líderes ineficaces que hicieron esto porque tampoco tenían la evaluación de sus superiores, y entonces les pregunto, ¿quieres romper este ciclo o estás feliz de ser visto como alguien que simplemente sigue a la manada?

El liderazgo se puede aprender y desarrollar, es un trabajo continuo que requiere dedicación y disciplina, como cualquier otro desarrollo que pueda perseguir. No pierdas la oportunidad de liderar y buscar tus referentes, ve más allá de las plataformas y tecnologías, busca ser genuino y humano hacia otra vida humana.

La evaluación del desempeño está destinada a ser ligera, con dirección y alineación. Hay técnicas para esto y puedes hacerlo cada vez mejor.

¡Buen fin de semestre mis queridos líderes!

Te invitamos a seguir nuestras redes sociales en Facebook como vibremospositivo, en Instagram como @jorge_lpz, @vibremos_positivo2020 y @aleamado1, escríbenos a [email protected]

También nos encontramos nominados en el certamen internacional Marcas que enamoran en España, apoyanos votando por nosotros en https://marcasqueenamoran.es/votacion-publica, en la categoría de Integración e inclusión social, venga #vibremospositivo.

Escrito en: Vibremos positivo profesionales, proceso, evaluación, hablar

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Columnas Social

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas