Columnas Social

Columnas

Vibremos positivo

Honrando al ser

DAMARIS GONZALO.-

Dejo mi libro para levantar la mirada y mirar hacia fuera. Veo verde y cielo. Veo luz y calor. Cierro los ojos para intentar fijar en mi memoria todo la visión, lo que pienso y lo que siento en ese momento. Me siento clara, lúcida, inspirada.

Vuelvo a mi lectura procurando saborear el momento. Las palabras me hablan. Como si hubieran sido escritas para mí, en este lugar, espacio y tiempo. La emoción me embarga, porque es un sentimiento de tal plenitud y certeza que no puedo evitar sentirme viva y agradecida. En este momento me siento en comunión con mi ser, con mi más profundo y auténtico yo, con aquel que posee sabias palabras, la verdad y la dirección adecuada. Alguien que está ahí, conmigo siempre.

Lo reconocí hace poco tiempo, mi Ser estaba en mí pero no convivía conmigo. No sabía verlo, ni sentirlo, ni escucharlo. No atendía a sus señales, ni mensajes, ni intuiciones. Simplemente no sabía que existía, que permanecía latente y paciente a que por fin, pudiera reconocerlo. El Ser sabe y recuerda aquello que nosotros ya hemos olvidado. Sabe y ve lo que necesitamos, quienes somos, para qué vinimos. El Ser es incondicional, permanece, nos ama y nos respeta, a pesar de nuestros constantes errores y desplantes.

Lo reconoces por la emoción, la emoción que acompaña a un pensamiento, a una idea. Ahí es donde manifiesta abiertamente su poder y su esencia. Cuando aparece un pensamiento acompañado de una emoción, es el ser indicando si ese es tu camino correcto, si estás alineado con quien eres, con tus valores y con tu propósito. Muchos dirían que esa emoción, asociada a un pensamiento, es simplemente una reacción química y funcional de nuestro cerebro, que no hay ningún Ser más allá de la bioquímica de nuestro cuerpo.

Y sí, la reacción física existe pero cuando la emoción se conecta a la vez con tu intuición y con un sentido profundo del hecho en sí mismo, entonces, parece que haya algo más allá de una simple relación causa-efecto. Algo más grande te embarga. No es explicable, pero sí lo puedes sentir. Pertenece al mundo de lo invisible, porque lo visible todavía no ha aprendido a dar respuestas a todo. El Ser nos habla un lenguaje distinto, nos susurra secretos olvidados, memorias sagradas y sabias que antaño, en algún momento tuvimos. El Ser nos ayuda en nuestro camino, en nuestro tránsito, en nuestra sabiduría y misión. Nos aleja de lo mundano para acercarnos a lo real, lo eterno, lo universal. El Ser es el yo, en otro plano de la existencia. Gracias por ser y estar, por acompañarme, por cuidarme, por amarme.

Te invitamos a seguir nuestras redes sociales en Facebook como vibremospositivo, en Instagram como @jorge_lpz, @vibremos_positivo2020 y @damarisgonzalo_coaching, visita www.cocooninspiringchanges.com o si lo prefieres envia un mail a [email protected] o [email protected]

También nos encontramos nominados en el certamen internacional Marcas que enamoran en España, apoyanos votando por nosotros en https://marcasqueenamoran.es/votacion-publica, en la categoría de Integración e inclusión social, venga #vibremospositivo

Escrito en: Vibremos positivo siento, emoción,, emoción, sabias

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Columnas Social

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas