EDITORIAL

Kristian Hölge

Uso y abuso de la tecnología en la trata de personas

KRISTIAN HÖLGE

Hoy se conmemora el Día Mundial contra la Trata de Personas, un delito clandestino y muy lucrativo que se aprovecha de las necesidades y de la confianza de sus víctimas. Se estima que es el tercer delito que más genera dinero para la delincuencia organizada.

La trata de personas está conformada por: 1) actos (captación, traslado, transporte, acogida, etc.); 2) medios (engaño, uso de fuerza, etc.) y 3) fin último de explotación (en infinidad de modalidades). Cualquiera puede convertirse en víctima de trata.

Sin importar el tipo de explotación, la trata atenta contra la dignidad humana y violenta los derechos humanos.

En México, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, registró un total de 677 víctimas de trata de personas en 2020; 744 en 2021 y 397 hasta mayo de 2022.

El Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México destacó que 20% de las victimas identificadas en 2021 fueron enganchadas a través de redes sociales.

Estas cifras y el más reciente Informe Mundial sobre la Trata de Personas de UNODC nos hacen ver que, aunque el internet ya era utilizado por tratantes, su uso aumentó en la pandemia. Ahora estamos mucho más tiempo en línea, lo que impulsa la manipulación y explotación de las víctimas en entornos digitales.

Para contrarrestar este desafío global es necesario visibilizarlo. En 2008, UNODC lanzó la campaña Corazón Azul contra la trata de personas, iniciativa que busca crear conciencia sobre este delito y su impacto.

El Día Mundial contra la Trata de Personas tiene un tema distinto cada año, en 2022 es el "Uso y abuso de la tecnología".

UNODC identificó que se emplean principalmente dos tipos de estrategias en línea: la "pesca", donde la persona tratante publica anuncios y espera a que potenciales clientes o víctimas respondan, y la "caza", que se utiliza tanto para acceder a las víctimas como para establecer conexiones con potenciales compradores de servicios de explotación.

Ante esta situación debemos estar alerta todas las personas como usuarias de Internet. ¿Cómo protegernos y evitar ser víctimas del delito a la vez que utilizamos el potencial del Internet?

A través de las redes sociales podemos enviar mensajes de prevención. Podemos llegar a víctimas que de otro modo no alzarían la voz (por ejemplo, el Consejo Ciudadano habilitó el teléfono 800 5533 000 para denuncias vía WhatsApp) y compartir información para todas las edades.

Junto con la Comisión Intersecretarial contra la Trata de Personas realizamos una campaña en Tik Tok con dos cantantes. Hoy lanzamos una serie de videos que explican y alertan sobre las diferentes modalidades de trata de personas. Y constantemente organizamos conversatorios y entrevistas virtuales. Queremos seguir llegando a más personas en todo el país.

Necesitamos que lo que es ilegal fuera del ciberespacio también lo sea en Internet.

Nos comprometemos a prevenir la explotación en línea y a usar el poder de la tecnología para proteger a nuestras sociedades.

Representante de UNODC en México.

Escrito en: Kristian Hölge víctimas, trata, personas, Trata

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de EDITORIAL

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas