Columnas Deportes

Columna

Rincón Beisbolero

CLAUDIO MARTÍNEZ

De manera sorpresiva los Sultanes de Monterrey han venido a la baja en las últimas series y este sábado amanecieron apenas dos juegos y medio arriba de los Algodoneros de Unión Laguna; las fallas en el pitcheo abridor y de relevo en el equipo de Roberto Kelly han sido una constante, y para colmo de males también aparecieron las lesiones, como en el caso de Javier Salazar, el campo corto que en la última serie ante los Diablos Rojos del México se rompió el ligamento cruzado anterior, quizá la lesión más temida por todo deportista. Ante este escenario se abre una posibilidad más para la novena guinda, y es la de finalizar como cuarto lugar de la Zona Norte, lo que muy probablemente lo pondría frente a Monclova en el primer playoff, un rival más complicado que Tecolotes, el más viable hasta ahora.Se considera teóricamente que enfrentar a Tecolotes en el primer playoff, es poco menos complicado que verse las caras con Tijuana o Monclova, que también son posibles rivales. Es cierto que Dos Laredos vino a menos en las últimas semanas, pero la gran primera vuelta hoy le da al equipo de Félix Fermín la posibilidad incluso de terminar primero. La escuadra fronteriza le ganó a Unión Laguna ocho juegos de nueve que sostuvieron, sin embargo, ahora la situación sería muy diferente para Algodoneros, incluso con la opción de avanzar como el mejor perdedor. La inversión millonaria que se hizo en Algodoneros prácticamente obliga a calificar entre los cuatro primeros, por lo que se tiene que buscar con todo esa cuarta posición; Monterrey visita esta semana el estadio de la Revolución.Independiente de los refuerzos que Algodoneros pueda sumar este domingo, Ramón Orantes debe corregir algunos aspectos en su manera de dirigir, dicho de otra forma, se deben utilizar de la mejor manera posible los jugadores del roster actual. Orantes debe olvidarse de poner a Adrián Tovalín en el jardín izquierdo porque está más que comprobado que ubicarlo ahí representa un riesgo muy grande. Los resultados hablan por sí solos, e indican que Alejandro Flores debe jugar todos los días, su ofensiva es infinitamente superior a la de Fernando Flores, por muy bueno que sea el trabajo de este último atrás del pentágono; un refuerzo de la calidad de Fernando Flores, está obligado a ser mucho más productivo para su equipo, que lo entregado hasta hoy por el receptor sonorense.

El manejo del pitcheo también requiere ajustes y obliga a salirse del patrón utilizado en los últimos juegos; Padrón, Tago y Lueke en las últimas tres entradas. Más que lo que pueda indicar la sabermetría, un lanzador que tira strikes y saca outs, tiene que mantenerse en la loma de pitcheo, así se tenga listo a un relevo confiable; remover al pitcher que lo está haciendo bien, siempre será un riesgo innecesario. Peter Tago ha venido mucho a menos en sus relevos y eso ya costó algunos juegos a Unión Laguna; nadie entiende por qué si Padrón luce efectivo en su relevo hay que removerlo, y más que traer a Tago ha dejado muy malos resultados. Orantes ha dicho que confía plenamente en sus jugadores, y aquí se le presenta una gran oportunidad para demostrarlo.

Hay que reconocer, sin embargo, el mérito de Ramón Orantes, cuyo récord de ganados y perdidos habla por sí solo; es claro que hubo un repunte en el ánimo del grupo ante la salida de Óscar Robles, pero el nuevo mánager tiene al equipo muy cerca de la cuarta posición, la cual hoy tiene Sultanes, un equipo mediático, armado con muchos estrellas, y con un enorme presupuesto. Es increíble escuchar comentarios de tanto aficionado conocedor del beisbol que opina sobre el trabajo de Ramón Orantes, y el mánager algodonero sigue metido en su modelo cuadrado de dirigir, el cual costó ya varias derrotas y bastantes malos momentos a los cientos de aficionados que siguen muy de cerca el accionar de sus Algodoneros y ansían un título.

Siempre la antesala de un playoff representa un momento muy especial para la verdadera afición, y eso es lo que se vive en la actualidad; se hizo una fuerte inversión para convertir a Unión Laguna en protagonista y lo más justo es que el mandamás de la organización obtenga una recompensa, antes de arrancar la temporada se habló reiteradamente de que el objetivo es campeonar, y también se habló de "refuerzos top". Se cometieron algunos errores y se ha corregido sobre la marcha, pero aún faltan muchas cosas por corregir. Algodoneros nunca está entre los favoritos de los "expertos", pero en nivel no se encuentra lejos de Tijuana, Dos Laredos, Monclova y Monterrey; con dos buenos bateadores y una adecuada dirección, este equipo estaría listo para cosas grandes.

Escrito en: Rincón Beisbolero columna Algodoneros, equipo, tiene, Unión

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Columnas Deportes

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas