Cultura

Música

Riazanova Jazz Ensamble emitirá notas en homenaje a Stéphane Grappelli

(FOTO: ESPECIAL)

(FOTO: ESPECIAL)

SAÚL RODRÍGUEZ

 

 

“Siempre tenía esa espinita, como a mis papás y mis abuelos les gustaba mucho el jazz, en mi casa siempre sonaban las bandas de Glenn Miller. A Ella Fitzgerald la conocí desde que tenía cinco años y siempre me ha gustado ese tipo de música”.

La maestra Natalia Riazanova se instala en su comedor, afina sus palabras y da sorbos al café que la despierta en una mañana de miércoles. Justo en una semana se presentará en el Teatro Nazas para homenajear al violinista francés Stéphane Grappelli. La acompañarán los músicos Carlos Ramos, Absalom Ruiz y Daniel Olivares, en un cuarteto de jazz que incluirá violín, piano, percusión y contrabajo, mismo que llevará el nombre de Riazanova Jazz Ensamble.

“A Grappelli lo conocí todavía estudiando, como a los 12 o 13 años lo oí en unas grabaciones. Me encantó, me quedé totalmente boquiabierta, porque su técnica es impecable y su manera de tocar jazz, su inventiva narrativa, con brillante técnica, te llama la atención, te quedas impresionado”.

El violinista que conquistó el jazz

La madre de Stéphane Grappelli murió cuando este tenía apenas cuatro años de edad. Su padre, de origen italiano, carecía de medios económicos para criarlo y acudió a un orfanato de París para ingresar a su hijo. A los seis años lo sacó del orfanato y lo inscribió en clases de baile con Isadora Duncan. El genio de Grappelli no estaba destinado a la danza, pero su estancia le permitió conocer a Debussy y a otros compositores franceses.

“Ese es su primer acercamiento a la música y ahí empieza a tocar. Ya ves que en las clases de baile se acompañan con piano y él empieza a balbucear, como él decía, el piano. Como a los doce años le regalan su primer violín, comienza a rascarle a las cuerdas y resulta que tiene una capacidad bárbara, o como él decía, tuvo una suerte del universo para que se le acomodaran las manos como debe de ser. No tuvo ningún maestro y eso es verídico”.

Grappelli comenzó su carrera profesional en 1923, participando en orquestas que musicalizaban funciones de películas mudas. En 1934, fundó el Quinteto del Hot Club de Francia junto al guitarrista Django Reinhardt, lo que dio nacimiento al estilo conocido como “gypsy jazz”, pues Reinhardt tenía origen gitano.

“En diferentes épocas, Grappelli toca con muchos otros músicos. Entonces, él muta, ¿me entiendes? Su capacidad de adaptarse al estilo, con los que en ese momento toca, es impresionante. Es una mente brillante, porque la improvisación, en estos casos, siempre es improvisación. Nosotros tenemos grabaciones que podemos copiar, tenemos apuntes sobre ejercicios, sobre escalas, golpes de arco, etcétera, pero ellos estaban inventando todo eso y eso es lo que más admiro en él, toda esa capacidad mental y control técnico y de sonido”.

A escenario

Los cuatro músicos que se entregarán a las obras alguna vez interpretadas por Grappelli, han tenido ensayos donde la polifonía ha permitido la expresión de cada uno de los instrumentos. Al este cuarteto le interesa formar relieves, en los que cada timbre tenga una residencia y a la vez pueda desplazarse sin estorbar a otros sonidos durante las improvisaciones.

Riazanova y Olivares son músicos con formación clásica, mientras que Ramos y Ruiz se inclinan más hacia lo popular, estos estilos son los que enriquecerán el diálogo durante el concierto. Los instrumentistas forman así un puente desde la época de Grappelli hasta la actualidad, enfatizando en el empleo del violín, un instrumento que no es común escuchar en la sonoridad del jazz.

“Me empapé de libros que estudian diferentes estilos de diferentes violinistas de diferentes épocas, pero yo me enfoqué más en esta época de Stéphano Grappelli y con base en esto, estamos trabajando todas las canciones que vamos a presentar”.

El repertorio estará conformado por las obras Django, It don’t mean a thig, Minor Swing, Nuages, Dinah, I can’t give you anything but love, Sweet Georgia Brown, Stardust, The way you look tonight, Limehouse blues, Daphne y Ol’man River. El concierto donde Riazanova Jazz Ensamble homenajeará a Grappelli, acontecerá en el Teatro Nazas, el miércoles 25 de mayo, a las 20:00 horas. Los boletos están disponibles en New Ticket y en taquillas del teatro.

Escrito en: Stéphane Grappelli Grappelli, Riazanova, diferentes, tenía

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Cultura

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

(FOTO: ESPECIAL)