EDITORIAL

Columna

Mirador

ARMANDO FUENTES AGUIRRE (CATÓN)

No es que Malbéne busque la polémica: es que la polémica lo busca a él, y siempre lo halla. Su más reciente artículo, publicado por la revista Signum, de seguro dará motivo a discusión. En él dice esto:

"Quizá no sea difícil vivir sin Dios, pero no ha de ser fácil morir sin él. En las horas finales hemos de percibir el infinito, después de haber vivido siempre sin pensar en él. Es entonces cuando necesitamos a Dios. No nos preguntemos si existe o no. A esa pregunta sólo la fe puede responder. Entonces, seamos creyentes o no hagamos todos juntos una oración de súplica. 'Señor Dios: te pedimos por favor que existas'".

Ciertamente estas palabras no parecen escritas por un teólogo. Por más que se les vea como expresión poética más que como declaración literal, lo cierto es que una manifestación así inquieta a los creyentes. Pero Malbéne lo ha dicho varias veces: "Mi tarea es inquietar, no aquietar".

¡Hasta mañana!...

Escrito en: Mirador Malbéne, siempre, 'Señor, palabras

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de EDITORIAL

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas