EDITORIAL

Columna

Metrópoli Laguna

EL VALOR DEL CONOCIMIENTO EN EL DESARROLLO DE LAS CIUDADES

TALÍA ROMERO

En días pasados presentamos en La Laguna el libro "Coordinación, gobernanza y desarrollo de las metrópolis en México: Desafíos y oportunidades en la regulación y gestión de las ciudades", editado por el Instituto Belisario Domínguez y el Instituto de Planeación y Gestión del Desarrollo del Área Metropolitana de Guadalajara (IMEPLAN).

Nos acompañaron los coordinadores de la publicación: Mario Silva, director del IMEPLAN; y Alberto Galarza, senador suplente por Jalisco. Se trata de dos actores que han participado desde el activismo y la función pública durante el proceso de desarrollo institucional con enfoque metropolitano que ha tomado aproximadamente quince años en su estado, uno de los casos emblemáticos de metropolización en México.

El texto recupera experiencias, visiones y propuestas desde diferentes ámbitos en cuatro capítulos: desafíos jurídicos, gobernanza, políticas públicas y buenas prácticas, y desafíos urbanos y demográficos. En él escriben, desde el Senado, Patricia Mercado -cuyo acompañamiento a La Laguna ha sido fundamental para nuestro proyecto- Xóchitl Gálvez y Ricardo Monreal. También colabora el propio gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, junto a otros académicos y funcionarias expertas en materia de desarrollo urbano.

Durante la presentación, Alberto Galarza mencionó una tarea que para nosotros es irrenunciable: la del activismo que se compromete también a la pedagogía de los temas técnicos. Más allá de sensibilizar a la población sobre la importancia de coordinarnos, hacer pedagogía es aprender y compartir conocimientos, analizar experiencias, establecer dinámicas de diálogo y programar agendas de trabajo continuo con autoridades y actores sociales, académicos y empresariales.

El senador suplente retomó una parte del pensamiento de la filósofa María Zambrano, que dice que el ser humano se ha manifestado a sí mismo a través del padecer, y que es sólo a través del dolor que aprende y puede transformarse, para señalar que la lógica imperante en la gestión pública hasta nuestros tiempos ha sido la de padecer y luego reaccionar ante las contingencias, pero difícilmente la de planear y prepararse para las catástrofes previsibles, como la del abasto del agua en casi todas las grandes ciudades en México.

Así en La Laguna, por ejemplo, hemos dado inicio a la construcción de infraestructura para dotar de agua potable a la región, aunque aún no se haya acordado un plan de manejo integral, una estructura eficiente de gobernanza sobre el recurso fundamental pero agotable del agua. Aún que contamos con los medios para hacer diagnósticos puntuales y nociones sobre la importancia de establecer estos mecanismos eficientes para su operación, de alguna forma seguimos con la tarea pendiente de construir acuerdos sostenibles al paso del tiempo.

Mario Silva, por su parte, recalcó la necesidad de institucionalizar acuerdos de gobernanza. Aunque coincide en que no existen razones, ni jurídicas ni políticas, que impidan la toma de acciones coordinadas sobre temas puntuales, el director del IMEPLAN señaló la importancia de impulsar la reforma constitucional al artículo 115 para agregar la obligatoriedad de llevar a cabo los procesos de metropolización en todo México, sin restar autonomía a sus municipios y entidades.

Además de colaborar con un capítulo sobre La Laguna, nuestras particularidades y trayectos en la búsqueda de coordinación interestatal y entre los municipios, en Metrópoli Laguna tenemos mucho qué seguir aprendiendo y sistematizando para impulsar la agenda metropolitana localmente, fortaleciendo nuestra vinculación con otros estados y federación para construir un camino viable y una ciudad sostenible e incluyente.

Escrito en: Metrópoli Laguna Laguna, importancia, desarrollo, sido

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de EDITORIAL

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas