EDITORIAL

Satiricosas

Mano firme de López Obrador

MANÚ DORNBIERER

Me voy a permitir, lectores, repetir aquí algo que me brotó para Facebook el pasado 28.7.22 al escuchar el final de la Mañanera en la que un periodista presente preguntó al presidente si le preocupaba que en USA se hubieran opuesto a la política energética mexicana:

¡Qué "güevos", y que perspicacia, de AMLO al señalar de nuevo que los gringos no deben meter mano en México one more time, en materia energética como lo especifica el T-MEC, Tratado firmado con el entonces presidente de USA Donald Trump, el 8 de julio de 2020, ¡en Washington! Por supuesto los panuchos ciegos, cobardes y entreguistas se frotaban ya las manos de que nuestro país las DOBLARA una vez más como sucedía con ellos. Pero como bien dijo AMLO _"no hay problema", no sucederá porque México cumple lo que firma y los más dañados serían los propios estadunidenses si se diera la barbaridad que anhelan los citados indecentes panuchos. AMLO cree que es posible que no lo sepa el presidente Biden… pues que se entere.

Completemos la info: Durante la reunión en la Casa Blanca con motivo de la entrada en vigor del nuevo tratado de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá, el T-MEC, los presidentes Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump FIRMARON una declaración conjunta que afianza la relación histórica entre ambos países:

LA Agencia France-Press escribió:

"El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó el miércoles el T-MEC, el nuevo acuerdo comercial negociado durante tres años con México y Canadá para reemplazar al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), anticipando un "futuro glorioso" para la industria estadunidense.

Hoy finalmente estamos terminando la pesadilla del TLCAN", dijo Trump en la Casa Blanca al rubricar el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el cual considera un triunfo histórico" para los trabajadores de Estados Unidos".

La promulgación del T-MEC fue el último acto del largo proceso que comenzó con la llegada del presidente republicano a la Casa Blanca en enero de 2017, hasta la adopción final por el Congreso estadunidense del texto a mediados de enero luego de un año de negociaciones con la oposición demócrata. El T-MEC reemplazará al TLCAN vigente desde 1994, que tanto Trump como muchos sindicatos en Estados Unidos veían nefasto para el empleo estadunidense. Según analistas, el T-MEC conserva muchos elementos del TLCAN, un gigantesco acuerdo que unió a los tres países en una compleja red de reglas y servicios comerciales, aumentando en general el crecimiento y elevando el nivel de vida en América del Norte.

Pero el T-MEC introduce cambios. Modifica las reglas de contenido en la fabricación de automóviles para impulsar la generación de empleo en Estados Unidos y requiere salarios más altos para trabajadores automotrices mexicanos.

También cambia pautas del comercio electrónico, la protección de la propiedad intelectual y la solución de controversias para los inversores, además de imponer disposiciones laborales más estrictas, que requirieron reformas en la normativa mexicana.

México ratificó el nuevo acuerdo el 10 de diciembre y se espera que Canadá haga lo mismo en las próximas semanas. Para Trump, la "victoria colosal" de T-MEC encaja perfectamente en su mensaje de campaña "Estados Unidos primero". (…)

"Dos décadas de políticos se postularon para el cargo prometiendo reemplazar el TLCAN (...), pero cuando los eligieron ni siquiera lo intentaron", dijo a miembros del gobierno, legisladores, representantes sindicales y trabajadores reunidos en el pórtico sur de la Casa Blanca. "No soy como esos otros políticos, supongo que de muchas maneras", dijo. "Cumplo mis promesas". "El T-MEC cerró estas terribles lagunas". El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, quien lideró las negociaciones de Washington para el T-MEC, lo calificó como un "gran acuerdo histórico". El TLCAN, dijo, había sido "muy controvertido desde el principio" y muchos legisladores posteriormente "lamentaron" haberlo apoyado.

ASÍ FUE COMO MURIÓ EL TRATADO DE SALINAS CON EUA

Dirán lo que quieran de Trump, pero la actual administración de Biden no tiene derecho de incluir a México en el pleito político INTERNO entre "Demócratas y Republicanos". La firma INTERNACIONAL fue 3 años anterior al final de gobierno republicano de Trump. En suma, es un tratado totalmente legal desde el punto de vista que se quiera ver. Un tratado firmado por un presidente mexicano en su plenitud, así como un presidente estadunidense en igual circunstancia.

Así pues, hoy por hoy para fastidiar a México y a su propio presidente en funciones a diferencia de Trump tanto gringos como panuchos y otros entreguistas mexicanos quieren hacer creer que los presidentes firmantes en 2020 "se equivocaron", pero los que se equivocan hoy son los que no respetan los tratados firmados en su momento en la más absoluta legalidad.

No interviene México hoy en su actual pleito entre el expresidente Trump y el actual gobierno "demócrata" en EUA. NO ES ASUNTO MEXICANO. Y los que en EUA apoyan esta triquiñuela están simple y sencillamente desconociendo y violando sus propias leyes. Así hoy por hoy se encuentren en pleno pleito con el expresidente Trump.

En cuanto al primer ministro canadiense Trudeau debería entender que no puede meter su cuchara ni a favor ni de uno de otro de sus socios en el T-MEC. Pero como el gobierno de México está defendiendo también EL LITIO en el cual tienen metidas las manos los canadienses, ya que apenas hoy se ha declarado igual que el petróleo "patrimonio de la nación", por una parte. Y por la otra está en el Poder un presidente LE-GÍ-TI-MO.

[email protected]

Escrito en: Satiricosas editorial Manú Dornbierer editoriales presidente, México, Estados, T-MEC

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de EDITORIAL

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas