Nosotros

Columnas

Las palabras tienen la palabra

Muy bueno para ser malo

JUAN RECAREDO.-

Existe una serie de reglas y frases que permiten a cualquiera hacer una carrera política aún cuando su vocación esté inclinada hacia otros menesteres. En otras palabras, son las instrucciones para ser un buen mal político.

Lo primero que debe hacer es quitarse el miedo a los entrevistadores de los medios que van a salir con un montón de preguntas indiscretas. Ahora que, si usted quiere ser un político de estos y le tiene miedo al señor de la cámara y el micrófono, no importa, sólo preocúpese de que no se le note…el miedo.

Aprenda a contestar algo muy diferente a lo que se le está preguntando, sobre todo si la pregunta trae jiribilla, que es como se dice cuando trae una intención medio oculta de ponerlo a usted en evidencia. Le preguntan algo y usted, con mucha propiedad contesta algo muy diferente, procurando empezar siempre la respuesta con un: "Mire usted, esa es una buena pregunta… " y responde algo completamente distinto. ¡No falla!

Así es como se van acostumbrando y luego son capaces de contestar siempre con un: "¡Qué bueno que me pregunta eso porque, precisamente…!" y ahí se arrancará hablando de que precisamente estamos iniciando un programa para resolver ese problema que nos tiene profundamente preocupados. O si quiere congraciarse con el jefe, podría usted decir: "que al Sr. Gobernador le tiene profundamente preocupado ese tema y es una de sus más inmediatas prioridades…" Por lo pronto, ya se quitó ese peso de encima.

Otra forma de quedar bien con el gran jefecito es, frente a un hecho delictivo o una tragedia, hay que respetar jerarquías diciendo: "Por instrucciones expresas del Sr. Gobernador, hemos puesto en marcha el Plan Súper Bien Hecho y llevaremos la investigación hasta sus últimas consecuencias" o sea que admite usted, que para desempeñar su puesto, necesita que el Gober le diga y le explique cómo hacer las cosas… Y yo me pregunto, entonces: ¿para qué lo puso ahí?

Otro argumento que pega mucho es decirle al entrevistador, si éste le quiere acorralar para que le dé solución a un problema determinado de unas personas: "le voy a dar mi número de celular personal y a todas las personas que tengan ese problema que me llamen y yo con todo gusto les atenderé personalmente para encontrar una solución de inmediato".

Claro que luego usted llama a ese número y nunca le contestan o si acaso, por el WhatsApp le contesta un achichincle que no sabe nada del asunto.

Bueno, aclaro: aquí me he referido a estos políticos malos, pero también hay buenos, que al menos si tienen la intención de hacer bien su trabajo. ¿Verdad que sí?

Soy Don Juan Recaredo… compártame sus dudas y comentarios.

[email protected] Twitter: @donjuanrecaredo

ME PREGUNTA Pepe Toño Gutiérrez: ¿Cómo se dice, barajiar o barajear?

LE RESPONDO: En realidad se dice "barajar", pero se acepta que en México, Cuba y otros lugares se diga también "barajear".

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA: Si podéis curar, curad. Si no podéis curar, calmad. Si no podéis calmar, consolad.

Escrito en: Las palabras tienen la palabra usted, hacer, problema, quiere

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Nosotros

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas