Columnas Social

Columna

Las palabras tienen la palabra

Para todo, contamos con los dedos

JUAN RECAREDO

Sabemos muy bien qué los dedos son apéndices articulados de la mano y también del pie, tanto en el ser humano como en muchos otros animales. Eso no es problema. Sin embargo, la palabra "dedo" cobra gran importancia si consideramos que es utilizada muy frecuentemente en sentido directo o figurado en nuestro hablar cotidiano.

Cuando no se tienen grandes habilidades matemáticas lo primero que hacemos es contar con los dedos -generalmente de la mano- y aunque son solo diez, podemos utilizarlos repetidamente para números mayores.

Usamos los dedos también como unidad de medida. Una persona que tiene pocas entendederas, se dice que nada más tiene "dos dedos de frente" porque está la creencia popular que el ancho de la frente es representativo de la inteligencia de una persona. Así que un individuo con sólo dos dedos de frente, tiene muy poca frente y entonces, por eso, está medio menso.

Los niños en las escuelas levantan el dedo índice para hacerse notar con la maestra, ya sea porque quieren lucirse contestando una pregunta que ella hizo o quieren pedir permiso para ir al baño.

Si usted levanta el dedo cordial -el de en medio- cuando va manejando, y se lo muestra a alguien, le estará diciendo una grosería, porque el otro conductor se le atravesó o por alguna otra razón que le hizo enojar.

"No quiero que la gente me señale con el dedo", dice una persona que se resiste a cometer un acto ilícito y deshonroso que después, al señalarle con el dedo, lo entenderá como que lo están juzgando por ese acto delictivo que tal vez no cometió.

Cuando la señora llega del súper cargada de bolsas y el marido está muy "ocupado" bebiendo cerveza y viendo el futbol, ella se quejará: "Mira cómo vengo y tú ni siquiera mueves un dedo para ayudarme".

Cruzar los dedos es "hacer changuitos" cuando deseamos tener buena suerte en algo y "tronar los dedos" es símbolo de prepotencia, cuando el jefe le pide algo al subordinado y "le truena los dedos" para que se mueva rápidamente a obedecer lo que se le está ordenando.

En la sucesión gubernamental, llegó a ser muy común el "dedazo", cuando el gobernante en funciones señalaba al que iba a ser su sucesor.

Y mejor ya no le busco más aplicaciones a la palabra dedo porque se ha terminado el espacio de hoy y de seguro que encontraré muchas más.

Soy Don Juan Recaredo… compártame sus dudas y comentarios.

[email protected] Twitter: @donjuanrecaredo

ME PREGUNTA Ana Álvarez: ¿Por qué mucha gente usa frases como "lo que es" y "lo que viene siendo"? Tal vez sean correctas gramaticalmente, pero son redundancias que no tienen sentido.

LE RESPONDO: No son redundancias. Son muletillas que mucha gente usa cuando su léxico es escaso o tiene poca facilidad para expresarse.

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA: Escribir es simplemente pensar con los dedos.

Escrito en: Las palabras tienen la palabra columna sociales dedos, dedo, tiene, tienen

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Columnas Social

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas