Columnas Deportes

Columna

La Columna de Rusell

RAFAEL ROSELL

Santos Laguna nos informa que se encuentra ya en Modo Revancha, es decir, la idea es borrar lo más rápido posible la horrible impresión que se dejó el Clausura pasado. Y obvio, hoy mismo contra uno de los eternos favoritos, los Rayados del Monterrey deberá de empezar a tomar color esta campaña. Nada fácil, recordemos la jornada uno del torneo pasado. Santos navegaba en aguas más o menos tranquilas venciendo uno a cero a los otros regios, inmejorable debut para Pedro Caixinha en su regreso, pero…minuto 94, a dos minutos de terminar el alargue, pelota que viene de la derecha, Carlos Salcedo aparece detrás del manchón penal con espacio y libertad, aún así, saca un machucón que en su afán por bloquear el tiro, Ronaldo Prieto desvía el balón en su barrida, Acevedo queda descolocado por el desvío y se empata el partido, nadie adivinaba que la pesadilla apenas iniciaba.

La Casa del Dolor Ajeno tiene que regresar e instalarse para siempre, basta de ser políticamente correctos, así como se invita a la revancha, se debe de incitar con resultados a provocar que la casa de los Guerreros pese. Aún con esta impresión de que el Corona actual no tiene esa dotación de presión extra, que siempre ayuda y por momentos hace jugar con doce a los laguneros, en los últimos cinco años, es decir diez torneos cortos, los números en casa de los Guerreros son impresionantes.

110 partidos oficiales, 65 ganados, 32 empatados y solo 13 derrotas. Se suman puntos en el 88% de los partidos, se anota mínimo un gol en el 85%.

Con el gol anotado al minuto 56 por Eduardo "Mudo" Aguirre al León en la jornada 16 del Apertura 2022 Santos Laguna llegó exactamente a 200 goles en los últimos cinco años en su estadio y el empate anotado por Ángel Mena de la fiera en ese partido, significó el gol 92 en contra en ese periodo.  La diferencia es de más 108 para los Comarcanos. Jonathan Orozco y Carlos Acevedo se combinaron para mantener en cero su arco (Clean Sheets que le dicen los ingleses) en esos cinco años en 45 ocasiones.

Eduardo Fentanes, Omar Tapia y Rafael Figueroa, el cuerpo técnico lagunero, inicia esta Operación Revancha o Modo Revancha desde la jornada uno y con tiempo suficiente para hacer una pretemporada decorosa, al momento no ha perdido ningún jugador clave, es decir, todos sabemos quiénes son los inamovibles, por más que los entrenadores nuestros y ajenos nos quieran convencer de que: "nadie es indispensable y todos tienen que trabajar para ganarse su lugar" .Todos sabemos de cómo anden los siguientes inamovibles depende el éxito de la operación revancha: Carlos Acevedo, Omar Campos, Dória, Félix, Gorriarán, Lozano y Harold. Los cuatro restantes se pueden rotar para encontrar su mejor rendimiento. 

En la lateral derecha, lo de siempre, un auténtico dolor de cabeza, Carlos Emilio Orrantia no es un cien por ciento confiable, difícilmente te da un partido parejo positivamente hablando. Conscientes de esto se trajo al uruguayo Franco Pizzichillo, qué si no se le menciona de vez en cuando, sobre todo de cuando demonios lo vamos a poder ver en la cancha, nos acordamos que forma parte del plantel. En medio campo Alán Cervantes es la pareja de Gorriarán, pero también aparece Ronaldo Prieto y la posibilidad de ver el debut este torneo de Salvador Mariscal Murra el chavito lagunero, hijo del primero que celebró el título del 96, Salvador Mariscal Mendoza. 

Volantes exteriores, se cuenta por el costado izquierdo con Brian Lozano titular indiscutible. El que le rivaliza el Balón de Oro al más salado a J.J. Macías, Ayrton Preciado. Jordan Carrillo que seguramente verá minutos de relevo. Por el costado derecho Leo Suárez que tendrá que luchar con su irregularidad para evitar que Diego Medina le arrebate el puesto. La posición que dejó Diego Valdez ahora será ocupada por Juan Francisco Brunetta, fino volante argentino venido de Italia y al cual Santos Laguna estuvo buscando traer desde hace dos años, Brunetta puede ser un indiscutible en la creatividad lagunera, el que estará acechando una oportunidad es el ex diez de la jaiba, José Andrés Ávila.

Adelante el inamovible es Harold Preciado, ¿quién lo acompañará? Javier Correa regresa y juega más clavado como nueve, Eduardo Aguirre un luchador de la cancha y un dolor de muelas para cualquier defensa y Eduardo Pérez, otro con experiencia en Tampico. Creemos firmemente que con este plantel basta para regresar a la postemporada, ya los dioses del futbol decidirán en qué lugar.

Escrito en: La columna de Rusell columna deportes Santos, Carlos, Eduardo, jornada

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Columnas Deportes

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas