Columnas Deportes

Columna

La Columna de Rosell

YANQUIS Y OHTANI

RAFAEL ROSELL

A 25 días del Juego de las Estrellas de las Grandes Ligas que por cuarta vez en la historia los Dodgers serán los anfitriones, tercera en Los Ángeles y segunda en Dodger Stadium. Después de setenta juegos la gran manzana sigue dominando, los Mets por la Nacional y los Yankees por la Americana continúan como líderes de cada liga. Los bombarderos del Bronx están en un gran momento, sin tomar en cuenta el juego del sábado contra los Astros, los Yanquis tienen un asombroso récord de 52-19, en su casa ¡30-8! El viernes pasado perdieron una racha de 15 triunfos seguidos de local al caer ante Justin Verlander y los Astros tres a una. Esa derrota del viernes fue apenas la cuarta en sus últimos 23 partidos en general.

Los neoyorquinos ya le sacan once y medio al segundo lugar los Azulejos de Toronto que juegan pelota de .571 o sea diez arriba de .500, pero con ese tren ligero que llevan por delante tienen que mejorar todavía de manera ostensible para aspirar a disputarle el título de la Este a los dirigidos por Aaron Boone. Los Yanquis son el mejor récord de la Mayores, su pitcheo es líder en OPS, es decir, sus lanzadores son líderes en evitar que se les embasen de la forma que sea, tienen la segunda mejor efectividad. Individualmente el mostachón Néstor Cortés es el líder del equipo y octavo de las Mayores en limpias con 2.31, Gerrit Cole en ponches es quinto en MLB, su mejor lanzador en cuanto ganados y perdidos es Jameson Taillon con marca de 8-1, Taillon está en segundo lugar en la Mayores detrás de Tony Gonsolin de los Dodgers, Alek Manoah de Azulejos y Justin Verlander los tres con nueve victorias.

En el bateo colectivo a pesar de que los Yanquis son apenas lugar 15 con .244, son líderes en jonrones con 118, segundos en producidas con 341 solo una debajo de los Mets. Son número uno en carreras anotadas con 361, también encabezan el departamento de OPS, son los que más se embasan por la vía que sea. Y en lo individual el que se roba el espectáculo es Aaron Judge, tiene 27 cuadrangulares, según el ritmo que lleva el Juez, conectaría 63 jonrones e impulsaría 122 carreras. Sus mejores números en su carrera fueron en 2017 con 52 vuelacercas y 117 empujadas.   

El mocetón nacido hace 30 años en Linden California será agente libre el año que entra, acaba de evitar el arbitraje al aceptar 19 millones de dolarucos para esta temporada, incluso se filtró que Judge quería 21 melones pero qué serán un par milloncitos para cuando termine la Serie Mundial seguramente el Juez de la devastación pedirá un contrato arriba de los 300 millones ya que ya rechazó uno de 230 millones por ocho años. 

Los Yanquis no deben dejar ir a Judge, el slugger de dos metros y 127 kilos de peso, debutó con los Yanquis en 2016 a los 24 años, ya tiene 185 jonrones y 419 producidas. Nadie se imagina a ningún otro jugando el jardín derecho en el Yankee Stadium. Tendrán que pagarle lo que quiere este nuevo símbolo de los bombarderos y de inmediato hacer maravillas con sus siempre sanas finanzas e ir al concluir 2023 por la joya de joyas, el pelotero que está pintadito para vestir el uniforme a rayas finitas de los Yanquis, sí, claro que hablamos del fenómeno llamado Shohei Ohtani, los Yankees lo "perdieron" cuando llegó a las Grandes Ligas y los Angelinos se lo llevaron, ahora tendrán una segunda oportunidad y deberán de vender la estatua de la Libertad para pagar un contrato bestialmente millonario para asegurar los servicios del nipón.

Imagínense a Ohtani escribiendo grandes hazañas en la ciudad de Nueva York y en un estadio llamado Yankee Stadium, la gran manzana donde el único comparable con él, el mejor de todos, el gran Bambino se convirtió en leyenda. Por cierto, el equipo actual de Shohei, los Angelinos dan pena, juegan para .466 y se encuentran a 11.5 de los líderes de la Oeste los Astros de Houston. Llegaron a tener esta temporada la peor racha de su historia con 14 derrotas seguidas y fue precisamente el fenómeno japonés quien los sacó de su miseria, lanzando y bateando para vencer a Medias Rojas 5-2, Ohtani conectó jonrón de dos carreras y lanzó siete entradas sólidas. Shohei Ohtani el más grande show sobre la tierra del beisbol debe de estar donde merece, en la franela de los Yanquis de Nueva York.   

Escrito en: La columna de Rosell deportes columna Yanquis, líderes, gran, millones

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Columnas Deportes

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas