Columnas Deportes

Columna

La Columna de Rosell

RAFAEL ROSELL

Escribo desde mi inocultable anti madridismo. Lo que ha pasado en las series ante PSG, Chelsea y Manchester City es simplemente ridículo. Es un mal film de héroes donde siempre al final gana el muchacho de la película. Cualquier productor decente de Hollywood rechazaría semejantes guiones, es como una película de Tin Tán cuando la hace de boxeador, le tienen secuestrada a su chamacona y la angustia no le permite concentrarse en la pelea donde le están dando tremenda paliza y justo cuando esta por desvanecerse, víctima de la lluvia de golpes en el último round avista como puede entre la sangre y la hinchazón a su novia que ya libre y en ring side lo alienta a regresar los golpes. Tin Tán saca fuerza de flaqueza y termina noqueando a su rival contra todos los pronósticos. Previsible claro, así son las películas con final feliz.

Lo de los merengues ya pasó de lo increíble a lo ridículo decíamos, ¿Cómo es posible que un equipo que es superado ampliamente en tres partidos seguidos supere el obstáculo? No una ni dos, ¡tres veces!, una sola de esas remontadas sería digna de recordarse en los anales de la Liga de Campeones, una sola, ¿pero tres seguidas? Veamos, PSG gana uno a cero en París, Mbappé marca al 39 el dos cero global, los franceses fallan múltiples oportunidades para liquidar y aparece Big Ben con glorioso hat trick al 61, 76 y 78. Aturdiendo al millonario hasta derribarlo y dejarlo de bruces. Épica remontada.

Juego de vuelta en el Bernabéu de cuartos, el Chelsea llega con una desventaja de tres a uno, pero se inspira y anota tres goles para irse adelante en global el 4-3, por momentos es un baile el que recibe el equipo blanco que esta vez no parece encontrar la magia, se acabó, el campeón aplaca al merengue, ¿sí? Como no, Rodrygo y luego, quien más, Benzema le dan una vez más la vuelta y terminan ganando 5-4 en el global, lo volvieron hacer estos desgraciados, pero irán contra el City y ahí se toparán con la cruel realidad.

Juego de ida de semis en el Etihad, juego alucinante que termina ganando 5-4 el Manchester City pero con sabor a derrota, el cuadro azul había generado para mínimo tres goles más y se va al manicomio del Bernabéu con apenas un gol de ventaja. En la vuelta Riyad Mahrez al 73 detona la portería de Courtois y los ingleses se van arriba por dos, ingresa al campo el exótico Jack Grealish y se dedica a hacer estropicio y medio con la defensa española, el falso inglés entra por el sector derecho de la zaga blanca y mete un tiro centro que se dirige al arco, el gol que mata, el gol que por fin liquida al necio Madrid, es salvado en la raya por Ferland Mendy, que despeja y le estrella el balón a Phil Foden que está a un metro de la raya de gol, el balón no rebota en el inglés y se mete, ah no, claro que no, le pega y sale hacía un costado.

Se llega el minuto noventa, el Madrid abajo por dos y el City cansándose de fallar, pero otra vez, ¿de donde fregaos aparece una vez más esa magia blanca que cantaban los hermanos Carreón? Como es posible que al minuto 89 aparece Big Ben y recentra un balón que parecía perdido para que remate Rodrygo y acerque al Madrid. El Bernabéu explota cuando se anuncian seis de reposición saben los fans que es demasiado tiempo para empatarlo y dicho y hecho Rodrygo otra vez. Minuto 91, Asensio hace un pésimo remate de cabeza y le sale directo a la cabeza de Rodrygo que estaba en paralelo con él y termina anotando y empatando el global, está bien que se dice que dos cabezazos en el área terminan en gol, pero no hay que exagerar fregao. 

En tiempo extra, donde ya de plano el City se entrega, baja la guardia y se deja llevar al matadero, penal provocado y cobrado por Big Ben y esta pin... película ya la vi, no puede ser, otra vez, Real Madrid superado futbolísticamente por sus tres rivales y superado ampliamente, pero muchachos, hasta que pite el árbitro no te relajes antes. Última oportunidad para no ver a esos odiosos celebrar en las Cibeles, Liverpool, claro favorito ¿y? ¿Te atreves a apostarle en contra del Madrid? Los Reds pueden ir ganando en París el sábado 28 hasta por dos cero al ochenta y nadie, absolutamente nadie los debe dar como ganadores. El único partido de los recientes que ha disputado el equipo del capo Ancelotti donde sí lo "mataron" fue en el clásico contra el Barça, cuatro a cero, pero que terminó solo arañando la chapa, no sirvió de nada, Madrid ganó la Liga y estará otra vez haciéndole al Rocky Balboa en el Stade de France. 

Escrito en: La Columna de Rosell deportes columna tres, City, Rodrygo, otra

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Columnas Deportes

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas