Cultura

Jöel Dicker

Jöel Dicker retoma la pluma en El caso Alaska Sanders, su nueva novela

Comentó que las mujeres son importantes tanto en la ficción como en la vida

(CORTESÍA)

(CORTESÍA)

SAÚL RODRÍGUEZ

Nacido en Ginebra, Suiza, en 1985, Jöel Dicker ha tenido una carrera literaria prolífica: Premio Goncourt des Lycéens, el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa y el Premio Lire, entre otros. En el marco de la publicación de su nueva novela en Hispanoamérica, titulada El caso Alaska Sanders (Alfaguara, 2022), el escritor ofreció este martes una rueda de prensa virtual para periodistas de la región. Allí compartió pormenores y anécdotas sobre su retorno a la pluma, en esta obra que completa la trilogía nutrida por La verdad sobre el caso Harry Quebert y El libro de los Baltimore.

Tras dar un breve repaso por sus anteriores obras, donde se acentúa la amistad entre los personajes Marcus Goldman y Harry Quebert, además de la de Marcus y Perry Gahalowood. Además, resaltó porque hay tantos años de distancia entre la publicación de los distintos volúmenes de la trilogía, a pesar del éxito obtenido en librerías de todo el mundo.

El caso Alaska Sanders es una novela de transición entre La verdad sobre el caso Harry Quebert y El libro de los Baltimore. Esta estrategia permite que los libros puedan leerse de forma independiente.

La historia del nuevo libro de Dicker proyecta a Alaska Sanders, una trabajadora de la gasolinera de Mount Pleasant (New Hampshire, Estados Unidos), quien sueña con ser actriz y convertirse en una estrella de Hollywood. Cuando el calendario marca el viernes 2 de abril de 1999, Alaska es vista con vida por última vez por su empleador, quien se dirige a una cena con su esposa.

El cadáver de Alaska es encontrado al día siguiente y en su bolsillo habita un mensaje: “Sé lo que has hecho”. Esta acción hace que el escritor Marcus Goldman y el sargento Perry Gahalowood vuelvan a reunirse. A medida que, junto a personajes como la agente de policía Lauren Donovan, se va descubriendo la verdadera identidad de Alaska Sanders, también resurgen fantasmas del pasado, entre ellos el de Harry Quebert.

“Elegí el nombre de Alaska porque buscaba un nombre diferente que retuviera y atrajera la atención. Me imaginé muchos nombres, pero de repente se me ocurrió el nombre de Alaska, porque Alaska tiene una parte atractiva, salvaje, además es muy bonito, misterioso. Pensaba que ese nombre iba bien, además Alaska es un territorio que siempre me ha fascinado desde mi infancia, forma parte de los territorios de Jack London, en fin. Se trata de una palabra que dice y con la que conecto mucho”.

Dentro de la ficción, el autor no relata su vida, pero sí algunos elementos que son de su agrado y que relatan cosas sobre él mismo; tal es la elección del nombre de Alaska para el personaje de esta mujer, el cual se puede estudiar como la condensación de una reflexión.

Sobre la manera en que construye a sus personajes femeninos (que suelen tener papeles fundamentales en sus tramas), Jöel Dicker comentó que las mujeres son importantes tanto en la ficción como en la vida.

“Son seres más fuertes que los hombres, seguramente porque hoy, incluso, la mujer sigue batallando mucho más que los hombres para labrarse un porvenir. En 2022, seguimos estando en un mundo donde hemos llegado a la Luna, a Marte, tenemos coches eléctricos y cosas tecnológicas alucinantes, pero las mujeres siguen cobrando menos que los hombres por el mismo trabajo. Cuando uno contrata a una mujer, en función de su edad, se le hace una serie de preguntas como si va a tener hijos o no, cosas que a un hombre no se le pregunta. Todo este tipo de cuestiones que conozco, incluso en Suiza donde hay mucha igualdad”.

Escrito en: Literatura Jöel Dicker El caso Alaska Sanders Alaska, nombre, caso, Harry

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Cultura

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

(CORTESÍA)