Columnas Deportes

Columnas

En los Medios

JORGE MARIO GALVÁN ZERMEÑO.-

El brindis en esta ocasión va por el Dr. José Manuel Martínez, gran aficionado heredero y continuador de una tradición taurina iniciada por su abuelo el Maestro Manolo Martínez, gracias por la agradable convivencia y te pregunto ¿cuántos pasos hay al centro del ruedo? Que la tradición continúe.  

La plática entre aficionados taurinos nos revive, la llamada al amigo con el saludo afectuoso y el comentario sobre tal o cual faena, sobre algún torero y su momento y la puesta al día y sobre todo para los de mi grupo de edad los recuerdos, encontrarte con quienes se comparte afición siempre será agradable, la plática nos lleva a puntos de acuerdo y de respetuoso desacuerdo, pero cuando sucede que además se agrega el valor sentimental del recuerdo con el factor común de la admiración la conversación alcanza otros niveles, así fue con José Manuel recordando a su abuelo el mandón de la fiesta en nuestro país, con anécdotas, conceptos, observaciones, amigos en común y vivencias hacen que los momentos de ocupación profesional pasen una vez resueltos al plano de la agradable convivencia.  

Y en su tierra Arturo Gilio continua en preparación para la cada vez más cercana fecha de su alternativa y con sus trámites migratorios para regresar a España y cumplir con una buena serie de compromisos antes de llegar a la alternativa en Perú, entre los compromisos se suman Arganda del Rey, Villaseca de la Sagra, Cella en donde tendrá un mano a mano con el conocido de la afición lagunera Jaime González Écija. ¡Suerte! 

La anécdota  

La convivencia entre artistas es muy frecuente, siendo el Maestro Manolo Martínez la máxima figura convivía con frecuencia con celebridades de diferentes artes en premiaciones y eventos, una de ellas fue la Diva del cine mexicano María Félix, el escritor Renato Leduc -quien además le profesaba gran admiración- también hubo desencuentros como con Mario Moreno "Cantinflas", pero también con quienes tenía una estrecha amistad como Chavela Vargas, tuvo detractores gratuitos, uno de ellos ingenioso, el crítico Carlos León que además de ser columnista fue guionista de algunas películas de Cantinflas. ¡Hasta la próxima! 

Escrito en: En los Medios mano, abuelo, plática,   La

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Columnas Deportes

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas