Cultura

Especial

El remozamiento del Perpetuo Socorro

Se pretende rescatar los frescos del pintor Manuel Guillermo de Lourdes

(FOTOS: VERÓNICA MARTÍNEZ)

(FOTOS: VERÓNICA MARTÍNEZ)

SAÚL RODRÍGUEZ

 

Algunos feligreses oran en silencio dentro de la iglesia del Perpetuo Socorro. Su fe se expresa sin palabras. Ha terminado la misa del mediodía y el padre superior aparece junto al altar. Hace una semana se realizó la eucaristía de acción de gracias por la restauración de este santuario, en una noche donde la Camerata de Coahuila musicalizó las oraciones con La Misa de la Coronación de Wolfgang Amadeus Mozart.

El interior de la iglesia emana fulgores de un espacio recién remodelado. En 2020 comenzó una restauración profunda, esencial, para retornar al punto más cercano de su origen. Según información del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el proyecto comenzó gracias a un apoyo federal otorgado por el Fondo de Apoyo a Comunidades para la Restauración de Monumentos y Bienes Artísticos (Foremoba), con el cual se invirtieron dos millones de pesos sumados con otros apoyos de procedencia estatal, municipal, de la iniciativa privada e incluso de feligreses. 

 

1554862

Esta alianza tiene un lazo con el origen de la iglesia. El templo de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro comenzó como una capilla fundada en 1923, en un local de la avenida Hidalgo y calle Falcón que anteriormente albergó a la cantina La Atlántida. La nueva capilla significó un lugar de oración que marcó un punto medio entre la iglesia de Guadalupe y la de Nuestra Señora del Carmen. 

El Siglo narró la inauguración 

Una nota de El Siglo de Torreón, publicada el 1 de abril de ese año, relata que la inauguración de la capilla se realizó un día antes, a las 18:00 horas del 31 de marzo. El presbítero Valentín García fue el encargado de realizar la bendición, ante la concurrencia numerosa. 

El historiador Carlos Castañón recurre a sus datos, para indicar que la fundación de la capilla fue iniciativa de un grupo de damas torreonenses, como Elvira Torres y Elvira Ramírez, además de padres redentoristas. En 1925, se formó un comité, se juntó dinero, se adquirió un terreno al otro costado de la cuadra y se comenzó a construir el templo que hoy en día sobresale en el centro de la ciudad gracias a sus dos torres. 

 

1554863

La construcción del templo se dio en la época de la Guerra Cristera, es por eso que en su fachada de estilo neogótico se muestra tanto el escudo del estado de Coahuila, como el antiguo escudo de la ciudad de Torreón, convergiendo con imágenes religiosas como la propia virgen del Socorro, detalles que la hacen única en el país. 

La restauración

Los trabajos de remozamiento comenzaron en las banquetas que enmarcan al templo. Luego se abordaron sus torres y su fachada, donde se removió la pintura roja y blanca, para añadir colores más suaves. También se retiró la capa de cemento sobre el granito para poder pulirlo y se instaló iluminación. 

"Por dentro se restauró todo. Se cambió la pintura, se rescataron las molduras que van en medio del techo, se rescataron y restauraron las imágenes del retablo principal, al que se le puso hoja de oro y también se cambió toda la instalación de luz y se puso luz nueva", señala el padre superior, quien además subraya los trabajos en los vitrales y el altar. 

 

1554864

El retablo del altar, hecho de madera de caoba, es único en La Laguna. Tras su remozamiento, luce imponente y se acentúa con los destellos de la hoja de oro sobre sus relieves. En el centro se ubica la imagen de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, la cual la señora Elvira Ramírez, en 1924, mandó a hacer a la Ciudad de México.

A los costados de la imagen se encuentran San José y San Clemente, esto en la parte superior. En la parte inferior, se encuentran el fundador San Alfonso María de Ligorio y San Gerardo María Mayela. Bajo la imagen de la virgen está Jesucristo. Otro punto importante es la colocación del piso de mármol, el cual sustituyó a un viejo piso de cerámica.

La iglesia posee una excelente acústica, generada gracias a sus tres bóvedas. La bóveda principal es más alta que la de los costados y eso distribuye de mejor manera el sonido. Esta característica pudo experimentarse el pasado 6 de mayo con la intervención sonora de la Camerata de Coahuila. 

"Yo creo que (la iglesia) es un referente no solo de Torreón, sino de La Laguna. Aquí también vienen muchas personas de Gómez Palacio y de Lerdo. Para ellos hay muchos recuerdos, aquí se han casado, han hecho su primera comunión, aquí vinieron a grupos, aquí vienen a ver a la virgen del Perpetuo Socorro, a San Gerardo, al Señor de los Afligidos, a la Divina Providencia. Es un lugar de encuentro en el que se vive la fe". 

Al recate de los frescos de la iglesia

El cura levanta la mirada hacia lo alto de la iglesia. Sus labios responden la cuestión sobre qué otras acciones faltan para culminar la restauración. Su primera respuesta refiere a rescatar los frescos del maestro Manuel Guillermo de Lourdes, que se encuentran cubiertos por pintura en el techo que corona al altar principal.

Según Carlos Castañón, Guillermo de Lourdes fue contratado en 1930 para que arribara a Torreón con la tarea de plasmar su talento pictórico en la iglesia. Los frescos representaban el primer milagro de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en Italia, donde unos marineros naufragan en el Tíber, en medio de una tremenda tempestad, luego llaman a la imagen de la virgen y con eso logran calmar las aguas. De Lourdes retrató en pintura todo ese relato. No obstante, Castañón comenta que la obra fue borrada en los años sesenta por decreto del Concilio Vaticano II, donde se emitió como política suprimir las imágenes y los iconos dentro de los templos. Guillermo de Lourdes (1898-1971) nació en Texcoco, Estado de México. Realizó sus estudios en la Academia de San Carlos con maestros como Saturnino Hernán y Francisco Goitia. En los años veinte se trasladó a España para estudiar en el taller de las Vistillas del pintor vasco Ignacio Zuloaga. Vivió cerca de una década en La Laguna y su estudio se encontraba en una vivienda al interior de la Jabonera La Esperanza de Gómez Palacio, según relata un texto del pintor lagunero Manuel Muñoz Olivares, quien junto a Raúl Esparza fue uno de sus alumnos en esta región.

Guillermo de Lourdes también fue el autor de algunos de los murales que habitan dentro del Instituto 18 de Marzo. Por eso resulta importante rescatar la obra que está oculta en el techo del Perpetuo Socorro. 

El padre comenta que otra acción a realizar sería añadir hoja de oro en todas las molduras que se encuentran en la iglesia, tanto en los ventanales como en los techos. 

El cura hace un llamado a las autoridades de los tres niveles de gobierno, así como a la ciudadanía, con el fin de culminar la remodelación del templo. Para efectuar cualquier donación se puede acudir a la iglesia o marcar al 871 712 0270. 

Escrito en: Iglesia del Perpetuo Socorro Perpetuo, iglesia, Señora, imagen

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Cultura

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

(FOTOS: VERÓNICA MARTÍNEZ)