Cultura

Teatro

Desierto Teatro cumple una década sobre los escenarios

'Hay que tener hígado para hacer teatro', menciona Hugo Dena

Desierto Teatro cumple una década sobre los escenarios

Desierto Teatro cumple una década sobre los escenarios

SAÚL RODRÍGUEZ

Hay que tener hígado para hacer teatro”, menciona Hugo Dena, director artístico de la compañía lagunera Desierto Teatro, la cual cumple diez años de actividad en este mes de julio. El inicio del proyecto se remonta al año 2012, dentro del salón de ensayos del Teatro Nazas. Dena había regresado a Torreón, tras vivir fuera de la ciudad durante un tiempo, y su objetivo era impartir un taller teatral.

La idea era impartir un taller de teatro, de actuación y tener una clase muestra para una presentación al público, para que quienes asistieron al taller vivieran la experiencia de presentarse y mostrar sus avances con el trabajo que habíamos hecho. Ese fue el resultado del primer curso de entrenamiento y al siguiente año retomamos con una segunda parte del taller, también tuvo muy buena aceptación”.

Además de Dena, la compañía se conforma por Daniel Moya (producción general), Tania Lafont (producción ejecutiva) y César Venegas (jefe de foro y asistente de dirección). Se indica que su filosofía es meramente laboral, pero a nivel artístico se montan obras que hablan sobre lo que sucede en la realidad. El trato cordial con las audiencias, las instituciones y entre los miembros mismos, también es fundamental.

“Más que nada por apoyar e incentivar esta actitud de que del teatro se puede vivir y el teatro puede hacerse en dónde sea y cómo sea […] Vivimos en una zona donde estamos sedientos, pero no solamente por el problema del agua (que también es un tema interesante de tratar artísticamente), sino porque estamos ávidos de conocimiento, de puestas en escena, de demostrar lo que hacemos, de seguir haciendo. Una relación entre el teatro y el desierto es que queremos demostrar que de esto se vive, tanto artística como económica y personalmente”.

Trayectoria

En una década de vida, son varios los premios, reconocimiento y convocatorias que esta compañía ha logrado. Entre las más importantes destaca la selección a la Muestra Nacional de Teatro de Coahuila desde 2015 hasta 2020, misma que ganó en 2017 con la obra Matatena, de Antonio Zúñiga.

Desierto Teatro también ha participado en otros encuentros importantes como la Muestra Regional de Teatro, Festival Internacional de las Artes Julio Torri, el Festival Internacional Cervantino, el Festival Internacional De Teatro EmbrujArte (Escazú, Costa Rica), entre otros. Incluso, en 2016, ganó el Programa Nacional De Teatro Escolar del INBAL en Coahuila, con la obra Memorias de dos hijos caracol, de Antonio Zúñiga y Conchi León.

Sobre los requisitos para mantener vigente a una compañía escénica durante tanto tiempo, Dena comentó:

“Primero que nada, la paciencia. Convives, trabajas o colaboras con un grupo de personas que piensa diferente y todos deben tomar una misma vía. Es como las terapias psicológicas; la terapia tiene muchas vías y debes encontrar una por la cual está el beneficio de tu salud mental. Así es el teatro, a veces decimos “hay que tener mucho hígado” y también hay que tener mucha paciencia, resistir, no callarnos las cosas, no llegar a la autocensura, atreverse, pero sobre todo, humildad”.

Actualmente, Desierto Teatro participa en el programa federal Alas y Raíces, donde realiza el montaje de la obra Arrullos para Benjamín, de Hassam Díaz. Precisamente, la compañía tendrá una función de esta obra el próximo sábado 16 de julio, en punto de las 20:00 horas, en la explanada de Puerto Noas.

De igual forma, la compañía espera a que la Secretaría de Cultura de Coahuila programe las fechas en el estado, para así estrenar la obra Silvano, el Rey de los Vatos, dentro del programa Proyectos de Producción Escénica.

Escrito en: Teatro Teatro, compañía, obra, tener

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Cultura

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

Desierto Teatro cumple una década sobre los escenarios