Cultura

Camerata de Coahuila

Con la Sinfonía No. 8 de Antonín Dvorák, Camerata envuelve al Teatro Isauro Martínez

El estilo de este autor sintetiza lo clásico y romántico

(FERNANDO COMPEÁN)

(FERNANDO COMPEÁN)

SAÚL RODRÍGUEZ

En una carta escrita a un amigo, el compositor Antonín Dvorák llegó a afirmar que un artista que no es piadoso, era incapaz de conseguir algo. El estilo de este autor sintetiza los estilos clásico y romántico.

Los cuatro movimientos compuestos para su Sinfonía No. 8, fueron interpretados la noche de este viernes por la Camerata de Coahuila, sobre el escenario del Teatro Isauro Martínez (TIM), en el décimo concierto de la temporada Primavera-Verano 2022.

Antes de abordar a Dvorák, la orquesta interpretó Miniaturas orquestales del inglés Edward Elgar, un compositor reconocido por estar influenciado con la música de la Europa continental.

Luego de un intermedio de alrededor de 10 minutos, la Camerata regresó para reafinar instrumentos y hacer que la música de Dvorák envolviera a la arquitectura del TIM.

La Sinfonía No. 8 de Dvorák fue compuesta en 1889, cuando el compositor adquirió una modesta villa en las afueras de Praga y aprovechó para plasmar su pensamiento musical sobre partituras, al tiempo que se entregaba a la colombofilia y el alivio de sus aflicciones.

La obra está inspirada en canciones y danzas folclóricas de la patria del compositor (nació en Nelahozeves, actual República Checa). Sus cuatro movimientos son: Allegro con brío, Adagio, Allegreto y Allegro.

Cabe destacar que el concierto fue dirigido por el maestro Ethan Eager.

Escrito en: Camerata de Coahuila Antonín Dvorák compositor, Sinfonía, Dvorák, Camerata

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de Cultura

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas

(FERNANDO COMPEÁN)