EDITORIAL

Satiricosas

Calica, la mentirosa

MANÚ DORNBIERER

El nombre Calica (Calizas Industriales del Carmen) corresponde a las siglas de la hoy famosa empresa que se está llevando el "suelo" de México para hacer carreteras en Estados Unidos.

Calica, fundada en 1989, pertenecía al Grupo mexicano ICA pero este la vendió en 2001 a la minera estadounidense Vulcan Materials Company. Los gringos compraron 2 mil 400 hectáreas al gobierno de México a través de una funcionaria llamada Julia Carabias del gobierno del presidente Ernesto Zedillo ( 1994-2000) .

Vulcan Materials Company es el mayor productor de materiales de construcción en USA. Y resultó muy poco respetuosa de nuestro país. Se lleva en enormes barcos nuestro "suelo" para construir carreteras en su país. Allá cuenta con más de 400 instalaciones de agregados, 70 instalaciones de asfalto y 240 instalaciones de concreto, todas estas ubicadas , pero compró fuera 2 grandes canteras en terminales marítimas: Una en Canadá, en Vancouver (Columbia Británica), y Calica en México en Playa del Carmen, Quintana Roo, en donde posee, hay que repetir , 2 mil 400 hectáreas que le "vendió" Zedillo. Habría que ver cuánto recibió a cambio. Y desde luego por los ferrocarriles ¿de México?

El pasado 22 de abril, Andrés Manuel López Obrador , confirmó un acuerdo con Vulcan Materials para donar el predio de tratarse del desarrollo de un parque y una zona de reserva natural. A cambio permitiría a la compañía exportar, de manera gradual, el material extraído en el predio que construiría una terminal marítima para el arribo de turistas. El presidente creyó en la buena fé de la empresa. Y ésta cada vez que sabía que habría visita o vigilancia detenía sus actividades dañinas y, pasado el momento, seguía adelante como si nada .

Pero en fecha reciente el presidente se dio cuenta de la treta y ahora está listo para una batalla legal tras sentirse "engañado". López Obrador aseguró que recurriría a arbitrajes internacionales e incluso las Naciones Unidas para demostrar el daño al medio ambiente de la minera.

¿Quintana Roo está regalando su tierra para que los gringos hagan sus carreteras?

Al sobrevolar sin aviso la zona, el presidente de México descubrió que la dicha minera continúa extrayendo materiales de ahí y exportándolo a Estados Unidos como tiene años haciéndolo. Estaban cargando un enorme barco literalmente con tierra mexicana.

La planta está ubicada en la carretera federal Chetumal-Cancún en el municipio de Solidaridad, Quintana Roo. Los trabajadores muelen y trituran la piedra caliza para producir los agregados de construcción para carreteras, puentes, hospitales, escuelas, iglesias y otras edificaciones.

¿Cuál es el problema? En la década de los 90, el gobierno del presidente priista, Ernesto Zedillo, otorgó contratos a la empresa para operar en esa zona sin un estudio ambiental serio. Como resultado Calica ha devastado más de 2 mil cuatrocientos hectáreas de selvas con ríos subterráneos, cenotes, manglares y ha dañado el hábitat de decenas de especies animales en peligro de extinción.

Los ambientalistas jamás mencionaron nada sobre una destrucción al territorio sin precedente. Hoy López Obrador dice: "He dado instrucciones a la secretaria (María Luisa Albores) para proceder de inmediato legalmente porque hay violación a las leyes y es una tremenda destrucción del Medio Ambiente. Además, es un atrevimiento burlarse de las autoridades de nuestro país".

Reveló que "le informaron" sobre estos trabajos 'a escondidas' de la minera y que sobrevoló la zona el día viernes para confirmar los informes. "Yo no lo creía cuando me lo dijeron", dijo. Finalmente, López Obrador reiteró que la minera Calica, junto con los empresarios hoteleros de Xcaret y pseudo ambientalistas "alcahuetes" están financiando campañas en contra de la construcción del Tren Maya. Sin embargo, aseguró que su gobierno no iba a permitir que se detuviera la obra por culpa de grupos de intereses económicos.

Pero la mejor frase de los últimos tiempos que explica toda la campaña contra el actual Gobierno es la de las esdrújulas: "Lo que no suena lógico , suena a metálico" . Adoptémosla, mexicanos. No nos equivocaremos.

[email protected]

Escrito en: Satiricosas editorial Manú Dornbierer editoriales presidente, minera, México, gobierno

Noticias relacionadas

EL SIGLO RECIENTES

+ Más leídas de EDITORIAL

TE PUEDE INTERESAR

LECTURAS ANTERIORES

Fotografías más vistas